Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   -   Sección:   Opinión

Carta a los europarlamentarios

Carlos Ortiz de Zárate
domingo, 8 de febrero de 2015, 11:07 h (CET)
Ya pasaron los Reyes Magos y Papá Noel, pero creo que aún estamos a tiempo de salvar una institución cada vez más desprestigiada entre la ciudadanía, sobre todo por la reciente puesta en práctica del Tratado de Lisboa en esta legislatura, que da poderes y responsabilidades a este euro parlamento. La crisis griega no puede ser tratada por el BCE y por los gobernantes de Estados ricos. Es un problema que afecta a los ciudadanos de Estados miembros ricos o pobres.

Miren ustedes, señores que nos representan; desde hace ya unos añitos, es patente el rechazo de los ciudadanos a la UE: en las encuestas y en la abstención. Tienen ustedes nuestra voz y la última quiere estar en las tomas de decisiones que afectan, más bien impactan, en nuestra cotidianidad; el dios dinero, el Banco Central Europeo, ha rechazado la deuda griega, como castigo por sus elecciones. Es un chantaje a los griegos y a cualquiera de los ciudadanos de los Estados miembros que osaran expresarse contra las políticas de la UE. Por cierto que una de las obsesiones que la misma proclama desde su fundación es la reducción de la deuda. Pues bien, como indico en mi artículo “El encanto de la deuda”, ésta no estaba en límites inquietantes entonces. Ahora sí lo está. Carecen de argumentos para defender unas políticas criticadas por economistas prestigiosos, o el mismo Obama.

Intervengan ya, señores europarlamentarios, no se trata de pedir la luna, solamente el que jueguen el papel que les corresponde: si quieren salvar la UE, hagan que el Parlamento Europeo alce su voz y ocupe el papel que le corresponde. El silencio no vale para nada y la democracia está en peligro.
Comentarios
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
Noticias relacionadas

La prueba de las banderas, ya innecesaria

J. LLano, Madrid

Nosotros estamos en lo cierto y ellos equivocados

G. Seisdedos, Valladolid

El nacionalcatolicismo, la póliza especializada

A. Alonso, Madrid

Democracia es mucho más que poner urnas

M. Palacios, Lleida

La tribu como autodefensa

V. Rodríguez, Zaragona
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris