Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
15º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Opinión
Etiquetas:   Carta al director  

Sufragio y democracia

Antonio Pérez Gallego (Madrid)
Redacción
martes, 29 de mayo de 2007, 00:11 h (CET)
Se insiste con frecuencia en la necesidad de participar en las elecciones como signo inequívoco de consolidación democrática en las “sociedades avanzadas”.

En una retrospectiva histórica, resulta incuestionable afirmar que el sufragio universal constituyó una de las mayores batallas libradas y que su éxito fue, sin lugar a dudas, también el triunfo frente al absolutismo y que, en sus logros, tienen la consecuencia su consolidación y el derecho universal a su ejercicio.

No obstante, tanto el sufragio como la supremacía del Ordenamiento Jurídico o la separación de los Poderes del Estado, deben verse refrendados por la práctica de los acontecimientos. Muchos son los factores que deben intervenir y sustentar la sociedad democrática, como diversas deben ser las formas de expresión popular.

Ante el cambio suscitado en el tiempo, nuestros gestores se han acomodado a las reglas del juego y, olvidándose del beneficio de los ciudadanos a quienes en teoría representan, desarrollado prácticas que indican una manifiesta voluntad intervencionista en beneficio propio o de intereses económicos o políticos - acaso no sean la misma “cosa” – haciendo gala de un enorme despliegue de medios para “manejar” nuestras propias ideas y percepciones sobre lo que acontece y afecta a nuestras relaciones con el resto de individuos o colectivos y, todo ello, en el ámbito del Estado de Derecho.

Como prueba de lo anterior, nos hayamos ante una manipulación excesiva de los medios de comunicación, obstaculizando el conocimiento de las variables de las que, cabría disponer, para formarse un juicio más ecuánime e imparcial de los acontecimientos. Y esta acción o presión, es tanto más agobiante cuanto mayor es la importancia de lo que está en litigio (demasiado sabemos de ello los afectados de Fórum y Afinsa).

Paralelamente, somos expuestos incesante y tenazmente a asuntos triviales y a una agresiva publicidad que nos hace incompetentes para pensar más allá del consumo compulsivo y de planteamientos de mayor calado. Frente a esta situación, sin duda alentada, tan sólo somos capaces de aunarnos alrededor de los eventos deportivos, cuando “lo patrio” – extensivo a región o territorio de cualquier orden - sobrecoge y estremece nuestras “almas sensibles”, sintiéndonos atacados en lo más hondo de “nuestro orgullo”.

Mientras tanto, apenas si ha habido cambios en el ejercicio de nuestra libertad democrática.

En este escenario, cabría cuestionarse, si con nuestra cita a las urnas no estamos contribuyendo, igualmente, al mantenimiento de un sistema viciado y que alude, incesantemente al sufragio como sus más valedor argumento, frente a la ausencia de alternativas que depositen en el pueblo el control sobre las cuestiones que le afectarán, que regirán el marco adecuado de su relación.

Mención especial merece el papel desarrollado por nuestros pensadores e intelectuales, antes inconformistas “de pro”, “engullidos por el sistema”, alguno de los cuales, tras criticar, sin dudar, la abstención en lar urnas, manifestando que aquellos que no ejercen el voto no tienen derecho a opinar (cuestión “harto manida” y nada excepcional, por su constante alusión), nos ofrece, estos días, junto con la compra de un conocido diario, “tacitas” con sus “dibujitos de siempre”.

Noticias relacionadas

El Gobierno se humilla ante el chantaje del separatismo catalán

“ Un apaciguador es alguien que espera que el cocodrilo se coma a alguien antes que a él” Wiston Churchill

Todos ellos dicen NO al Especismo

A algunos ciudadanos en China: Perros y Gatos también aman sus vidas

Andalucía, una ocasión para la izquierda

​​El ministro de Agricultura, Luis Planas, fue el orador invitado por la Agencia de Noticias Europa Press en su último Desayuno Informativo

Observaciones singulares

No basta con hablar de encuentros, es necesaria una mayor discriminación de los contendios tratados

Mantenerse en sus trece

Es triste contemplar la terquedad y cabezonería de los políticos y su incapacidad de dialogar ni de buscar puntos de encuentro
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris