Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
Etiquetas:   La parte por el todo   -   Sección:   Opinión

El mismo nuevo alcalde

Óscar Arce
Óscar Arce
sábado, 19 de mayo de 2007, 22:17 h (CET)
Joan Clos, anterior alcalde de Barcelona, dejó su puesto en la capital catalana para suplir la baja causada por el traslado de Montilla. En ese momento, la ciudad quedó en manos de Jordi Hereu (Jorge Heredero), hasta que sea reafirmado o desacreditado en los próximos comicios municipales.

Es decir, aunque no haya disfrutado de una legislatura completa, Hereu ha sido alcalde de Barcelona sea por el tiempo que sea.

Es curioso, entonces, que su lema para esta campaña sea precisamente ‘nuevo alcalde, nuevas ideas’. Me resulta extraño que el actual máximo gobernador de la ciudad se presente como un candidato diferente. Estoy -estamos- acostumbrados a que sea la oposición la que exija el cambio en la manera de hacer.

Pero aún hay más; desde 1979 la alcaldía de Barcelona ha sido siempre ocupada por representantes de la sucursal catalana del partido socialista. Por esto la situación me resulta enormemente extraña.

No consigo ver qué tiene de novedosa la presencia de Hereu en la lucha por el poder municipal.

Claro, todos sabemos que, ante la posibilidad de acceder al trono, los políticos mienten, omiten, silencian, disfrazan, simulan y amagan, que no parecen tener clara la diferencia entre ‘Diego’ y ‘digo’.

Lo que se propone el PSC en Barcelona es dar un paso más, crear un nuevo candidato con la apariencia física y el nombre del actual alcalde. Algo bastante raro, pues lo que cualquiera puede ver en los carteles es la cara del Excelentísimo Señor Jordi Hereu.

Ante esto, me pregunto por qué no habrán optado los creativos de la campaña por apostar por un lema que refiera a la continuidad. Por qué han preferido presentar un nuevo producto antes que consolidar el prestigio que pueda existir.

Puede que lo que haya decantado la balanza sea el coste social del mantenimiento contra el pan bajo el brazo del neonato.

Como en las sociedades que practican el proceso ceremonial del Potlatch. Sus integrantes ven cómo ciertos individuos distribuyen sus bienes como muestra de su posición social. Los candidatos son los que deben obsequiar al resto con los regalos que cada modalidad establezca. El rango de los regalos establecerá el rango del obsequiante.

Alguien que ha asumido un cierto valor en el mercado del prestigio se ve obligado a acumular más propiedades para después poder derrocharlas, a menos que quiera ver descender su prestigio. Tanto es así, que en ocasiones los ‘ganadores’ deben asilarse en casa de amigos o familiares. Evidentemente, es más exigente el público con quien ha de mantenerse que con quien opta al puesto.

Nos parecemos más de lo que pensamos, y ningún candidato a alcalde está dispuesto a renunciar a la manga ancha del que recién aterriza. Ninguno, aunque para ello tenga que convencerse de que acaba de llegar.

Noticias relacionadas

Qué explicaría la visita de Xi Jinping a Panamá

Panamá no constituye ejemplo de gran o mediana potencia

¿A quién voto en las próximas elecciones andaluzas?

Los socialistas han gobernado en Andalucía desde 1982 sin interrupción y no hemos salido del vagón de cola

Macron y Mohammed 6 en tren de alta velocidad

Mientras otros países del Magreb se resisten a la modernidad, Marruecos se suma a la carrera espacial y viaja en trenes de alta velocidad

¿Hacia un Brexit traumático?

La irrupción de fuerzas centrífugas consiguió la victoria inesperada

Interior del Ministro de Interior

​Desayuno de Europa Press con el ministro de Interior Grande-Marlaska en el hotel Hesperia de Madrid. Llegué con adelanto y atendí el WhatsApp: “¡Vaya espectáculo!.
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris