Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Con permiso   -   Sección:   Opinión

ANV se presenta en Castilla y León

Pedro de Hoyos
Pedro de Hoyos
@pedrodehoyos
jueves, 24 de mayo de 2007, 21:29 h (CET)
Dentro del absurdo que supone que una banda de facinerosos se presente a unas elecciones, las últimas noticias de ataques, boicots y agresiones hablan de que los van a intensificar en los últimos días de campaña, hay que llamar la atención de que los fascistas se presentan incluso en otras autonomías. Sí, como lo lee, amigo lector, ANV se presenta también en dos municipios de Castilla y León que forman el Condado de Treviño, en la provincia de Burgos. Treviño es una isla burgalesa en plena provincia alavesa, algo que sucede repetidas veces en la geografía de España, aunque probablemente usted no lo supiera.

Dentro del absurdo que supone que medio partido sea legal y medio sea ilegal hay otro absurdo mayor, sólo compatible con el afán expansionista del nacionalismo vasco, que partidos nacionalistas vascos se presenten en territorio castellano. Hombre, a ese paso tal vez podríamos alcanzar el acuerdo de que todo el actual Estado fuese subsumido por Euzkadi, llegando a independizarnos todos juntos de España. Siempre podría ser una solución al “conflicto” vasco, en el unos ponen las agresiones, los insultos, las balas y las bombas y otros ponen las víctimas, repitiéndose irremediablemente este reparto de papeles.

Aquel absurdo que se llevó a cabo en la Transición, dividir a Castilla en cinco autonomías de la señorita Pepis para que no pudiera influir en el reparto del “bacalao” estatal, lo estamos pagando hoy día con el gran poder industrial, económico, político y social del que disfrutan unas autonomías que imponen sus criterios a la hora del reparto de influencias sobre sucesivos gobiernos minoritarios que se ven radicalmente desequilibrados en sus decisiones porque necesitan el voto de los diputados nacionalistas. Que éstos saben vender a muy alto precio, precio que pagamos los demás.

Qué distinta sería una España en la que Castilla y sus 17 provincias, con una visión global, positiva y equilibrada de España, fuera quien mantuviera suficiente influencia en los asuntos del Estado. Lamentablemente en aquella ocasión histórica el PSOE, UCD, y AP se plegaron a los intereses peculiares, particulares y ventajistas de los nacionalistas. Así nos va, con todos los gobiernos sometidos a las presiones interesadas de quienes nunca se ven hartos de pedir y pedir a cambio de sus votos.

Eso sí, Castilla no existe (¿Por qué Guadalajara no está en la misma región que Soria, por qué Madrid o Toledo no están en la misma región que Ávila?) y ANV tiene las santas narices de presentarse en un antiguo condado de la vieja Castilla.

Noticias relacionadas

Inexorable Fin de la Farsa del “Sahara Occidental”

En 1975 un pueblo desarmado derrotó al último aliado de Hitler y Mussolini que seguía delirando tres décadas después de la disolución del Eje

Respeto a la Presidencia del Gobierno

'Avanzamos' como eslogan de bienvenida

Y vuelta a las andadas

Golpean el hierro en frío

La inclusión como camino: hacia una construcción de la “diversidad inteligente”

La fórmula debe ser la inclusión como camino del desarrollo

El acto de leer

Dignifica y al dignificar permite que las personas vuelen
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris