Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Carta al director   -   Sección:   Opinión

Es la primera causa de muerte

Jesús Martínez (Gerona)
Redacción
sábado, 2 de junio de 2007, 08:37 h (CET)
Recientemente, Polonia ha recibido un "monitum" (una advertencia) del Parlamento Europeo y de las Naciones Unidas por su política social, especialmente relacionado con los mal llamados matrimonios entre homosexuales y con el aborto. Tal vez sea porque desde la aplicación de la nueva ley del aborto en Polonia, los casos de abortos legales han descendido de 110.000 a sólo 100.

Es sorprendente que estos datos en España no los conozcamos. Las grandes agencias los silencian; más: aquí se intenta acallar este hecho que ya es una realidad. Si imitáramos a Polonia, no existiría ya muerte alguna por esta acción cruel e indescriptible, además de morbosa o asquerosa. Sabemos que, en nuestro país, en 2004 se produjeron 85.000 asesinatos de niños, y que los datos de los dos años posteriores no se atreven a darlos. Esos datos son escalofriantes. El aborto es la primera causa de muerte.

Noticias relacionadas

Quisicosas de la política nacional

“El éxito es la capacidad de ir de fracaso en fracaso sin perder el entusiasmo” Winston Churchill

Preferiblemente otro día

Hacía un tiempo, Francisco de la Torre había declarado que no concurriría como cabeza de lista en las próximas locales

Los artistas mueren jóvenes

La corta vida del poeta

La verdad os hará libres

¿Qué verdad hace libres?

Envidia, odio y celos te debilitan y consumen

Pensamos y vivimos en gran parte de una manera inconsciente e irreflexiva
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris