Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
Etiquetas:   Entrevista   -   Sección:   Revista-musica

“Un refrán francés dice que en la vida se puede contar sólo consigo mismo”

Pierrick, cantautor francés
Redacción
jueves, 31 de mayo de 2007, 22:00 h (CET)
Irene Cumplido / MAGAZINE SIGLO XXI

Me llamo Pierrick, soy francés, tengo 28 años. Mi familia viene de la bretaña francesa pero he vivido casi siempre en Burdeos (la ciudad del vino) en el sur oeste de Francia. Estoy licenciado en ciencias ambientales y de manera más especifica en oceanología (estudio del mar). Con mis estudios me fui a vivir 5 meses a Dinamarca y un año a Inglaterra. Fue al volver de Inglaterra, harto del mal tiempo y del frío, cuando decidí irme de vacaciones con unos amigos en España.








De joven en mi casa se escuchaba casi exclusivamente música clásica y cantautores franceses. Un día, que debía de tener 13 ó 14 años, descubrí una caja que pertenecía a mi padre, llena de casetes de los Beatles, los Rolling Stones, Jimi Hendrix, Pink Floyd y Bob Dylan. Eso fue para mí una revelación. Existía otro tipo de ¡música!

De chaval mis grandes influencias fueron Jimi Hendrix, Led Zeppelin y Mano Negra, pero luego descubrí a Ben Harper y me puse a escuchar con más atención a Bob Dylan, y me di cuenta de que me gustaban más las cosas sencillas con muchas melodías que la técnica y la velocidad del rock de los setenta.

Cuando compongo una canción siempre empiezo con la música y las melodías. Las letras vienen siempre después. Es la música la que me dicta las letras y nunca lo contrario. Por eso también mis letras están en inglés, las sonoridades del inglés siempre me han parecido más sencillas y fáciles de cantar y rimar. Mis canciones me salen de dentro, del alma y del corazón y por eso todas hablan de mis dudas, inquietudes, sueños y esperanzas.

¿Cuando empezaste a sentir que la música era algo importante de tu vida?
- Empecé a tocar la guitarra a los trece/catorce años y desde entonces siempre llevaba una guitarra conmigo. Poco a poco se convirtió en algo imprescindible en mi vida. De joven me lo tomaba como una afición sin más. Fue cuando llegué a España y empecé a trabajar de verdad, en algo que era distinto del típico trabajo de verano o de camarero, cuando me di cuenta de que faltaba algo en mi vida, de que no estaba satisfecho aunque tenía un trabajo con responsabilidades y que me ganaba muy bien la vida. Soy consciente de que hay que trabajar para poder vivir pero no hay que dedicar la vida a trabajar. Así que cambié de estilo de vida, cogí un trabajo sin responsabilidades con un sueldo miserable pero con mucho tiempo libre para poder dedicarme a la música.

¿Por qué auto-producirse?
- Siempre he querido poder tocar y grabar mis propias canciones, pero nunca tuve la oportunidad. He tocado en muchos grupos distintos, grupos de pop, rock, folk, reggae, incluso de rumba catalana. Todos estos grupos me trajeron grandes ilusiones y grandes decepciones. Todo músico dirá lo mismo: tener un grupo es como tener a una novia. Fue cuando se disolvió el último grupo en el cual tocaba cuando decidí montar mi propio proyecto y auto-producirme. Un refrán francés dice que en la vida se puede contar sólo consigo mismo. Así que alquilé un estudio de grabación, contraté a músicos, a diseñadores, pagué el mastering y las copias. Invertí todo lo que tenía para poder realizar este sueño hasta el final y controlar todas las etapas de creación. Fueron meses de preparaciones, esfuerzos, sudor y lágrimas, pero estoy muy satisfecho y orgulloso del resultado. Para mí fue como asistir al nacimiento de un bebé. La primera vez que tuve el álbum acabado en las manos, me sentí como un niño de cinco años en frente de sus regalos de navidad. El objetivo de este proyecto no es vender el disco sino más bien mandarlo a sellos, discográficas y radio, para que puedan ver (y ¡¡oír!!) de lo que soy capaz si me dan los recursos necesarios. Se sabe que el mercado del disco está en crisis. Sólo en Francia durante los últimos cinco años, las ventas de discos bajaron en un 40%. Hay muchos artistas, músicos, gente con talento, pero muy pocos son elegidos. Por eso quería hacer las cosas lo mejor que podía para tener todas las cartas en mi mano. La otra razón por la que intenté hacerlo de manera tan minuciosa es que quería poder despertarme dentro de muchos años y poder decirme que por lo menos en mi vida habría llevado a cabo un proyecto hasta el final exactamente tal y como yo lo quería. A lo mejor nunca más en mi vida tendré la posibilidad de grabar mis canciones. Así que antes de que mis canciones se perdiesen para siempre en mi memoria, quería realizar mi sueño.

¿Como distribuyo/vendo el CD?
- De momento el álbum lo he vendido sólo a los amigos y a mi familia. Serán unos 70 CD vendidos de momento. Poco a poco está empezando a funcionar el boca a boca, y amigos de amigos, amigos de la familia, o gente que ha escuchado el álbum de una fuente u otra empiezan a pedirme copias del CD.
He ido a promocionar mi disco a muchas tiendas de música de Barcelona, pero hasta la fecha, todas las respuestas para tener un punto de distribución han sido negativas. Sólo unos cuantos bares que ayudan a los nuevos artistas y a la auto-producción (como el Astrolabi en la calle Martínez de la Rosa en Gracia), han accedido a cogerme unas copias. El número vendido será poco hasta ahora, pero repito que realmente el objetivo principal no es vender el álbum sino difundirlo.

Anécdotas agradables y desagradables
- Cuando llegué a España no tenía mucho dinero al principio y tuve que esperar meses para ahorrar lo suficiente para poder comprarme un sofá. El día que ya lo tenía todo y que caminaba para comprarme por fin el sofá, me crucé con una tienda de instrumentos de música. Entré, y salí con un bajo. Tuve que esperar meses más para poder comprarme por fin un sofá. He tocado en muchos sitios muy distintos, de los más humildes a los más prestigiosos. Toqué con el grupo de rumba en casi todas las casas ocupas de Barcelona (la Hamsa, Can Mas Deu, la Fabriketa,...), con el grupo de reggae toqué en el Razzmataz y la Paloma entre otros sitios.En esta pasión que tengo que es la música no tengo realmente anécdotas desagradables, más bien frustraciones. Frustración cuando se separa un grupo, del tiempo que se ha perdido en vano, de los esfuerzos hechos para nada. Frustración de lo que hay que aguantar para poder realizar tu música. Y la frustración de no poder dedicarme como quisiera a la música.

¿Cómo es de difícil vivir de la música?
- La respuesta es muy fácil: ¡no se vive de la música! Bueno por lo menos en mi caso. Todos los conciertos que he podido hacer hasta ahora nunca consiguieron pagar más que el alquiler de los locales de ensayos o el material, y ni siquiera eso... No sé si un día conseguiré poder vivir sólo de la música. Pero a eso tiendo. Este es mi sueño y mi meta. Este álbum es para mi el primer paso hacia este camino.

¿Qué te ha traído a Barcelona?
- Llegué a Barcelona hace 5 años con unos amigos. Al principio sólo para pasar unos cuantos meses de vacaciones. A todos nos encantó. Y todavía estamos aquí. Cuanto más pasa el tiempo, más difícil se hace dejarlo todo de nuevo y empezar en otro sitio.

Proyectos futuros
- De momento voy a seguir promocionando mi disco a discográficas, sellos y radios. Como las respuestas suelen tardar meses en llegar, mientras tanto voy a buscar músicos que acepten tocar mis canciones y preparar conciertos.
Si la cosa funciona sería algo maravilloso para mí, y sino me quedará la inmensa satisfacción de haber podido realizar uno de mis sueños.

Para contactos: pierrickmusik@googlemail.com
www.myspace.com\pierrickaccoustic
Noticias relacionadas
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris