Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Un lugar llamado desarrollo   -   Sección:   Opinión

Todo el mundo necesita un mentor (¡y tú también!)

Para qué sirve un mentor
César Piqueras
@cesarpiqueras
lunes, 2 de febrero de 2015, 09:34 h (CET)
Empezamos la semana y yo lo hago con muchas ganas, después de mi ducha de agua fría para espabilarme un poco más, aquí me tienes escribiendo y tratando de conectar de nuevo contigo, ¡que profesión tan extraordinaria esta que tengo! Me he sorprendido gratamente al ver que en el pequeño favor que te habia pedido hay ya unas 140 personas que han contestado, ¡eso es generosidad! GRACIAS!!!! (en unos días expondré los resultados) Hoy me gustaría hablarte sobre las soluciones que puedes encontrar en el mentoring, aprovechando que tengo que escribir esta mañana el prólogo del libro “Everyone needs a mentor” (Todo el mundo necesita un mentor) que por cierto, saldrá a la luz con otro título según me ha comentado la editorial. Ya sabes, cosas del marketing…

El viernes estuve realizando el seminario LAS 8 CLAVES DE LA GESTIÓN DEL TIEMPO Y PRODUCTIVIDAD, y me gustó mucho conocer en persona a lectores/as de este blog, vinieron personas de Toledo y otros lugares, y de varias empresas, desde pymes hasta otras más grandes como Ford.

Esta semana realizaré conferencias en dos eventos gratuitos, por si quieres asistir. El primero de ellos es mañana Martes día 3 en el Club de Desarrollo Personal y Liderazgo de la Asociación de Antiguos Alumnos de la UPV, hablaré sobre productividad personal. El segundo es en el Encuentro Internacional sobre Mecenazgo en Palma de Mallorca, será el Miércoles día 4 por la mañana y hablaré sobre vender ideas y proyectos.

Bueno, voy al grano:
Todo el mundo necesita un mentor (¡y tú también!)

El tema de hoy me inspira y apasiona, desde siempre he creído que para aprender, crecer y evolucionar, hay que tener la humildad suficiente para dejarse enseñar, para permitir que otros se involucren en tu desarrollo y crecimiento. Malos aprendices son los que se creen que lo saben todo. Con el tiempo, vas tomando lo mejor de algunas pesonas, y tambíen vas dejando atrás a algunas personas que te han ayudado a ser mejor. La vida es una sucesión continua de aprendizajes, y muchos de ellos vienen de personas referentes para ti que te ayudan a ser mejor en algo.

Los métodos de desarrollo del talento han evolucionado exponencialmente en las dos últimas décadas. Cada cierto tiempo, vemos aparecer nuevas disciplinas y formas de lograr que las personas puedan sacar a la luz todo su potencial, expresar sus capacidades y lograr excelentes resultados.

“También en esto hay mucho marketing, hay quien quiere estar inventando la rueda constantemente para ganar dinero con su salida al mercado. Llega un momento en el que los directores de RRHH y desarrollo de las empresas, cuando oyen hablar de un nuevo método se tiran las manos a la cabeza de tantas barbaridades que han visto”

Algunos podrían decir que el mentoring es uno de esos métodos novedosos. Un método que, recién aparecido, se empieza a aplicar sobretodo en entornos empresariales, con el objetivo de que las personas puedan alcanzar su mejor versión dentro de la empresa a la que pertenecen. Sin embargo, el mentoring en realidad tiene poco de novedoso…

“El término lo vemos aparecer ya en la mitología Griega, unos VIII siglos a.C. En la Odisea de Homero, Ulises encarga a su amigo Mentor que prepare a su hijo Telémaco para que le suceda como rey de Ítaca. En ese tiempo Mentor tuvo que ejercer de modelo, consejero y sabio inspirador y estimulador para que Telémaco se convirtiera en un rey prudente y sabio. ¿Fue Mentor el primer Mentor? Sin duda otros podrían haber tenido ese rol con anterioridad, pero a buen seguro no se llamaban así”

Aunque no sea novedoso, sí que es novedosa su penetración en el mundo empresarial, y también en la sociedad, a través de distintos programas para fomentar el desarrollo de jóvenes, emprendedores, minorías étnicas, deportistas, y todo tipo de profesionales. Hace ya algún tiempo escribí una pequeña guía sobre cómo implantar un proceso de mentoring en las empresas, artículo que puedes leer aquí. Sin embargo si quieres algo más profundo te invito a que leas la traducción del libro que en unos meses estará en el mercado o que contactes con nosotros para hacer realidad la implantación del mentoring en tu empresa.

Esta penetración y aceptación por parte de las empresas, ha hecho posible que sea mucho más fácil entender a qué nos referimos cuando hablamos de mentoring, qué es mentoring y qué no, qué habilidades, actitud y conocimientos tiene (o idealmente debería tener) un mentor y cómo podemos abordar desde el mentoring el desarrollo del talento.

Los modelos de mentoring provenientes de EEUU hace algunas décadas, en los que un alto directivo tenía a un pupilo al que le enseñaba la forma de tener éxito en la organización para así, en el futuro “ocupar su puesto”, están casi obsoletos. Este tipo de mentoring cada vez tiene menos sentido en nuestras empresas y comunidades, y da paso a un tipo de mentoring mucho más centrado en el desarrollo, y menos en el apadrinamiento.

“El mentor en la actualidad, es alguien que ofrece a otra persona la capacidad de desarrollarse, le sirve como guía, le ofrece apoyo y orientación si es necesario, pero sobretodo actúa como caja de resonancia en la que la persona pueda escuchar sus propias preocupaciones, limitaciones y también encontrar sus propios recursos”

Generalmente, la solución a cualquier situación que abordemos la podemos encontrar dentro de nosotros mismos. El mentor no siempre es un consejero o un sabio que ofrece asesoramiento a la otra persona, en la mayoría de ocasiones, escucha, empatiza, profundiza mediante preguntas y ofrece un nuevo marco de entendimiento para las cuestiones que el mentee plantea.

De esta forma, los dos protagonistas de este proceso son el mentor y el mentee, y aunque el mentee actúa más como receptor del proceso de mentoring, es obvio que esta disciplina enriquece y desarrolla a ambos. En el mentoring en la actualidad no hay un maestro y un aprendiz o un sabio y un pupilo. Los supuestos que hacemos al hablar de “aprendiz”, “pupilo” o “tutorizado” ya desdibujan la realidad del proceso de mentoring y empequeñecen al mentee.

Nuestras organizaciones necesitan de nuevos retos y desafíos. La necesidad urgente de innovación, de consolidación de determinados puestos para poder crecer, la necesidad de internacionalización, de penetración en la economía digital y otras tantas variables clave son temas que hoy están sobre la mesa de cualquier consejo de administración. La sociedad en sí misma necesita evolucionar y crecer, a medida que cambian sus valores, necesita de individuos capaces de asumir las nuevas reglas del juego y de provocar cambios saludables en sus comunidades, empresas, asociaciones y ciudades.

El mentoring aparece como una solución a esta necesidad de evolución, no porque puede aportar viejos modelos para jugar en nuevos tableros de juego, sino porque puede ofrecer a los individuos mayor criterio para tomar buenas decisiones, ofrecer una perspectiva más amplia desde la que poder ver cualquier desafío con mayor sabiduría y sobretodo, provocar en los demás un sentimiento de autoeficacia (cuánto creen en ellos mismos) desde el que es más sencillo abordar cualquier cambio complejo como los que vivimos.

Espero que puedas profundizar el mentoring y que consigas rodearte de mentores que tengan mucho que enseñarte. Luís Bassat me dijo que cuando entró en Ogilvy recibió un regalo que contenía una frase en su interior:

“Rodéate de personas más pequeñas que tú y acabarás siendo un enano. Rodéate de personas más grandes que tú y acabarás siendo un gigante” David Ogilvy

Que tengas un gran día

www.cesarpiqueras.com
Comentarios
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
Noticias relacionadas

Durán i Lleida transversal

Se nos jodió Cataluña

Habla, pueblo, habla

UCD adquirió “Habla, pueblo, habla” para su campaña de 1977

Cataluña a la deriva (II)

La enajenación colectiva

Propia imagen

El derecho al honor y a la propia imagen es un derecho protegido por la Constitución

Salvar Cataluña ¿Voto útil para Ciudadanos?

Errores de apreciación del PP pueden acabar con un retorno a la situación previa a la aplicación del Artº 155
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris