Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Etiquetas:   El ateneo deportivo   -   Sección:  

La fiesta del fútbol español

Enrique Salvatierra
Enrique Salvatierra
viernes, 18 de mayo de 2007, 07:38 h (CET)
España, capital Glasgow. En la noche de ayer se enfrentaron de forma inédita en la final de la UEFA el Sevilla y el Español. El primero llegaba de favorita a la cita europea, con el objetivo de revalidar su corona por segunda vez consecutiva, mientras los periquitos, aspirantes al trono sevillista, llegaban a esta final con el recuerdo de la derrota ante el Leverkusen en 1988, pero ante todo este 16 de Mayo de 2007 se convirtió en la fiesta de fútbol español.

Y es que tras el debacle de la Champions, donde los españoles no pasaron de octavos, salvo el Valencia que se quedo en cuartos, el fútbol español había quedado muy tocado frente al potencial de las ligas inglesa e italiana. Pero ahí estaban el mejor equipo del mundo para la IFHS y el Español para darnos una alegría, poner al fútbol español donde se merece, y demostrar que la liga española no es solo ilustre por el Real Madrid y el Barcelona sino por el resto de equipos que acompañan a estos grandes del fútbol mundial.

Así comenzó un partido en el que hasta el pitido del árbitro sonaba español. La nota negativa la pusieron las compañías aéreas que dejaron a unos cientos de aficionados sin ver el encuentro. Un partido vibrante, donde el Sevilla, con más poderío que el Español dio primero, pero los periquitos se repusieron pronto y consiguieron remontar. La final cambio radicalmente cuando el equipo de Valverde se quedó con uno menos, y los sevillanos pusieron la directa hacia su segunda UEFA consecutiva. Pero a pesar de todo, el partido llegó su fin con empate a uno en el marcador.

La prórroga no hacía más que alargar una fiesta con sabor español y un partido frenético en el que las fuerzas ya empezaban a flaquear en ambos bandos. Con el Español desfondado apareció Kanoute para acercar a los suyos a la gloria, pero cuando ya se veía el Sevilla campeón apareció Jonatas para llevar a su equipo a la lotería de los penaltis. Un final de infarto como colofón final de esta fiesta del fútbol.

Con toda Europa expectante, y medio país en vilo, Palop llevó al Sevilla a la gloria y al Español a la decepción, nuevamente se les escapaba una final europea, y otra vez en los penaltis. Pero los periquitos deben irse con la cabeza bien alta porque su entrega y su lucha fue épica para llegar a la suerte final de los penaltis. Aún así, el fútbol es justo, y algún día les devolverá lo que Palop le arrebató con sus tres penaltis parados.

Acabar felicitando al Sevilla por su doble corona, y por confirmarse como un grande no solo de España, sino de Europa.

Noticias relacionadas

El lado golpista del Frente Guasu

Los seguidores del cura papá Fernando Lugo acusan de golpistas a varios entes, empresas y medios con los cuales siguen vinculados

Telecinco condenada por el Tribunal Supremo por realizar publicidad encubierta

Clemente Ferrer

Empecemos a soñar con Madrid 2020

Los votantes del COI tienen un sentimiento de deuda con la candidatura española

Se acabó la Liga escocesa

Habrá que acostumbrarse a ver como el dueto Madrid-Barcelona, nuevamente, lucha por ganar la próxima Liga, mientras que los demás juegan y pelean por la “otra liga”

¿Cristiano o Messi? Y tú ¿De quién eres?

María Xosé Martínez
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris