Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Cine

Etiquetas:   Entrevista   -   Sección:   Cine

“Lo apasionante de este trabajo es que puedes vivir muchas vidas”

Maribel Verdú, actriz.
Redacción
domingo, 20 de mayo de 2007, 15:45 h (CET)
Actualmente una película en la que aparece el nombre de Maribel Verdú es sinónimo de éxito. Esta madrileña de carrera imparable comenzó en el mundo del cine de la mano de Vicente Aranda en “Los jinetes del alba” cuando solo contaba con 11 años. Le siguieron otros títulos como “La estanquera de Vallecas” de Eloy de la Iglesia, “27 horas” de Montxo Amendáriz o “Salsa rosa” de Manuel Gómez Pereira, pero fue “Amantes” el largometraje que marcó un antes y un después en su profesión donde repitió con su descubridor Vicente Aranda.

Mónica Viana / MAGAZINE SIGLO XXI
Su filmografía se extiende más allá de 60 largometrajes y ha sido candidata a 4 premios Goya por su participación en “Amantes”, “La Celestina”, “La buena estrella” y “El laberinto del Fauno”. Además puede presumir de haber paseado por la alfombra roja en la nominación a los Oscar de “Belle Epoque” y la reciente “El laberinto del Fauno”, bajo la dirección de Guillermo del Toro.

El pasado día 17 de mayo se realizó la première de la película “El niño de barro” en los cines Filmax de A Coruña donde asistió todo el elenco de actores junto a su director Jorge Algora. Una Maribel resplandeciente ocultaba el cansancio producido por la presentación en Madrid justo el día anterior. Acompañada por Chete Lera, Daniel Freire y el novel Juan Ciancio atendió a la prensa sin perder en ningún momento su sonrisa.

Es la primera vez que trabajas con este director, ¿qué te hizo confiar en él?
Leí el guión y me entusiasmó. Inmediatamente le conteste y le dije que sí. Tuvimos una reunión y me dio tanta seguridad y tanta confianza que supe que quería trabajar con Jorge.

¿Cómo has preparado el personaje de Estela?
Con la ayuda de Jorge que ha estudiado arte dramático y eso hace que entienda tan bien al los actores. Él sabe lo vulnerables que somos y la necesidad que tenemos de que nos construyan el personaje.

¿Cómo eran los ensayos?
A mi me gusta que me den claves para dar autenticidad al personaje y luego construyo yo y Jorge daba claves muy concretas. Ha sido fantástico porque me encantaron los ensayos con él ya que tenía en la cabeza estructurada toda la puesta en escena y la describía con tanta precisión y realismo que cuando llegábamos a los decorados eran tal cual los había dibujado.

Qué puedes comentar sobre tu experiencia trabajando con niños.
No es la primera vez que trabajo con niños. Ya empecé en “La Buena Estrella” donde hice el papel de madre de dos niñas, en “El Laberinto de Fauno” trabajé con Ivana Baquero y ahora con Juan Ciancio… ya todos los personajes que hago parece que toca ser de madre, pero me encantan porque son apasionantes. Trabajar con Juan ha sido esplendido porque es muy intuitivo y listo para su edad.

Alguna escena que te haya costado hacer especialmente a lo largo de tu carrera.
La escena más difícil de mi vida fue la escena final de esta película. No solo por la carga emocional que tenía sino porque hacia un frío horrible en aquella Pampa Argentina. Llovía, estaba sobre el barro… y lo superé a base de carajillos para pasar el frío (dice entre risas).

Empezaste en el cine siendo una niña y has encarnado a personajes muy diferentes, ¿prefieres alguno en especial?
No. He hecho de todo en el cine desde papeles serios como en “Amantes”, “La Celestina”, “La buena estrella”, hasta papeles más alocados como “Carreteras secundarias”, “Salsa rosa”… he hecho de todo, de monja de drogadicta de prostituta… eso es lo apasionante de este trabajo que puedes vivir muchas vidas y te ayuda mucho en tu vida personal, evita muchas visitas al psicólogo.

¿Te preparas los guiones en casa?
Ni hablar. Solo lo hice una vez en “27 horas”. Era muy jovencita e interpreté a un personaje terrible de heroinómana. Lo ensayaba día y noche y estuve tres meses muy mal. No lo he vuelto a repetir. El trabajo es una cosa y la vida personal es para relajarte.

¿Te ayuda en tu vida privada algún papel que hayas interpretado?
De mí siempre saco algo para representar a los personajes, siempre buscas alguna vivencia propia pero para mi vida personal no saco nada de ellos. Lo que realmente me ayuda es la literatura.

“El niño de barro” se presenta en Galicia en dos versiones, una en su lengua original y otra doblada al gallego ¿qué opinión te merece los doblajes?
No me gusta que los largometrajes se doblen a otros idiomas, ni al gallego ni a ningún otro. Prefiero ver las películas en su lengua original porque tienen una riqueza en matices y una expresividad que se pierden al ser dobladas.

Noticias relacionadas

Netflix España prepara nueva película con Daniel Sánchez Arévalo

Se estrenará en todo el mundo en 2019

El cine fantástico monopoliza los Premios en la IV Muestra de cine y creatividad del Centro Botín

El premio del público fue para “El escarabajo al final de la calle”

Disney celebra los 90 años de Mickey Mouse con una exposición

Un artista español participa en la muestra de Nueva York

Silvia Abril y Andreu Buenafuente presentarán los 33 Premios Goya

La actriz y cómica debutará como conductora

Javier Gutierrez, galardonado en el Festival Internacional de Cortometrajes de Valencia

'Zero' se lleva dos galardones
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris