Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Con el telar a cuestas   -   Sección:   Opinión

Lo de Méntrida parece de mentira

Ángel Sáez
Ángel Sáez
domingo, 27 de mayo de 2007, 22:18 h (CET)
“Los que están siempre de vuelta de todo son los que nunca han ido a ninguna parte”.

Antonio Machado

Ayer, sábado, 26 de mayo de 2007, jornada de reflexión, leí en la página 2 de Diario de Navarra, bajo el titular (de) “Un alcalde convoca 'in extremis' un pleno para recalificar suelo”, la gacetilla sin firma o el suelto que encabezaba y no salí de mi asombro.

Al parecer, en Méntrida, una localidad del septentrión toledano, cuyas tierras lindan con la Comunidad matritense, de unos 4800 habitantes, su alcalde (desde 1991, del PSOE), Antonio Garrido Guerra (ignoro si, siendo coherente, congruente y consecuente con su primer apellido, el susodicho, don Antonio, es lo que el mencionado vocablo significa, según el DRAE, elegante, galano, gallardo, robusto; de lo que no me cabe la menor duda es que, al tomar la decisión que adoptó, indicada y señalada en el titular, ha declarado, queriendo o sin querer hacerle caso a su segundo apellido, la que contiene y mantiene con sus contrincantes u oponentes políticos locales) convocó el último día de campaña electoral, perentoriamente, un pleno a fin de recalificar ciertos terrenos rústicos, antes de dejar la vara del primer munícipe, al decir de quien lo denunció anteayer con guasa o retranca (preferimos llamar a la tal en la utópica Algaso, ciudad del norte, interior, bañada por el Ebro), un edil “pepero”, aspirante a portar la mentada vara.

Para quien aireó y denunció el hecho, ésta era “la primera sesión plenaria” convocada en meses. El alcalde se defendió aduciendo que llevaba “un año detrás de estos acuerdos. Me lo he currado con mi equipo y lo saco yo ahora. Así de sencillo”.

A cuantos candidatos municipales o autonómicos socialistas (por serlo servidor -me corrijo, a todos los aspirantes de todos los partidos, sin excepción-) vayan a ser escogidos hoy por sus conciudadanos me gustaría darles la enhorabuena (y a los fracasados decirles que otra vez será, que, como sentenciara Winston Churchill, “el éxito es aprender a ir de fracaso en fracaso sin desesperarse”) y recordarles algo que aprendí de Ernesto, “Che”, Guevara (supongo que dijo lo que expresaré a continuación nada más tomar posesión del cargo de gobernador del Banco de Cuba), que “aquí se puede meter la pata; lo que no se puede es meter la mano”. O sea, que uno puede equivocarse, pero no a sabiendas.

Noticias relacionadas

Inexorable Fin de la Farsa del “Sahara Occidental”

En 1975 un pueblo desarmado derrotó al último aliado de Hitler y Mussolini que seguía delirando tres décadas después de la disolución del Eje

Respeto a la Presidencia del Gobierno

'Avanzamos' como eslogan de bienvenida

Y vuelta a las andadas

Golpean el hierro en frío

La inclusión como camino: hacia una construcción de la “diversidad inteligente”

La fórmula debe ser la inclusión como camino del desarrollo

El acto de leer

Dignifica y al dignificar permite que las personas vuelen
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris