Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
Etiquetas:   Cosas mías   -   Sección:  

La Liga es bella

Rodrigo Gil-Sabio
Rodrigo Gil
lunes, 21 de mayo de 2007, 22:25 h (CET)
Parafraseando el emotivo cuento de Roberto Benini de ‘La vida es bella’, otro Roberto (Carlos) –el del Real Madrid- ha querido cambiarle dos letras al título de la oscarizada película por: La Liga es bella. Corría el descuento en Huelva ante la agonía blanca, que veía cómo se iba por la borda otro proyecto más por culpa del empuje de los chicos del Recre.

Pero la épica se ha instalado desde hace semanas en el Bernabéu. Si el gol de Higuaín ante el Espanyol fue para echarse a temblar, el del domingo de Roberto Carlos en el descuento se ha escuchado en todo Madrid. Porque dejaba a los blancos líderes, porque no permitía la aproximación del Valencia, ni el liderazgo provisional del Sevilla, ni la recuperación del primer puesto del Barcelona.

El Real Madrid está siendo el gran animador de una Liga de cuatro ‘miuras’ que está siendo una de las más apasionantes de la historia. De los tiempos modernos se recuerdan aquellas Ligas in extremis de la Real Sociedad ante el Madrid, y milagrosas del Barça por la doble catástrofe del Madrid en Tenerife en la última jornada.

Este año, todo pinta a que se va a decidir la Liga en la última jornada y en el descuento. Y porque no hay penalties... Tras la última jornada, donde todos los grandes vencieron, el Real Madrid sigue líder y con más moral aún que el Alcoyano, porque ganar como lo hacen los merengues, apelando a la heróica y en los segundos finales, tiene que ser para sentirse los amos del mundo.

Por detrás está el Barcelona. Los de Rijkaard, a lo Federer, le hicieron un set al Atleti. Lo de los rojiblancos, que están hablando de Europa y demás, no es de recibo. O es un accidente (muy grave, algo pasa) o una tomadura de pelo. No obstante, el Barcelona, pese al complaciente calendario, va a sufrir más de aquí al final de Liga porque no está como antaño. Luego el Sevilla, que no pagó la resaca de la Uefa, aunque anda al límite de gasolina. Y finalmente el Valencia, que no ceja en su empeño. Cualquiera de los cuatro puede ser campeón, pero sólo hay un premio.

El Madrid necesita ahora la máxima concentración y no será en esta columna donde despistemos con asuntos como el segundo proyecto Calderón, el futuro de Mijatovic, la salida de Capello o la llegada de Schuster. Ahora lo más importante es que la Liga está paralizando a la media España futbolera (aunque la otra, con los gritos, también se entera). La cerveza inunda los bares, las pizzas corren que se las pelan, los amigos que se citan en la tasca, las peñas que lo sufren en sus sedes,...

La Liga es bella sí, y la Copa es linda. Con respeto al sevillismo –que al menos ya tiene una-, éste, señor Del Nido, es también el año de Schuster y del Getafe, que puede entrar en Europa por la puerta grande. Tengo unos amigos de Getafe que llevan pasándoselo pipa los dos últimos años. Por ellos, por Bernardo, por unos jugadores comprometidos, y por el bien del fútbol, que la copa se la lleve un modesto.

Noticias relacionadas

El lado golpista del Frente Guasu

Los seguidores del cura papá Fernando Lugo acusan de golpistas a varios entes, empresas y medios con los cuales siguen vinculados

Telecinco condenada por el Tribunal Supremo por realizar publicidad encubierta

Clemente Ferrer

Empecemos a soñar con Madrid 2020

Los votantes del COI tienen un sentimiento de deuda con la candidatura española

Se acabó la Liga escocesa

Habrá que acostumbrarse a ver como el dueto Madrid-Barcelona, nuevamente, lucha por ganar la próxima Liga, mientras que los demás juegan y pelean por la “otra liga”

¿Cristiano o Messi? Y tú ¿De quién eres?

María Xosé Martínez
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris