Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
Etiquetas:   Con permiso   -   Sección:   Opinión

Estrechar la mano (es de demócratas educados)

Pedro de Hoyos
Pedro de Hoyos
@pedrodehoyos
martes, 29 de mayo de 2007, 22:22 h (CET)
Militar en un partido es bueno, supone un compromiso con la sociedad y la lucha por su mejora. Supone entregar generosamente tiempo, esfuerzo y dinero para trabajar por el bien de los demás. Sin embargo a veces puede suponer una estupidez, sobre todo cuando ese hipotético militante se cree poseído por la razón y desprecia cuanto no se acerca a su postura política, a su manera de ver este mundo y la sociedad. En ese caso ser militante se equipara a ser sectario, a considerarse el único tipo listo del mundo mundial, ágrafo distribuidor de marchamos de calidad intelectual, cultural e ideológica.

Sólo este tipo de personajes se cree al ciento por ciento aquello que sus líderes dictan, aquello que sus líderes muestran, aquello que sus líderes pregonan. Sólo este tipo de personajes inmundos toman ejemplo de las conductas públicas de sus líderes sin cuestionarlas, sólo este tipo de personajillos cortos de mollera, duros de intelecto y negados para la sociabilidad creen que sus rivales son sus enemigos, que sus competidores son indignos y que sus adversarios son traidores a su causa.

Sólo este tipo de personajillos agilipollados, engreídos, memos, tarados, repugnantes, desabridos, repelentes, petulantes, fanfarrones, cretinos, mostrencos e insustanciales niegan la mano a alguien que tiene una ideología distinta a la propia.

Noticias relacionadas

Thanksgiving’s day

El Black Friday será una marabunta de compradores compulsivos de unas rebajas que no tengo yo muy claro que sean tales

El otro 20N

En la actualidad sigue el mismo partido y otros que mantienen el ideario antidemocrático y fascista

Estrasburgo y la exhumación de Franco. Torra y sus ínfulas

Socialistas y soberanistas catalanes quieren morder un hueso demasiado grande para sus quijadas

En cada niño nace un trozo de cielo

Un privilegio en el ocaso de nuestros andares y una gracia

Por fin

Ya era hora. Por fin han valorado el buen hacer de los malagueños
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris