Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Entrevistas

Etiquetas:   Autores   Escritores   -   Sección:   Entrevistas

“Creo que ‘La última confidencia del escritor Hugo Mendoza’ es una novela bien cerrada y sin cabos sueltos”

Entrevista a Joaquín Camps, escritor
Herme Cerezo
jueves, 12 de febrero de 2015, 08:14 h (CET)



arbolficha







Joaquín Camps es profesor de la Universidad de Valencia, ciudad en la que reside, aunque nació en Gandía. Su campo principal de investigación y docencia es el comportamiento humano en las organizaciones, y ha publicado numerosos trabajos científicos en esta área. ‘La última confidencia del escritor Hugo Mendoza’ es su primera novela.

El atractivo profesor de literatura Víctor Vega decide aceptar la insólita propuesta que le hace la viuda del escritor Hugo Mendoza: investigar si, a pesar de que su muerte fue rigurosamente certificada, su marido sigue vivo… y averiguar quién envía, cada 3 de diciembre, un nuevo manuscrito del escritor fallecido. Este es el resumen, muy reducido, de ‘La última confidencia del escritor Hugo Mendoza’, opera prima de Joaquín Camps, editada por Planeta. Camps no quiere revelar detalles de su novela porque “he trabajado mucho en ella para conseguir que todo encaje y se resuelva en las últimas cuarenta páginas. Y los lectores me dicen que lo que más les gusta es el sorprendente final”. Bajo estas premisas, solo resta presentar al escritor gandiense caminando por la periferia del libro. Y lo primero que surge es el motivo por el que Camps escribe. “Me puse a escribir para evadirme, para disfrutar, y la sorpresa es que ha sucedido algo de orden superior”. A sus alumnos y compañeros de la facultad tampoco parece importarles esta nueva faceta de su profesor y colega. Todo lo contrario, les gusta. “Por un lado, están sorprendidos y, por otro, muchos me han traído la novela para que se la firme. Me llueven felicitaciones por todas partes”. Joaquín Camps tiene varios trabajos publicados, pero pertenecen al ámbito de la investigación, del trabajo sistemático. “He publicado algunos textos científicos, pero no tienen nada que ver con la ficción. Hace días, una periodista me comentó que en la novela utilizo un lenguaje muy preciso y eso quizá se deba a que, por mis escritos anteriores, soy minucioso y detallista. En el mundo de la ciencia hay que ser muy riguroso y seguir un método científico. En la ficción impera la libertad”.

120215ientrevista1

La idea para ‘La última confidencia del escritor Hugo Mendoza’ surgió gracias a una frase, “A veces inventamos personas”, que tuvo tanto éxito que “las editoras la han incluido en la solapa. Precisamente ése es el leitmotiv que guiará al lector a lo largo de todo el texto”. Camps trabajó la novela varios años y durante un tiempo la guardó en un cajón de su mesa. “El libro contiene una reflexión sobre la mentira que nos contamos a nosotros mismos para ser felices. Gracias a ella, me di cuenta de que me engañaba. La había guardado no por temor a los lectores, sino a recibir un no por parte de las editoriales. Así que saqué la novela del cajón y traté de publicarla. Y lo conseguí”. Un volumen tan extenso, casi ochocientas páginas, parece requerir un guión para manejar su estructura. “Ha resultado compleja de escribir, pero la he cuidado para que el lector pudiera digerirla fácilmente. La idea, el cogollo de la historia, se me ocurrió en el aeropuerto de Bérgamo hace cuatro años. Pero no la desarrollé enseguida. Me limité a tomar notas y después me entretuve en armar la trama. Es una obra con mucho contenido y hay que distribuirlo mediante escenas lógicas y atractivas. Creo que el resultado es una novela bien cerrada y sin cabos sueltos”. Sin embargo y a pesar de todas las ideas preconcebidas, a veces algunos personajes se rebelan y piden una cuota mayor de protagonismo. “Mientras la escribía, observé que algunos personajes me pedían más marcha. A unos se la he dado y a otros no. He sido estricto en eso”.

120215ientrevista3

‘La última confidencia del escritor Hugo Mendoza’ está escrita en tercera persona, porque era la que más se ajustaba al contenido de la novela. Como en casi todas las primeras obras, hay mucho del escritor vertido en el texto. “Es imposible escribir una novela sin aparecer en ella. El proceso creativo es una recreación que el autor hace en su cabeza de sus experiencias, de los libros que ha leído y de las películas que ha visto. Víctor Vega, el protagonista, seguro que tiene muchos detalles míos”. El primer capítulo es muy potente. Su objetivo, no cabe duda, es captar pronto la fidelidad del lector. “Como lector, si un libro no me atrapa en las cien primeras páginas, lo abandono, no lo termino. Y eso es porque el escritor no ha hecho bien su trabajo. Yo me he esforzado por conseguirlo y creo que lo he logrado”. Camps señala que en cierta medida se podría calificar a su novela como coral “porque hay una gran variedad de personajes, de entornos, de conversaciones solemnes mezcladas con otras no tanto”. El protagonista principal es Víctor Vega, un profesor universitario que solo tiene doscientos euros en su cuenta bancaria y que, sin embargo, pilota un Porsche. “Víctor es una persona llena de incongruencias, con una vida muy agitada, que se deja llevar a veces por sus pasiones y eso le hace cometer errores de los que se arrepiente”. De entre los muchos personajes que pueblan estas páginas, resalta especialmente Santa Tecla, una monja experta en informática. “Santa Tecla es muy joven, tiene veinte años. Está en un convento de clausura y sospecha que la vida que ha elegido no le basta. Ella intenta medirse a sí misma buscando su felicidad y el desarrollo de la novela le mostrará que no ha escogido el camino correcto”. Para un gandiense como Joaquín el mar es algo esencial y por eso aparece en el libro. “Para mí es un protagonista más de la novela. Adoro el mar y una de mis mayores satisfacciones es pasear por la orilla, tanto en verano como en invierno. Es un lugar perfecto para inspirarse y pensar. Me costaría mucho vivir lejos de él”.

El futuro de ‘La última confidencia del escritor Hugo Mendoza’ se dibuja esperanzador, brillante, prometedor. “Hay una productora cinematográfica interesada en el libro, no sé lo que ocurrirá, pero lo que sí tengo claro es que es una novela muy visual. Algunas personas que han visto el booktrailer se preguntan si corresponde al anuncio de un libro o al de una película”. Y el de Joaquín Camps, como escritor, parece asegurado. “Mi segunda novela está ya muy avanzada, es un proyecto independiente de la anterior. Transcurre en París. Espero poder concluirla cuando acabe esta promoción. La comencé nada más terminar la primera y quizá por ese motivo no he sentido eso que llaman el miedo a la segunda novela”.
Comentarios
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
Noticias relacionadas

Rajoy asegura que se responderá “con total firmeza” al desafío independentista

“Nadie va a liquidar la democracia”

«Pretendo que la gente identifique una novela mía por el estilo»

Borja Cabada, ganador X Premio Logroño de Novela Joven 2016

"Sorprende la capacidad de los egipcios para hacer cosas que hoy nos parecen imposibles"

Entrevista a Antonio Cabanas

"Me emociono mucho cuando escribo. Amo lo que hago"

"La democracia no es un regalo del cielo. Hay que cuidarla, porque se puede romper"

 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris