Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Carta al director   -   Sección:   Opinión

There is not second

Remedios Falaguera
Remedios Falaguera
martes, 29 de mayo de 2007, 22:58 h (CET)
“La mediocridad es un paraíso; no es muy difícil vivir siendo el segundo mejor; se puede lograr con los brazos cruzados y los pies en el escritorio” Campaña publicitaria de Esso

En estos días la celebración de la America´s Cup está permitiendo que este deporte, hasta ahora desconocido para la mayoría de ciudadanos, muestre el atractivo de “la competición amistosa entre naciones más antigua del mundo. La historia de esta regata, en la que se mezcla la lucha muchas veces no tan amistosa y la pugna por el prestigiosos trofeo, es todo un desafió que va más allá de la mera competición. Es más, como en la ardiente época victoriana, se considera una cuestión de orgullo nacional.

Cuentan que en 1851, coincidiendo con la Exposición Universal celebrada en Londres, se organizó la “'Great Exhibition”. Con ella los británicos, por aquellos años considerados los dueños de los mares, pretendían alardear de su presuntuosa flota afirmando que nadie podía competir con sus navíos. La goleta “América”, proveniente de los entonces incipientes y nada potentes Estados Unidos acepto el reto lanzado por los ingleses de competir en una regata que se presentó como “una competición entre naciones que reúne tradición, honor, historia, dinero, tecnología, deporte, política...” y que dio pie a la mítica conversación de la reina Victoria con uno de sus lacayos cuando el duelo tocaba a su fin:

- ¿Quién va primero?- pregunto la reina Victoria “emperatriz de todos los mares”.
- El América, Majestad.
- ¿Y el segundo?
- Majestad, no hay segundo.
De ahí que el lema de esta regata, el orgullo y la dignidad de esta competición, sea nada más y nada menos que “THERE IS NOT SECOND”.

Como ya viene siendo habitual, el domingo por la noche, todos los partidos políticos habrán conseguido la victoria. Unos porque serán clave para la creación de pactos de gobierno, otros porque habrán obtenido más votos que en las pasadas elecciones, otros porque… ¡Qué más da ¡ Mucho me temo que al concluir el recuento, todos los candidatos nos intentaran convencer de que son los auténticos triunfadores, aunque hayan quedado los segundos, los terceros o los cuartos. Y esto, queridos lectores electores, debo confesar que me entristece y me preocupa.

Es más, me lleva a pensar que quizás, si nuestros representantes fueran más humildes, podrían llegar a comprender que “un hombre inteligente se recupera enseguida de un fracaso, pero un hombre mediocre jamás se recupera de un triunfo”.

¿Y que más queremos los ciudadanos que poder encontrar grandes hombres entre nuestra clase política? Aunque para ser sinceros, tal y como esta el mercadillo político, nos va a resultar difícil encontrar mujeres y hombres que surquen con valentía nuestros mares, sabedores de llevar sobre su nave el peso del liderazgo sin autocomplacerse por la tarea realizada.

Pues bien, a diferencia del revuelo informativo que se está produciendo en mi querida y añorada tierra con la celebración de la América’s Cup”, nuestros candidatos para las próximas elecciones no dejan de provocarnos pasotismo, rabia contenida y vergüenza. Mucha vergüenza.

Con vientos del noreste y fuerte marejada, la campaña electoral, ¿o será el Desafío Español?, está llegando al final. Y los ciudadanos vemos horrorizados a una clase política que lleva mucho lastre que no puede soltar, que están atados debiendo favores a unos y a otros, que son incapaces de sacar el máximo partido al viento y a la fuerza de las olas y que a pesar de que los nuevos avances “tecnológicos” les hace más ligeros y veloces, surcan nuestros mares a la merced del viento que hace tambalear y crujir sus naves, nuestra nave.

Noticias relacionadas

Borrell en retirada o táctica del PSOE

Pátina de sensatez capaz de equilibrar unos nombramientos en su momento tomados como extravagancias

Plagscan desmiente a la Moncloa y R.Mª.Mateo censura la TV1

Un gobierno enfocado únicamente a conseguir mantenerse en el poder

Inexorable Fin de la Farsa del “Sahara Occidental”

En 1975 un pueblo desarmado derrotó al último aliado de Hitler y Mussolini que seguía delirando tres décadas después de la disolución del Eje

Respeto a la Presidencia del Gobierno

'Avanzamos' como eslogan de bienvenida

Y vuelta a las andadas

Golpean el hierro en frío
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris