Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Revista-arte

Etiquetas:   Exposición / Conmemoración   -   Sección:   Revista-arte

El Museo Guggenheim Bilbao cumple diez años

Julia María Carvajal / MAGAZINE SIGLO XXI
Redacción
jueves, 31 de mayo de 2007, 22:00 h (CET)
Con motivo del décimo aniversario, el Museo Guggenheim de Bilbao ha programado distintos actos, a lo largo de este año 2007, que además de las exposiciones, ofrecerá conferencias, teatro, documentales, uno de ellos cuenta la historia del Museo, música, conciertos, se estrenará una pieza musical encargada por el Museo al compositor Gabriel Erkoreka con motivo de esta conmemoración.




Cartel conmemoración Guggenheim

El balance de esta década no puede ser más positivo, no solo en lo que ha supuesto para el Arte y la Cultura en general, sino por lo que ha significado para Bilbao, y por extensión para el País Vasco. Quince años antes de su inauguración oficial, en 1997, nacía el proyecto propiciado por el Gobierno Vasco y la Diputación Foral de Bizkaia, que junto con la Fundación Guggenheim, consiguieron llegar a un acuerdo para crear el Museo.

El magnífico edificio de Ghery, las exposiciones, tanto la colección permanente como las muestras temporales, incluso el acierto que supuso adquirir la famosa escultura de Jeff Koons, “Puppy” (el perro de flores que se halla a la entrada del Museo, en principio estaba previsto que solo ocupara ese lugar para la inauguración oficial y ahora es marco ineludible para la foto de recuerdo que se llevan los turistas, han situado en los mapas del mundo a este pequeño país desconocido antes en algunas latitudes. Por otra parte son muchos los sectores que se han beneficiado del llamado “efecto Guggenheim”, fundamentalmente el del turismo, hoteles, restaurantes, comercios, han experimentado un crecimiento espectacular. Lejos ya los tiempos de la importante ciudad industrial que fue, Bilbao se ha convertido en un destino de interés turístico y cultural.

A lo largo de estos años, se han presentado cuarenta y dos exposiciones temporales, se ha ido formando la Colección propia del Museo, que reúne ya, casi un centenar de obras, el Guggenheim Bilbao ha colaborado con los más destacados Museos y Centros de Arte del mundo, ha recibido numerosos premios y distinciones concedidos por los medios de comunicación y los sectores implicados en el mundo del Arte, más de nueve millones de personas de todos los países han visitado el Museo, en cuanto al número de Amigos del Museo, ocupa el primer puesto entre los Museos del Estado Español y el tercero en Europa, cifras que demuestran el grado de satisfacción de los ciudadanos y el apoyo social con el que cuenta.



Autorretrato Durero

El Museo también ha desarrollado una interesante labor didáctica, con cincuenta programas educativos por los que han pasado dos millones y medio de personas. Respecto a los miembros corporativos suman ciento cincuenta, sin olvidar a los patronos, entre los que se encuentran, además de las Instituciones, las grandes empresas.

Todo ello hace que se considere al Museo Guggenheim Bilbao, como modelo de gestión a nivel europeo y en este punto es obligado destacar la impecable labor que ha realizado durante estos años el director- gerente del Guggenheim Bilbao, Juan Ignacio Vidarte. Cuando el Museo todavía era un proyecto, Vidarte ya formaba parte de él, con talento, un exhaustivo trabajo, y un gran carisma personal, ha sabido llevar a cabo una excelente gestión, tanto en el ámbito artístico como en el económico, ha mimado las relaciones con los patronos, instituciones , empresas, con los artistas y ha sido siempre el perfecto anfitrión ante las personalidades del mundo de la política y de las artes, que desde distintos y distantes lugares han venido a conocer el Museo.

De las exposiciones temporales presentadas en esta década merece la pena citar las Retrospectivas dedicadas a Rausenchberg, Warhol, Rosenquist, Calder, Klein, Chillida (1948-1998, cincuenta años de producción del genial artista vasco), Oteiza (se pudieron contemplar 140 esculturas de todas sus épocas). Las representativas de las corrientes artísticas, La Colección Panza (Pintura y Escultura Abstracta, De Degas a Picasso, La Colección Thannhauser (impresionismo y postimpresionismo), La colección Blake-Purnell (Arte figurativo del siglo XX), Max Beckman. Los recorridos históricos, China 5000 años, El Imperio Azteca, Rusia. La actualidad desconocida de 100% Africa. Sin olvidar las muestras de Las Colecciones Broad (de Jasper Jhons a Jeff Koons), la del enigmático y emblemático artista del expresionismo norteamericano, Mark Rothko, el fauvismo de Henri Matisse o la belleza de los Tesoros del Museo Ermitage representado por obras de Rubens. También han tenido cabida muestras sobre Moda (éxito indiscutible de Armani), Diseño y Arquitectura. Los medios de comunicación calificaron “Los mundos de Nam June Paik” (instalaciones), la mejor exposición del año 2001 y The New York Times otorgó a la obra reciente de Richard Serra el titular de “la mejor muestra de Escultura de la década”.

Las exposiciones a las que mayor número de visitantes han acudido ha sido por este orden: “El Arte de la Motocicleta”,(motos antiguas, de películas, únicas), “Richard Serra”, y “Rusia” (Arte soviético en estado puro, incluyendo los famosos iconos).

Bajo el símbolo “GU”, que además de ser las primeras letras de Guggenheim, significa “nosotros” en euskera, la programación conmemorativa comienza con el Festival de películas y documentales de Arquitectura. En este marco se exponen los procesos de creación de arquitectos de reconocido prestigio como son Le Corbusier, Norman Foster, Santiago Calatrava, Tadao Ando, Richard Meier, Wallace Harrison, Van der Rohe, Cesar Pei, en algunas de sus obras más representativas, “la torre de Londres” (el famoso pepino ) de Foster, “el turning torso” (el edificio de pisos más alto de Europa) de Calatrava, “el Museo Histórico alemán” (dos edificios de dos épocas diferentes) de Pei, “la Arquitectura viva” de Ando, “la magia de la luz” de Meier, finalizando con el edificio de Naciones Unidas de Nueva York, que alberga un taller para la paz, conmemora el sesenta aniversario del organismo internacional y muestra a un grupo de Arquitectos internacionales que movidos por los grandes ideales de la paz transforman la torre de vidrio y acero.

Las Exposiciones de este año conmemorativo comienzan con Pablo Palazuelo, de Marzo a Junio, figura clave del Arte español de la segunda mitad del siglo XX. Los inicios de su obra se enmarcan en la abstracción, evoluciona hacia el constructivismo y llega finalmente al minimalismo. Palazuelo cultiva una abstracción idealista influido por una corriente espiritual que tiene sus raíces en la filosofía, el esoterismo, la cábala... sin embargo en su trabajo también están presentes las matemáticas y la física. Utiliza un pensamiento científico, y usa la geometría para descubrir nuevas formas. El dibujo es fundamental, tanto que prioriza el resultado final de la obra sea cuadro o escultura. Esta muestra expone obras de Palazuelo no presentadas nunca en público y está compuesta por dibujos, gouaches, pinturas y esculturas.

Haciendo coincidir el décimo aniversario del Museo con los diez últimos años de producción artística de Anselm Kiefer, de Marzo a Setiembre, se exhiben en una gran exposición antológica las obras de este artista, máximo exponente del neoexpresionismo. La muestra está estructurada de forma temática en función de las grandes series que ha desarrollado desde los años noventa. Kiefer ha realizado específicamente para el atrio del Museo una pintura a escala monumental.

Alberto Durero ( 1471-1528), figura representativa del renacimiento alemán, cierra el programa de exposiciones individuales de grandes artistas, de Junio a Setiembre. Organizada por el Städel Museum de Frankfurt se puede ver una selección de la colección de obra gráfica de Joham Friedrich Städel, adquirida a finales del siglo XXVIII y principios del XIX, además de pintura y dibujo. Durero no solo fue maestro en técnicas gráficas sino que el significado de su obra gráfica es decisivo en el conjunto de su creación con los grabados al cobre llevo al grabado a su máxima expresión. De estos grabados se exponen más de cien y casi trescientos en
madera

Por razones de conservación las obras no pueden mostrarse permanentemente. La última exhibición se hizo en 1971 por lo que es una ocasión única para contemplar esta magnífica exposición.

En Octubre culminará un ambicioso proyecto por el que se reúnen doscientas obras provenientes de colecciones públicas y privadas de Estados Unidos que tendrá lugar en cuatro sedes diferentes, dos en China (Beijing y Shangai), una en Moscú, y otra en el Guggenheim Bilbao. Dividida en seis periodos históricos, la muestra pone de manifiesto como el Arte de cada época reflejó y contribuyó a la vez al proceso de la nación americana: descubrimiento, crecimiento, y experimentación.

El Museo Guggenheim Bilbao ha editado una publicación sobre su Colección privada, en un volumen de gran formato que cuenta con la aportación de los más prestigiosos expertos internacionales de Arte.

El broche de oro lo pondrá en el mes de Octubre, mes en el que se inauguró el Museo en 1997, una Instalación-escultura de Daniel Buren: “Cruzando” se colocará en el exterior del Museo en el puente que le abraza. Pasará a formar parte de la Colección propia y contribuirá al enriquecimiento del patrimonio artístico de la ciudad. De esta forma se involucra a la sociedad y se traslada a toda la ciudadanía la celebración del décimo aniversario del Guggenheim Bilbao.

Noticias relacionadas
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris