Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Hablemos sin tapujos   -   Sección:   Opinión

Que tire la primera piedra quien esté libre de pecado

Miguel Massanet
Miguel Massanet
sábado, 26 de mayo de 2007, 07:27 h (CET)
Es evidente que la campaña desencadenada por el PSOE para desprestigiar al PP está basada, fundamentalmente, en atribuirle toda la corrupción urbanística que se está produciendo en España. No queda duda de que éste mal se deriva de las facultades que urbanísticas que tienen atribuidas los municipios. Debemos partir de que los Ayuntamientos basan gran parte de su financiación en todo lo relacionado con el suelo y las edificaciones sobre los que recaudan por permisos, tasas, cargas y demás impuestos y contribuciones. Consecuencia de ello es que los promotores soportan entre un 25 y un 30 por ciento de encarecimiento de sus costes debido a tales exacciones. Si se produjera la liberalización del suelo y se pudiera construir libremente en todo terreno que no estuviera específicamente reservado para viviendas protegidas, espacios públicos o equipamientos; no cabe duda de que las viviendas se abaratarían. El PP lo intentó cuando estaba gobernando, pero el TC, incomprensiblemente, lo impidió. No parece que la Ley del Suelo, recientemente aprobada, reúna los requisitos para esta liberalización, sino más bien tiende a aumentar las competencias de los ayuntamientos lo que, sin duda redundará en una mayor presión sobre las viviendas de construcción libre.

No debe de extrañar, pues, que la concejalía más demandada por los ediles municipales sea la de urbanismo. Partiendo de esta premisa, lo que no tiene recibo es que el gobierno socialista haya encargado a la fiscalía que vigile con lupa a todos los ayuntamientos regidos por ediles del PP y se olviden de los que están bajo la administración socialista. Y esto, precisamente, ocurre unos meses antes de que se produzcan los comicios municipales y autonómicos. Sin embargo, no debe sorprendernos, porque este tipo de actuaciones son las que acostumbran a utilizar las izquierdas españolas para llevarse el agua a su molino. Saben, con la ayuda inestimable de la prensa de Polanco, esconder sus propios pecados y, por el contrario, airean a los cuatro vientos las deficiencias de sus adversarios políticos que, en este caso particular, es el PP; el único partido que se ha negado a dejarse embaucar por el señor Zapatero y el único que le planta cara en su proyecto de cesión ante ETA.

No obstante, pese a la cooperación de los fiscales de Conde Pumpido, no han podido evitar que salieran a la luz algunas de las chapuzas que demuestran hasta que punto la corrupción no es cosa de un solo partido, y que los socialistas no se quedan mancos cuando se trata de enriquecerse a costa del erario público. Por si fuera poco lo ocurrido en Marbella, donde han quedado salpicados por el barro de la corrupción desde el señor Alcalde hasta todos los concejales, con la honrosa excepción – miren ustedes por donde – de los del PP.; trasciende del ámbito municipal para extenderse hasta la propia Junta de Andalucía. ¿O es que alguien se puede creer que, en la Junta, nadie se había dado cuenta, durante doce años, de los disparates urbanísticos que se cocían en la ciudad mediterránea?, ¿no tenía, la Junta, obligación de vigilar las actuaciones del municipio en materia de edificación y de recalificación de los solares? Por lo visto, nadie de la Junta acepta tener responsabilidad alguna en la deblacle que se está ventilando en el juzgado del juez Torres; todos los responsables del máximo organismo rector, presidido por el señor Chávez, parece que se han caido de un guindo y miran hacia otro lado cuando se les pide una explicación coherente sobre las causas de que, tamaño fraude público se haya producido bajo sus barbas sin que nadie haya intervenido para remediarlo. O es que ¿puede que no todos sean unos meros espectadores pasivos, unos funcionarios negligentes y los haya que también están metidos en el embrollo? No deberemos de extrañarnos si las investigaciones judiciales, (salvo que intervenga la mano negra que se ocupa de echar tierra sobre la corrupción de los socialistas), desvelan algunas sorpresas para el futuro. Nos deberemos preguntar ¿que es de lo que se ocupa el señor Chávez en Andalucía? Al parecer a todo menos a vigilar lo que ocurre en su propio territorio en materia de urbanismo. ¿Será que no le preocupa la cuestión o es que le proporciona al partido una fuente saneada de financiación? Un magnífico ejemplo de la forma “ejemplar” con la que se llevan los asuntos urbanísticos en el bastión andaluz del PSOE.

¿Saben ustedes que en España el año pasado se construyeron más de ochocientas mil viviendas? Más que en Francia y Alemania juntas y esto que nos doblan en número de habitantes. ¿Cómo se entiende que, con tal oferta los pisos, cuesten más que en EEUU y que en los países vecinos? Según se dice, la construcción de un piso de unos setenta metros cuadrados se va a unos ocho millones de pesetas ¿por qué entonces cuesta cuarenta o cincuenta millones? Muy sencillo porque el coste del suelo es desproporcionado. La causa: la escasez de suelo urbanizado y la corrupción de los funcionarios municipales. Veamos el caso reciente de Ibiza, destapado por un miembro del PSOE, donde se hablan de cifras cercanas a los mil quinientos millones de euros para conseguir unos permisos de restauración en el centro de la ciudad. Estas prácticas ilegales le pasan por alto al señor Fiscal General, señor Conde Pumpido, quien no ha querido ver nada fraudulento en los ayuntamientos socialistas antes de las elecciones no sea que se perjudique a su partido, el PSOE. Porque irregularidades semejantes también las ha habido en Chiclana, regida por socialistas, (afecta a siete mil viviendas), y las hubo en Cienpozuelos (no se ha vuelto a saber nada de aquellos que huyeron con la pasta). No conviene, no interesa y no beneficia a los socialistas que se sepa, luego debe ocultarse. No vean lo que hubiese ocurrido, si se hubiera tratado del PP, las campanas ya estarían repiqueteando para anunciar a los cuatro puntos cardinales las vergüenzas de las derechas. Lo de siempre, la ley del embudo y ¡sin rechistar!

Noticias relacionadas

El Satélite Mohammed 6 B levanta vuelo

La nación marroquí sigue su firme camino hacia la modernidad asimilando los avances tecnológicos del mundo

Sánchez a tumba abierta intentando darle el vuelco a España

La influencia de Pablo Iglesias y la necesidad de dar apoyo a los soberanistas, le impulsan a entrar a saco con el modelo de Estado de España

Celestina o “el Tinder” prerrenacentista

Una remozada “Celestina” resucita en la magnífica adaptación de la productora Un Pingüino

Donde se habla de encuestas sorpresivas y de otros temas

“Todo el estudio de los políticos se emplea en cubrirle el rostro a la mentira para que parezca verdad, disimulando el engaño y disfrazando los designios.” Diego de Saavedra Fajardo

Wittgenstein

​Una de las afirmaciones hechas por las personas que apoyaron la "I Carrera contra el suicidio" se refería a que quieren que este tipo de muerte deje de ser un tabú y que pase a ser estudiado con detalle para poder evitar fallecimientos por esta causa.
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris