Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
15º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Opinión
Etiquetas:   La tronera  

Zapatero sigue mintiendo

Jesús Salamanca
Jesús  Salamanca
sábado, 19 de mayo de 2007, 08:39 h (CET)
En enero aseguró el presidente Rodríguez que se había roto toda negociación con ETA. Había quedado en tan mal lugar tras los sucesos de Barajas que ya no sabía si iba o regresaba. ETA le había desconcertado tanto que estaba como el gallego de la escalera. Transcurridos unos meses, volvemos a comprobar que ha vuelto a mentir, premeditada y torpemente. Parece que nadie le ha explicado el certero dicho del cojo, el mentiroso y el trapacero.

El presidente Rodríguez se sabe atrapado en la red de la banda socialista y abertzale. Hay traiciones que se pagan y los violentos no han tardado en cobrarse el importe. ETA es conocedora de la dependencia que tiene en este momento el presidente Rodríguez y aprovecha cualquier ocasión; máxime en un momento en que comprueba que puede reventar las elecciones. Rodríguez recuerda la forma en que llegó a la Presidencia del Gobierno, con un programa de oposición, y es consciente del modo en que puede perderla. La expresión de “presidente por accidente” no la acuñó la prensa española, sino parte de la europea: Lo que han hecho tres periodistas nacionales es remedar la expresión, sin más.

Dado que la banda está fortalecida, el Gobierno español ha vuelto a reclamar y facilitar los contactos. Ahí volvemos a encontrar la gran mentira, otra vez reiterada; pero por los socialistas negada. Lo llamativo del caso es que, una vez más, se han vuelto a equivocar al intentar negociar con el sector de Josu Ternera, cada vez más alejado del núcleo de decisiones de la banda. Y de esa gran mentira ha surgido lo que hoy está sucediendo con ANV. Pero nuevamente sale a flote. La banda criminal achaca a Rodríguez su “inmovilismo”, al no haber cumplido los pactos con ella. Ante tal afirmación solo flota un concepto: la mentira, tan solo y de nuevo la mentira.

No parece que el Estado de Derecho esté en su mejor momento. Ni para el PSOE ni para Rodríguez tiene valor la palabra. Del colaboracionismo con banda armada del fiscal general del Estado mejor ni hablar, de momento.

Los políticos cercanos al ‘pesebre’ tergiversan, mienten cuando interesa y se vuelve la tortilla si es preciso, como ha hecho en los últimos mítines la vicepresidenta ‘Maritere’; su incorrección, desfachatez y atrevimiento hacen que lo mismo le dé ‘planchar huevos que freír corbatas’.

En fin, así cubre el pelo a la ajada rosa socialista, ahogada por el puño y la ‘serpiente’ abertzsale. Mal asunto si nadie le explica al presidente que las deudas con ETA se pagan siempre, con elevados intereses y a corto plazo.

Noticias relacionadas

La moción de censura y el “Procés”

Singularidad reformista

Juventud salvaje

Pedro el mendaz, quiere presentar su fracaso como una victoria

Un mundo en Cambio

 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris