Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Políticamente incorrecta   -   Sección:   Opinión

Violencia antiliberal, estrategia electoral

Almudena Negro
Almudena Negro
@almudenanegro
sábado, 19 de mayo de 2007, 08:39 h (CET)
Coincidiendo con la celebración de elecciones municipales y autonómicas se ha desatado en España una violencia antiliberal peligrosa para la convivencia que tendrá, a buen seguro, consecuencias incalculables. Y todo por conseguir la movilización de determinado electorado. Todo por unos votos.

Así, pudimos ver en las televisiones las alucinantes imágenes de unos señores que tomaron al asalto una delegación de la Xunta de Galicia en Vigo, destrozaron el mobiliario, mancharon con pintura las dependencias y, en el colmo del despropósito, prendieron fuego y arrojaron por la ventana miles de expedientes administrativos, con el consiguiente perjuicio para los ciudadanos vigueses. La justificación de los violentos: en caso de huelga todo vale. Afirmó la alcaldesa popular de Vigo que detrás de este asalto se encontraría el BNG, o, lo que es lo mismo, el nacionalismo de extrema izquierda gallego. Casi al mismo tiempo en que los violentos asaltaban la delegación de la Xunta los TEDAX tuvieron que desactivar una bomba colocada en las oficinas de la empresa propiedad del que fuera alcalde popular de Burela (Lugo).

Unos días antes una piara de proetarras de la paz se liaron a tortazo limpio con dos valientes jóvenes (y el “justiciero de las mujeres” callado y sin condenar) candidatas del PP en el País Vasco, partiéndole la mandíbula a una de ellas y mandando al hospital a sus escoltas. Y es que en el paraíso de igualdad y paz de ZP las mujeres (y hombres) que plantan cara al nacionalismo radical tienen que llevar escolta. Para colmo, según un cada día más nazi gobierno vasco lo acontecido fue una especie de reyerta y todos culpables. Proetarras y amenazados. Agresores y agredidas. Lo cierto es que, para desgracia de todos los españoles y por obra y gracia de ZP y su proceso, el espacio de libertad es más ancho para el asesino De Juana Chaos que para Nerea Alzola, concejala del PP en Sondica. Y algunos aún tienen la osadía de hablar de democracia. Mientras, el PSOE… calla.

En Valencia hace explosión un artefacto casero en la sede del PP. La sede popular de Móstoles aparece cubierta de pintura roja. En Alcorcón dos militantes del PP que andaban por ahí repartiendo propaganda electoral son agredidos por unos salvajes que portan bates de béisbol. En San Agustín de Guadalix los radicales destrozan la sede popular. En plena capital de España una vocal socialista llamada Amalia Rodríguez -que se sepa quién es-, recibe al democrático y significativo grito de “asesinos” a Alberto Ruiz Gallardón y Ana Botella. Ni tan siquiera ha sido expedientada por su partido. El PSOE… calla.

En San Fernando de Henares aparecen pintarrajeados los carteles electorales del PP con un claro mensaje: “ETA mátalos”. Por cierto, la frase del “ETA mátalos” no es nueva y quizás convendría rescatar algunas imágenes de los años 70-80 y ver quién rebuznaba semejante consigna. “ETA mátalos” pintan los radicales sobre los carteles, a sabiendas de que, según publicó toda la prensa la pasada Semana Santa, el PP sería objetivo prioritario de los asesinos. Objetivo del que los de De Juana excluyen a PNV, IU y PSOE. Salvo a Maite Pagaza y a Fernando Savater, que deben de resultarles molestos a los de la ETA. El PSOE… calla.

En Morales de Vino (Zamora) un candidato de IU insulta, agrede y amenaza al candidato del PP y a su hijo menor de edad. En Ferrol un radical dispara con un arma de perdigones contra quienes se hallaban pacíficamente concentrados apoyando a las víctimas del terrorismo, que piden el reingreso del asesino en prisión. El PSOE… calla.

Y es que al fin y al cabo, esto no es más que una reedición de la violencia desatada por la izquierda totalitaria del "Nunca Mais", de las manifestaciones "contra la Guerra de Irak y me llevo un jamón" o del asalto a las sedes del PP del 13 de marzo de 2004. Es la reedición del todo vale que durante dos años (2002-2004) apoyó, jaleó y hasta aventó el PSOE y que culminó en el pacto del Tinell y con el nombramiento de Bermejo como Ministro de Justicia. De ahí el silencio de los socialistas ante las agresiones que sufren los populares. Quieren recoger las nueces después de haber agitado el árbol.

Noticias relacionadas

La Querulante

Cree que el mundo entero está contra él y por lo tanto se defiende atacando con contenciosos de todo tipo

Tras una elección histórica, comienza el trabajo de verdad

El Partido Republicano aumenta su mayoría en el Senado mientras que los demócratas logran obtener el control de la Cámara de Representantes

Extraños movimientos políticos que alertan de un invierno caliente

“El verdadero valor consiste en saber sufrir” Voltaire

Uno ha de empezar por combatirse a sí mismo

Obligación de vencer ese mal autodestructivo que a veces, queriendo o sin querer, fermentamos en nuestro propio mundo interno

Ataque al museo

Hay colectivos que van a terminar comiéndose las patas, como los pulpos.
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris