Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   La tercera puerta   -   Sección:   Opinión

Análisis 27-M: Euskal Herria

Xabier López de Armentia
Opinión
martes, 29 de mayo de 2007, 00:11 h (CET)
Cerrados ya los colegios electorales y con las elecciones a la espalda me atrevo a decir que estas elecciones municipales y forales en Euskal Herria han dejado numerosos cambios sobre la mesa.

Era evidente que los números iban a ser diferentes debido en parte a la naturalidad de dichas elecciones con la presencia en contados municipios y Juntas Generales de EAE-ANV, la coalición entre Ezker Batua – Berdeak y Aralar y el camino en solitario que emprende Eusko Alkartasuna. Estos factores han sido básicos a la hora de escenificar el nuevo panorama político en Euskal Herria. En Navarra la Coalición Nafarroa Bai Vs UPN han sido el eje central de la campaña en toda la comunidad foral.

Con los datos en la mano, lo más importante para recalcar es que Nafarroa Bai se consolida como una alternativa real y fuerte en el Gobierno Foral de Navarra. Nafarroa Bai se ha situado como segunda fuerza política tanto en Navarra como en Pamplona. Este cambio es el más importante de todas las elecciones ya que un cambio en Navarra supone la puerta abierta a una “nueva forma de gobernar”, una nueva etapa donde los navarros y navarras encontraran a su lado a vecinos vascos si ellos quieren.

Analizando en especial la situación de Araba, los datos nos dejan con un sabor de boca de “cambio”. En Álava, donde el Partido Popular que ostentaba tanto la Diputación Foral como el Ayuntamiento sigue con los mismos escaños en el Ayuntamiento de Vitoria-Gasteiz (nueve escaños) y pierde 2 en Juntas Generales, quedándose con 14 escaños. Este resultado no se puede considerar como un fracaso para el PP, ya que las encuestas dibujaban un panorama peor para ellos y se reafirman como el reducto españolista en la provincia.

El PSE en cambio, ha dibujado su propio dibujo subiendo 2 escaños en el Ayuntamiento de la capital alavesa consiguiendo pasar de ser tercera fuerza política a ser la primera fuerza política, y en Juntas Generales sube y se coloca como alternativa real al poder. De estos resultados se traslada algo evidente, el PSE es y será pieza angular en la formación de los próximos Ayuntamiento y Diputación Foral.

El PNV es la otra cara de la moneda, es el partido más damnificado en la capital alavesa retrocediendo hasta la tercera fuerza y perdiendo 2 escaños, siendo en Juntas Generales otro dibujo muy parecido. El PNV en solitario ha visto como su fuerza se ha trastocado y ha perdido mucho del camino emprendido por el nacionalismo vasco hace años. la situación del “legendario” PNV es critica, primero por sus crisis internas entre Imaz y Egibar y segundo, por esa vorágine moderada y derechista que corre por sus venas y que le ha hecho pactar en varios proyectos con el PP. En definitiva este tipo de acciones le han pasado factura. La reflexión ahora tiene que ser profunda en el seno de los jeltzales y buscar posiblemente una alianza con el resto de nacionalistas vascos con el objetivo de plantarse como una alternativa real otra vez.

Eusko Alkartasuna, contra todo pronostico mediático estará en la institución vitoriana repitiendo la presencia de Antxon Belakortu. Este concejal me atrevo a decir que ha sido de los pocos que ha trabajado sin cesar durante cuatro años por la ciudadanía vitoriana, siendo sensible a las demandas sociales de sus ciudadanos. Eusko Alkartasuna ve primado así su trabajo en el Ayuntamiento de Vitoria-Gasteiz. En Juntas Generales encontramos la otra cara de la moneda ya que retrocede y pierde 3 escaños.

La coalición Ezker Batua Berdeak – Aralar no ha conseguido sus objetivos quedándose en los dos escaños ya obtenidos por EB en la anterior legislatura en el Ayuntamiento de Vitoria-Gasteiz.

El futuro de Vitoria-Gasteiz estará en manos del PNV y del PSE, una coalición ya anunciada mucho tiempo atrás. Se habla de pactos que colocan a un Diputado General del PNV y un Alcalde de Vitoria-Gasteiz socialista. El problema no es quien gobierne, sino como gobierne. ¿Será un Ayuntamiento dirigido desde Madrid? ¿Volveremos a ver una Diputación Foral de Álava controlada y encarrilada desde Madrid? Creo que los alaveses no nos merecemos eso, nos merecemos una autonomía real, un Alcalde que mire por nuestros intereses y no únicamente por los de su colectivo cercano.

Noticias relacionadas

Gobernantes y gobernados

De la adicción a los sobornos, a la adhesión de los enfrentamientos: ¡Váyanse al destierro ya los guerrilleros!

Borrell en retirada o táctica del PSOE

Pátina de sensatez capaz de equilibrar unos nombramientos en su momento tomados como extravagancias

Plagscan desmiente a la Moncloa y R.Mª.Mateo censura la TV1

Un gobierno enfocado únicamente a conseguir mantenerse en el poder

Inexorable Fin de la Farsa del “Sahara Occidental”

En 1975 un pueblo desarmado derrotó al último aliado de Hitler y Mussolini que seguía delirando tres décadas después de la disolución del Eje

Respeto a la Presidencia del Gobierno

'Avanzamos' como eslogan de bienvenida
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris