Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Punto crítico   -   Sección:   Opinión

Sólo se pide respeto

Raúl Tristán

miércoles, 16 de mayo de 2007, 22:10 h (CET)
Este pasado sábado, día 12 de mayo, la AVT celebraba en Zaragoza una concentración pacífica y cargada, como siempre y no podía ser menos, de sentimientos.

Sentimientos de vergüenza por la sumisa política nacional, sentimientos de impotencia, de dolor, de tristeza, de rabia...

La casualidad quiso que, una comparsa festiva, pachanguera, chirigotera, musical y alegre, de unos 150 "moros y cristianos" que celebraba los actos de "Zaragoza Diversa" se cruzara con aquella de la AVT, en la que los corazones no podían expresar gozo sino duelo, ni sonrisas los rostros sino llanto.

Y los dos grupos,animados por ideales y sentimientos tan diferentes, chocaron verbalmente, e incluso físicamente.

Ambas manifestaciones del sentir ciudadano son igual de válidas y respetables. Partamos de esa base.

Lo que ya no puedo decir, por no haber estado allí, es por qué se llegó al enfrentamiento.

Si yo hubiera dirigido al grupo carcajeante, danzante y cantante, al ver al de la AVT hubiera manifestado mi respeto, tal vez acallando las voces y las músicas por un momento, tal vez cambiando la dirección de la marcha. Sólo por respeto, pues creo que es de lógica que no se puede exigir, a personas que han sufrido la lacra del terrorismo, que cuando sus emociones se encuentran a flor de piel, reavivadas por la catarsis grupal, deban tener la capacidad sobrehumana de soportar a su alrededor un ambiente festivo que les hiera como un cuchillo en el alma.

Hay quien dice que no fue la casualidad quien los hizo converger sobre un mismo escenario. Que tal vez alguien estuviera interesado en que el roce se produjera (y más sabiendo que el candidato a la alcaldía de Zaragoza por el PP, figuraba entre los marchantes en el grupo de la AVT).

A escasos días de las elecciones municipales, en plena campaña electoral, las casualidades suelen brillar por su ausencia, y todos los actos y acontecimientos vienen caminando de la mano de sesudos planeamientos de márketing electoral.

Hacer aparecer al PP, y a su cabeza visible, como un demonio aguafiestas puede, perfectamente, entrar dentro de uno de esos planeamientos.

Noticias relacionadas

Una muralla para aislar el desierto del Sahara

Intelectuales de todo el mundo analizarán en Marruecos el problema de la inmigración que causa insomnio y desacuerdos en Europa

El discurso de la payasada

Cuatro artículos que me han ayudado a encontrar la mía

Heráclito

Es un filósofo presocrático que ha especulado acerca del mundo y de la realidad humana

Trapisondas políticas, separatismo, comunismo bolivariano

Una mayoría ciudadana irritada

Prejuicios contra las personas

Es una malévola tendencia, favorecemos los prejuicios y protestamos contra sus penosas consecuencias
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris