Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Hablemos sin tapujos   -   Sección:   Opinión

La pesadilla que nos augura Podemos

“y así, es menester que la lengua no se arroje a ofrecer lo que no se sabe que puede cumplir” D.de Saavedra Fajardo.
Miguel Massanet
domingo, 1 de febrero de 2015, 10:25 h (CET)
En la marcha que ha tenido lugar hoy en Madrid, convocada por el partido del señor Pablo Iglesias, Podemos, que, según la Prensa, parece que se han reunido “varias decenas de miles de personas” se han producido las representaciones propias de las habituales concentraciones comunistas que se celebran en nuestro país; en las que, no sabemos por qué especial circunstancia algunos se apropian de la antigua bandera republicana cuando sus propuestas, sus métodos, sus ideologías, sus comportamientos y sus objetivos no tienen ni han tenido nada que ver con los planteamientos republicanos de cualquier país civilizado de nuestro entorno como, por ejemplo, los EE.UU de América, la república francesa, la italiana o la alemana.

Lo que pretenden estos niñatos, con los puños cerrados, de Podemos, que están intentando incitar a las masas hacia una rebelión contra la democracia que nos hemos dado los españoles a través de la Constitución de 1.978, no tiene nada que ver con el pensar republicano. Todavía no comprendemos esta extraña manipulación de las ideas y perversión del concepto de república, por parte de las izquierdas, que siempre se la intenta presentar como un patrimonio exclusivo del pensamiento progresista, cuando es evidente que, muchas de las repúblicas actualmente establecidas en muchas de las naciones que forman parte de la UE, tienen gobernantes de derechas e, incluso en Italia, gobernada por las izquierdas, su líder el señor Renzi, ha sido capaz de entender que no está el mundo para aplicar recetas comunistas o filocomunistas, cuando de lo que se trata es de superar una crisis que ya lleva varios años instalada en Europa y que es evidente que, con recetas como las del señor Psipras de Grecia, no se va a lograr otro resultado que el de retroceder en todo lo conseguido a costa del esfuerzo y sacrificio de los ciudadanos, que han sabido comprender que, para salir del hoyo en el que estamos metidos, sólo cabe el trabajo, las reformas laborales, la contención de los gastos superfluos y el esfuerzo conjunto de todos los ciudadanos españoles; algo que no se consigue exhibiendo símbolos republicanos o comunistas o con promesas imposibles de establecer salarios para todos los españoles, con el aumento de los impuestos o, como en el caso de Maduro, utilizar el poder para amordazar a la prensa cuando ataca al gobierno o sometiendo a los ciudadanos a un régimen autoritario, totalitario y carcelario que se haga con el poder absoluto, obligando a los ciudadanos a someterse al yugo de los dictadores de turno.

A estos señores de Podemos, ahora tan excitados, tan faltones, tan demagogos y faltos de realismo político y económico; tan imbuidos de las ideas obsoletas de Marx, Engels, Lenín y Troski o de los métodos expeditivos del señor J.Stalin, el padre de los frentes populares, que tanto daño causaron a la Europa de la posguerra ( la II Guerra Mundial), es posible que lo que les pierda, de aquí a las próximas legislativas, es, precisamente, su incontinencia verbal; sus aparatosas demostraciones del más puro y duro comunismo de los años 30 del siglo pasado; sus arengas convocando a la rebelión; sus propuestas económicas imposibles de llevar a la práctica o su obsesión por alcanzar el poder, sea como sea aunque, en su ambición por destacar y darse a conocer, consiguieran arrastrar a una nación, que está empezando a reponerse de los efectos del catastrófico gobierno de los socialistas del señor Rodríguez Zapatero, a un retroceso que la pueda conducir a la situación en la que nos encontrábamos a principios del año 2008, cuando se desató la crisis de las sub prime.

Será útil que comentemos algunas de las frases que estos señores de Podemos han pronunciado ante sus seguidores de la manifestación de hoy. Para ellos hoy ha empezado la “marcha del cambio”, dando por supuesto que tienen ganadas las elecciones de finales del 2015 al PP. Y uno se pregunta ¿qué cambio es el que quieren hacer en España? Por las alabanzas y apelaciones a la victoria de Siriza en Grecia, parece que sus propuestas son muy similares a las primeras que ha dado a conocer el señor Psipras, que van a consistir en la contratación de 2.100 funcionarios, que el anterior gobierno griego tuvo que despedir para conseguir reducir el gasto insoportable al que estaba obligado el Estado griego. El coste que se ha previsto para subir el salario mínimo (751 euros) y la contratación de funcionarios se ha calculado en unos13.000 millones de euros, un cantidad astronómica para las arcas exhaustas de un país endeudado en más de 270.000 millones de euros, que ya ha dicho que no quiere pagar si no se produce una quita importante y se prolongan los plazos y, todo ello, como ha dicho su ministro de Finanzas, sin querer negociar con los de la “troika” ni Bruselas, a los que no reconocen como interlocutores válidos.

Se quejan los de Podemos de que, desde fuera, se les tache de hacer experimentos que van a llevar al caos y ellos, sin embargo, lo consideran democracia. Una rara interpretación de lo que tenemos ahora en España, que no sabemos como lo califican ellos pero, para nosotros, tiene todas las característica de una democracia, tal y como debe entenderse esta forma de gobierno. Pero, señores, para ellos, para Pablo Iglesias “los antisistemas y los que rompen España, son los que aplican las políticas de austeridad y de recortes, pues ellos son los que dividen España en dos: los de arriba y los de abajo”. Veamos, si una familia está pasando por una mala situación por haber derrochado sus bienes, seguramente lo más sensato, lo correcto y lo adecuado será empezar por reducir gastos y suprimir todo lo superfluo, antes que dejar de pagar los recibos del gas la electricidad o la hipoteca.; porque las consecuencias pueden ser peores que no hacer caso y seguir despilfarrando; máxime, cuando se tienen acreedores que te esperan a la puerta de tu casa.

Claro que, “por la boca muere el pez” y los que no comulgamos, sin ser millonarios ni pertenecer a las clases privilegiadas, con los absurdos y desnortados“ remedios” propuestos por estos comunistas inexpertos; tenemos la esperanza de que, a través de los meses que quedan hasta los comicios generales, estos señores sigan en su intento de. demostrar lo que intentan hacer con España, para que, los que puedan haberles creído y confíen en su pericia para arreglar el país, tengan tiempo de descubrir lo que, de verdad, se esconde detrás de estos sujetos; que ya nos han engañado con respeto a sus currículo y que seguirán haciéndolo en lo demás, con el sólo fin de ocultar a los españoles la inviabilidad, en un mundo globalizado, regido por la libertad de mercados, la oferta y la demanda y las relaciones entre países; de pretender saltarse las reglas del comercio y creerse que se puede, impunemente, prescindir de las ayudas foráneas, de la financiación por medio de la Bolsa y del cumplimiento de los compromisos contraídos libremente, pretendiendo que los acreedores se avengan a recibir menos de lo convenido y renunciar a los intereses devengados, cuando llegue el vencimiento de los créditos contraídos. Sólo así será posible que los españoles recobremos el sentido común.

O así es como, señores, desde la óptica de un ciudadano de a pie, es posible que, todos aquellos cegados por las promesas imposibles de Podemos, entiendan que nada hay nada, en este mundo, que se consiga gratis, sin esfuerzo y trabajo. Lo contrario es pensar que vivimos en Jauja y que los euros cuelgan de las ramas de los árboles. Sueños imposibles.
Comentarios
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
Noticias relacionadas

Cataluña sigue en la cuerda floja. El separatismo sigue vivo

Seguimos pensando que la situación catalana está muy lejos de solucionarse

En un mundo de fugitivos

Es asombroso observar que esta humanidad globalizada todavía no sepa vivir armónicamente

La campaña contra la violencia de género

No parece que esté teniendo mucho éxito: siguen muriendo mujeres

Noticias que impactan...

O ya no

Marta Rovira, feminista, lenguaraz, embustera y manipuladora

"Hay un límite donde la tolerancia deja de ser virtud” B. Burke
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris