Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   La tronera   -   Sección:   Opinión

ETA decide, Rodríguez obedece

Jesús Salamanca
Jesús  Salamanca
domingo, 27 de mayo de 2007, 22:18 h (CET)
El presidente Rodríguez parece no creerse que miembros de la Mesa Nacional de ETA-Batasuna hayan pedido el voto para ETA-ANV. Lo han hecho con la papeleta en la mano. Blanco y en botella; pero el Gobierno ha intentado desviar la atención por todos los medios a su alcance, utilizando sus ‘juguetes’ de ocasión con apariencia de vocingleros. Si Rodríguez puso los cimientos para resucitar a ETA, ahora empieza a ver que los resultados no son los esperados.

Los más próximos al gobierno Rodríguez siguen anclados en la ficción. Dan a GARA credibilidad o se la niegan, según convenga. Pero en esta ocasión, tanto Arnaldo Otegi como Marijé Fullaondo han disfrutado a la cara del Gobierno; le han metido el dedo en el ojo y éste ha pedido perdón por sufrir el agravio. Pero lo más duro que ha podido presenciar el presidente Rodríguez es la lectura del comunicado, dirigido a "Euskal Herria", criticando el desarrollo de los comicios y haciendo alusión al contexto de los mismos: "feroz ataque antidemocrático al pueblo". ETA y su entorno siguen confundiendo los términos: se creen víctimas siendo verdugos; importantes, cuando son despreciables; democráticos, cuando son violentos, extorsionadores y sanguinarios.

Lo más doloroso para las víctimas es comprobar el clima de dominio que ETA ejerce sobre el partido del Gobierno. El partido socialista acepta las condiciones que escribe ETA, a la vez que le marca las pautas de acción y le subraya la hoja de ruta. El acuerdo político es despreciable en este momento. No se dan las condiciones para ello. El ‘accidente’ de diciembre en Barajas pronto lo ha olvidado el presidente Rodríguez; al fin y al cabo eran inmigrantes, como ha dicho algún retorcido, próximo al ‘pesebre’ gubernamental. Ante tal apreciación solo le queda a uno pensar que es cierto aquello que defendíamos hace unas semanas: “ETA & PSOE: ¡Que se besen!”.

Sería conveniente, incluso creemos que es necesario, que Patxi López diera la cara y confirmara que sus encuentros con Otegi se enmarcaban en el acuerdo entre ETA y el Gobierno Rodríguez. ¿En qué mesa de partidos se puede pensar con muertos delante? ¿En qué tipo de hipocresía y secta están inmersos algunos segundones del socialismo impenitente? Nos cuesta pensar que a estas alturas de la película, y una vez conocidas las declaraciones de Arnaldo Otegi apoyando a ETA-ANV, aún no hayan dimitido el ministro de Justicia, Fernández Bermejo, y el fiscal general del Estado. En un Estado de Derecho lo peor que puede suceder es que se extienda la sospecha, la inseguridad y la confusión. No hay duda que a ello están contribuyendo tanto uno como otro.

Garzón está obligado a reaccionar antes de que se le caiga la tenada de la credibilidad con la tormenta terrorista. De momento parece haber solicitado a la Policía y a la Guardia Civil informes sobre el apoyo otorgado por el batasuno Pernando Barrena a ETA-ANV, haciendo apología de la candidatura sospechosa para todos, pero legal para el Gobierno, pidiendo que se acuda a votar ANV. No está de más que el ‘politijuez’ indague si tal petición se hizo en nombre de la banda terrorista, además de analizar con detenimiento cuanto material se incautó al etarra Mikel Ancha. Está claro que todo cuadra con la línea marcada por la banda, la idea extendida por su boletín interno, ZUTABE, y la estrategia puntual orientada a las elecciones municipales.

A nadie debe sorprender que Mayor Oreja interprete la petición de voto de Arnaldo Otegi a ETA-ANV como la estrategia diaria que identificará a ETA en los consistorios. Pero ha ido más lejos en su apreciación, desde el momento en que para él queda confirmada la existencia de "una negociación política detrás del mal llamado proceso de paz".

Noticias relacionadas

Trampantojos esperpénticos

Quiero una democracia como la sueca, no una dictadura de izquierdas demagógicamente mal llamada democracia como la que tenemos en España

Ministra de Justicia, Garzón, un comisario, Sánchez e Iglesias

¿Pero qué pasa aquí?

¿Son útiles las religiones?

El sincretismo religioso conduce a no creer en nada

El día de…

Nos faltan días en el año para dedicarlos a las distintas conmemoraciones y recordatorios

Como hamsters en jaula

​Hermanos: estaréis de acuerdo conmigo de que los acontecimientos políticos están pasando a una velocidad de vértigo
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris