Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
Etiquetas:   Hablemos sin tapujos   -   Sección:   Opinión

La voz de sirena de Pepiño Blanco

Miguel Massanet
Miguel Massanet
jueves, 24 de mayo de 2007, 21:29 h (CET)
Si no supiéramos como se las ingenia el señor Blanco, el secretario de Organización y Coordinación del PSOE, quien, por cierto, es incapaz de organizar ni coordinar nada a derechas, y no me refiero a las derechas del PP, sino a las que indican que algo se hace acertadamente; podríamos pensar que ha perdido la memoria, que un ataque de socialitis aguda le ha privado del entendimiento o que sus veladas de insomnio para intentar aprobar las asignaturas que le quedan de la carrera, le han dejado en blanco ( vean el juego de palabras) su desgastado cerebro. Atiendan, si no, a lo que dijo en un acto público, al que asistió en Córdoba, refiriéndose a las promesas de Rajoy de hacer que el AVE llegue a todas las ciudades de España a 350 kilómetros por hora. Después de despacharse a gusto con el lider del PP añadió: “… al igual que decían que no podíamos pagar las pensiones para todos y no podíamos garantizar la sanidad para todos”. Aparte de construir las frases, como es habitual en él, de forma lamentable (redundancias) se olvida lastimosamente de que el señor Felipe González, cuando dejó el Gobierno y se lo pasó al señor Aznar, tanto las pensiones como la sanidad pública estaban en situación de quiebra técnica y que todos los economistas estaban de acuerdo en que el sistema estaba a punto de entrar en crisis. Fue la política económica del Gobierno del PP, la liberalización de la economía y el espectacular descenso del paro, con el consiguiente aumento de la población empleada, lo que dio lugar a que se invirtiera la tendencia y Éspaña empezara a reactivarse, lo que le permitió entrar en la UE con calificativo de notable y, a la vez, sacar de la situación precaria en la que se encontraba a la Seguridad Social. Tanto es así que, cuando en el 2004 el poder pasó a los socialistas, las pensiones estaban garantizadas y se había constituido un fondo de treinta mil millones de las antiguas pesetas para garantizar su futuro. ¡Ay, Pepiño, Pepiño, que embusterillo eres!

Claro que ellos con insistir, machaconamente, en lo de la Guerra del Irak ya cubren el expediente. No chistan ni nombran, aunque sea de refilón, el peligro por el que están pasando nuestras tropas en Afganistán ni la situación más que peligrosa de las que están destacadas en el polvorín de Líbano. Como el truco les vale para sus incondicionales, no les importa repetirlos tantas veces como sea necesario. Pero donde, de verdad, se luce el Pepito Grillo socialista es cuando se pone en plan Pinocho y, encasquetándose el casco de cemento armado, dice aquello de que:” no nos arrugamos ante nadie; ante Bush y tampoco hemos cedido, ni nos hemos arrugado ante la banda terrorista ETA como todos los días dice Rajoy” y no sólo Rajoy, pequeño saltamontes, , porque también lo dice casi toda España, encabezada por la AVT, el Foro de Érmua y cualquier otra persona que tenga un mínimo de inteligencia, lea los periódicos, vea cómo actúan los etarras y tenga una pizca de sentido común. ¿Cómo explica, si no, señor Blanco, las actuaciones de Conde Pumpido, Garzón, las Instituciones Penitenciarias y la policía? ¿Acaso ha sido gratuita la excarcelación de un criminal con veintinco asesinatos a su espalda, o la retirada de cargos a Otegui, o la legalización de las listas de la ANV o la prohibición a la AVT de manifestarse para pedir la ilegalización de la ANV, para que no perjudicara en las elecciones al nuevo refugio de la ETA? Si a esto no lo consideran arrugarse no sé cual es el calificativo que se le puede aplicar pero, en todo caso, por mucho que Zapatero se ponga solemne cada vez que tiene que negarlo, la realidad es que el PSOE ha cedido ignominiosamente al chantaje al que le viene sometiendo descaradamente ETA. No hay otra explicación, salvo que el propio Zapatero tenga in mente deshacer España en pedazos por aquello de que, durante la Guerra Civil, le mataron a su abuelo masón. Por desgracia parece que, por un camino u otro, está cerca de conseguirlo; pero eso sí, arrugadito, bien arrugadito

Otra curiosidad del señor Blanco. Vean por donde afirma que los socialistas no intentan romper el vínculo de la familia tradicional. Según él, “nunca la familia tuvo tanto apoyo como con el gobierno de Rodriguez Zapatero”. Me imagino que se estará refiriendo a la suya y a las de sus compinches en el Gobierno, porque si se se ocupa de las del resto de ciudadanos vamos servidos. Supongo que apoyo para él será el panfleto de la Educación para la Ciudadanía; o el no permitir que los padres puedan escoger los colegios que deseen para sus hijos; acaso también reciban apoyo de Zapatero los que, apoyándose en la Constitución, desean en Cataluña o el País Vasco, que sus hijos estudien en castellano; puede que también den soporte a las familias inculcando a los jóvenes ideas libertarias y favoreciendo abiertamente la homosexualidad; acaso sea sostén para las familias facilitar que en los colegios se pierda la disciplina y los alumnos amenacen a los profesores y en casa a sus padres; no dudo que también sea ayuda para la familia permitir que muchachos sin preparación pasen de curso. En fin, que si todo lo que pueden ofrecer a los ciudadanos los socialistas es lo que su pregonero mayor nos dice, si les votan, no será por sus logros (que más bien han sido escasos), sino por la rentabilización que han hecho de su fobia hacia el PP, la Iglesia y el respeto a las leyes. Ya se sabe que, en un país destrozado moralmente, sin principios éticos ni orden ni seguridad, los que mejor se desenvuelven son los que viven a salto de mata o a expensas del gobierno; y de estos sujetos, en España, los hay a puñados. ¡Sus votantes señor Blanco!

Noticias relacionadas

Interior del Ministro de Interior

​Desayuno de Europa Press con el ministro de Interior Grande-Marlaska en el hotel Hesperia de Madrid. Llegué con adelanto y atendí el WhatsApp: “¡Vaya espectáculo!.

El acto del reconocimiento de gobiernos

Las principales doctrinas sobre reconocimiento de gobiernos

Alcoa y el abandono de Asturias

El presente y el futuro industrial y económico de Asturias están en el aire

Hacia la caverna

El oscurantismo sigue siendo demasiado moderno

Equidistancia

Entender la vida como una confrontación permanente es algo terrible. Supone enfrentarse a cada una de las facetas de la realidad con un pensamiento dicotómico
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris