Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
15º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Opinión
Etiquetas:   Carta al director  

No apoyaré con mi voto la barbarie

Josefa Romo (Valladolid)
Redacción
jueves, 24 de mayo de 2007, 21:29 h (CET)
Me sobrecoge la noticia: "Uno de cada 30 niños abortados nació vivo" según un estudio realizado en 20 hospitales de West Midlands. Sucede también en España, paraíso del aborto: no hay control ni seriedad en la defensa de la vida por parte de las autoridades civiles. Hubo denuncia a la clínica madrileña Isadora por aparecer en la basura los historiales de madres entre los cadáveres de sus niños abortados; pero no hubo reacción política ante la masacre inhumana, lo que supone una falta de sensibilidad ante el derecho de todos a la vida.

¿Por qué nos rasgamos las vestiduras ante los nazis, si nosotros no somos mejores? ¿Muestran buen corazón los que practican los abortos, los que se lucran con clínicas abortistas, los familiares y amigos que aconsejan a las madres embarazadas la eliminación de sus niños, los políticos que impulsan el aborto con sus programas políticos y los que se encogen de hombros por cobardía? ¿ Por qué se autodenominan "progresitas"? ¿Es que buscan tapar la maldad con palabras nobles? Hay elecciones. No pienso contribuir con mi voto a la barbarie: no quiero que un día Dios y los hombres puedan decirme ¿tú también?

Noticias relacionadas

La Orden del Mérito Civil, recompensa para los embajadores

Se concede por la relevancia de los servicios civiles prestados al Estado español

Santa Bárbara

Todo el mundo se acuerda de Santa Bárbara cuando truena

Desconfianzas y absurdos

La pobreza extrema crece en muchas partes del mundo

¿Juzgamos la rebelión catalana o la unidad de España?

“Seremos tan fuertes como unidos estemos y tan débiles como lo divididos que estemos” J.K. Rowling

La Gloria de Nanawa, ochenta y seis años después

Hace ochenta y seis años, un soldado de nombre e historia prohibida cambió el curso de la última guerra sudamericana
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris