Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Revista-musica

Etiquetas:   Crítica Disco   -   Sección:   Revista-musica

Paradise Lost - "In Requiem" (Century Media,2006)

J.M. Vilches Alonso
Redacción
jueves, 31 de mayo de 2007, 22:00 h (CET)






La última entrega de los ingleses más inconformistas seguro volverá a levantar ampollas entre algunos de sus seguidores más acérrimos. Porque Paradise Lost no han renegado de la evolución que comenzaron hace ya más de diez años, no han vuelto a la época del “Icon”, no suena al “Shades Of God” ni al “Draconian Times”. Pero si recuerda mucho por momentos.

Un álbum editado en formato simple y en otro más elegante y lujoso, con forma de caja, que incluye diversos extras. Así se presenta Paradise Lost para dar un nuevo giro a su música, ésta vez buscando lo mejor de toda su trayectoria. El single elegido, “The enemy”, es una buena muestra de lo que es éste trabajo, con guitarras mucho más duras que en ocasiones anteriores y la voz de Holmes rozando registros guturales, acompañado por una base rítmica muy a la antigua usanza: contundente, eficaz y sin demasiados excesos. Pero es el tema que abre el álbum, “Never for the damned”, uno de los que más recuerdan a sus primeros tiempos, quizá demasiado.

Y después de una primera parte cargada de nostalgia, encontramos cortes más alejados de esa vuelta a las raíces y muy pegados a las sonoridades electrónicas a las que la banda nos tenía acostumbrados desde hace años. De ésta tanda, lo más destacable la composición que cierra el disco, You’re own reality”, un corte muy emotivo con un gran estribillo.

Nick Holmes y compañía han buscado el equilibrio entre su cara más doom y la otra más electrónica, como ya intentaron en su anterior álbum “Paradise Lost”. Y aunque ciertamente lo consiguen, porque este disco suena a un refrito de los Paradise Lost de comienzos de los 90 y a los mismos diez años más tarde, también hay que decir que el resultado no ha sido una obra cumbre. La banda de Halifax mantiene el nivel, porque nunca lo han bajado, pero no deslumbra. A pesar de las buenas intenciones, éste “In Requiem” no supera tanto a clásicos como “Icon” o “Draconian Times” como a otros de su época electrónica como “Host”.

Noticias relacionadas
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris