Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Revista-teatro

Etiquetas:   -   Sección:   Revista-teatro

Teatro por teatro

"Me acordaré de todos vosotros"
Redacción
viernes, 1 de junio de 2007, 17:11 h (CET)
Con el pretexto de lo onírico, Ana Vallés ha hecho un batiburrillo lingüístico y teatral con literatura, danza, música e incluso mimo. Todo cabe en una hora y cuarenta minutos, con 9 actores, unos mejores que otros, pero sin un mensaje claro que le quede al espectador en la frente. En la retina sí, muchas imágenes muy bien creadas, plásticas y graciosas tocando el absurdo, pero poco más. La nueva propuesta de La Abadía juega una vez más con el propio concepto del teatro.


Gloria March
“Me acordaré de todos vosotros” no tiene estructura de obra teatral al uso, se suceden diversas escenas con ninguna o alguna pequeña unión entre ellas donde los actores entran y salen con un personaje creado por ellos mismos. Utilizan textos de Jaime Gil de Biedma, Peter Handke, Sam Bratney, Fellini, Oliver Sacks, Shakespeare, la propia Ana Vallés y los actores. Para más mezcla, alguno de ellos habla en italiano, francés y catalán creando una atmósfera donde todo cabe; desde el personaje de Julio Cortázar que padece la enfermedad de morirse cuando menos se lo espera, hasta un hombre disfrazado de conejo comiendo zanahorias...el entretenimiento y la risa son seguras.

Hay actores que destacan por su técnica y la utilización de su cuerpo en escena. El trabajo de Cristina Arranz llama la atención por su precisión, cómo pasa de moverse como una muñeca, con sus bailes y sus posturas rígidas, a ser un niño travieso. A su lado, Julio Cortázar construye un personaje surrealista como el propio escritor Julio Cortázar y lo defiende en cada segundo.
Hay momentos que enganchan totalmente al público. Markos Marín y Fernando Soto protagonizan uno de las mejores escenas de la obra moviendo una mesa en distintos planos, como si fuera cine, utilizando las sombras y la luz de un flexo.

Por el contrario, hay actores menos relevantes como Rafael Rojas, presentando un personaje nada interesante, con poca iniciativa ni relevancia para el conjunto.

Todo surgió hace un año cuando la directora gallega Ana Vallés impartió un curso con actores de la compañía La Abadía. Allí dio rienda suelta a su imaginación y la de los actores, sin límites, huyendo de lo racional. Y así es esta obra, una búsqueda de lo inconsciente, un juego, un teatro por teatro.

Ficha técnica:
Dirección: Ana Vallés
Autor: Ana Vallés
Reparto:
La muñeca: Cristina Arranz
El hombre tranquilo: David Luque
La enamorada de Marcello: Lola Manzano
El actor en crisis: Markos Marín
La mujer en rose: María Miguel
El hombre que sólo comía zanahorias: Fernando Soto

Noticias relacionadas
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris