Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
15º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Opinión
Etiquetas:   Al aire libre  

Venezuela en la calle

Pascual Falces
Pascual Falces
martes, 29 de mayo de 2007, 00:11 h (CET)
La gente, en España, ha tenido ocasión a lo largo de las dos semanas pasadas, de agarrar una “indigestión” democrática. Un “pedo”, que también se dice del que está sobrado de alcohol en sus venas. Por un tiempo, el país se verá libre de tanta presión, y habrá asimilado, según prescriben los omnímodos y ocultos poderes que defienden el voto universal y la democracia al uso, que “es preciso recuperar la confianza en la democracia, en las elecciones, en las ideas que se debaten, en los modelos de sociedad que se pretende construir de acuerdo con una mayoría”

Venezuela está entonando con ritmo de “bamba” de imprevisibles consecuencias los bolivarianos resultados de las elecciones y referéndum que dieron el poder a Hugo Chávez Frías. Una gran parte de venezolanos como declarados, e incondicionales, partidarios suyos, y otra mitad en clara oposición al régimen por él progresivamente instaurado. La última hazaña de este pequeño aprendiz de Simón Bolívar, es la clausura, más o menos legalizada, del canal de televisión mayormente seguido desde hace cincuenta años. No será esta columna quien rompa una lanza a favor del mismo, ¿qué televisión la merece?...

Pero, no se puede dejar de tomar nota de la algarabía que con tal medida, atentado a la libertad de expresión, se ha montado en uno de los mayores países exportadores de petróleo en el mundo, y con EE.UU. como principal consumidor. Con el gracejo latinoamericano para los neologismos en castellano, el sábado víspera de la fecha de cierre del mencionado canal, el pueblo de Caracas organizó un “sirenazo” como forma de manifestar desacuerdo, y en que al ya conocido “cacerolazo”, se añadió toda clase de sonidos producidos por sirenas, alarmas, y señales acústicas del automóvil. En otros lugares de la ciudad las calles se llenaron de camisetas, tapices y colgaduras rojas en balcones y ventanas a favor de Chávez.

Ha dicho, "lo que he hecho hasta ahora es no renovar la concesión (del canal de TV), pero si responden con actos ilegales les aplicaremos el peso de la ley, porque a nadie se le puede permitir que rete a las leyes, viole la Constitución, llame al sabotaje o al desconocimiento del gobierno, porque eso es delito”. Aquí están las consecuencias, el poder legal del que se nutre la democracia marxista, leninista, y “bolivariana”. El mismo que recibió el “nacionalsocialismo” en Alemania en los años treinta del pasado siglo. La “bamba” alcanza trepidación totalitaria, pero bamba, al fin y al cabo.

Noticias relacionadas

El protocolo del juramento de cargo público

La fórmula de juramento para la posesión del cargo público ha ido sufriendo modificaciones al hilo de los cambios del régimen político en España, desde el año 1958 hasta 1979

Sentido positivo de las enfermedades

La enfermedad compartida con Jesús por la fe es una fuente de consuelo y de crecimiento espiritual

Tan solo unas horas antes (I)

La sanidad, es un bien universal, al que todos tenemos derecho. Pero, ¿vamos a recibir una sanidad de calidad, en la que se prime la medicina rural?

Ucrania eligió como su gobernante a un cómico a quien tomó en serio

Zelensky ha ganado con más del 70% de los votos a su rival, el actual presidente Petro Poroshenko

Carta abierta a Gloria Serra, columnista de La Vanguardia

“El primer paso de la ignorancia es presumir de saber” Baltasar de Gracián
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter   |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris