Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Revista-musica

Etiquetas:   CONCIERTO DEL MES   -   Sección:   Revista-musica

CAT POWER

Joy Eslava - Madrid ( 9/5/2007)
Redacción
jueves, 31 de mayo de 2007, 22:00 h (CET)


Era una espina clavada lo que tenía Chan Marshall con el público madrileño, y se la quitó con creces. En sus dos anteriores conciertos en Madrid, el primero en la sala Sirocco y el catastrófico segundo en la sala Clamores dejó mucho que desear. En el que fue la presentación de su penúltimo trabajo You Are Free, desapareció después de media hora y salió llorando pidiendo perdón a los presentes. Algo muy lejano de lo que ocurrió en la Joy Eslava.

Tal vez porque con su nuevo álbum The Greatest ha dado un paso más maduro o por la banda que le acompaña, el caso es que Chan Marshall, la mujer que pone voz, cuerpo y alma a Cat Power estuvo entregada al público tanto que acabó con un gran baño de masas de más de 15 minutos. Hasta los cuerpos de seguridad tuvieron que cojerla y meterla en el camerino porque los organizadores querían que el público saliera de una vez de la sala. Comunión total artista público. Pero vayamos desde el principio.



Cat Power en acción / Foto: Gloria March Chulvi


En una sala abarrotada aparecen los miembros de Dirty Delta Blues, formada por miembros de Dirty Three, Delta 72 y Jon Spencer Blues Explosion. Tres experimentados músicos que arroparon y cuidaron a la voz, una tímida Chan Marshall que le costó salir de la esquina lateral del escenario. Oirse se la oía pero no se dejaba ver. Hizo una versión detrás de otra, desde Satisfaction de los Rolling, The Doors hasta Bob Dylan...pero con su peculiar voz rota que calienta fumando un cigarro. Así apareció.

Poco a poco iba calentando motores y le salía algún gesto divertido, bailaba, sonreía y hablaba con su público. De vez en cuando desaparecía entre bastidores ante el susto de la audiencia para volver a salir desde alguna esquina. Como hizo con Where is my love. “Si a alguien le ha dejado su novio/a le entiendo”, dijo a modo de introducción para esta canción llena de pliegues melancólicos. Le siguió Love and Comunication con toques más irónicos, pero pocas canciones más de su último trabajo.



Cat Power / Foto: Gloria March Chulvi


Todos iban caídos hipnotizados por esos dos ojos que marcaban allá por donde pasaban...viéndola en su salsa una entiende por qué Karl Lagerfeld la eligió como modelo de joyas a sus 35 años y su música desdeñada aparece en sus desfiles de alta costura.

Una dulzura melancólica marcada por su voz áspera llena de aire, un aire que atrapa. Por fin Cat Power ha podido demostrar en un escenario todo lo que puede dar.

Noticias relacionadas
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris