Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
15º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Opinión
Etiquetas:   Al aire libre  

Legítima preocupación

Pascual Falces
Pascual Falces
miércoles, 16 de mayo de 2007, 22:10 h (CET)
La actualidad, ese arroyo que quisiera ser torrente y que pretende arrastrar todo sin que la mayoría de las veces nos importe nada, está marcada por las elecciones locales del próximo día 27. Según sean los resultados, unos les darán el valor o no, de “primarias”-unas elecciones bien concebidas en las democracias y en que la gente, y no los partidos, son los que eligen a los candidatos que luego competirán en las “generales”-, y que no están consideradas en el sistema político español.

Es una muestra, entre otras, de la inmadurez o de lo injusto de nuestro sistema representativo-electoral. El político actúa más de cara a quien en la burocracia del partido hace esas listas, que de a quienes representa. Sin embargo, los cambios que se sugieren en la Constitución se centran más en la estructura del Estado que en perfeccionar la representación del pueblo en las cámaras legislativas. El poder está perfectamente manipulado desde arriba, no sea que la opinión pública, el sentir general, trastrueque el “orden” establecido desde que se murió Franco.

Una peculiaridad de estas elecciones es la controversia centrada entorno de las provincias de los vascos. En el resto del país se elegirá entre las listas de la circunscripción de cada uno, pero con el rabillo del ojo puesto en los colegios electorales vascos y navarros. Con ello, se les adjudica una importancia de la que carecerían si no fuera porque en la reivindicación de la independencia de esas provincianas tierras, España ha visto derramarse la sangre de muchos inocentes. Y las pistolas, según parece, simplemente están en un alto estratégico, pero cargadas y amartilladas. Es natural que afecte más a cualquier ciudadano de este país -por sus consecuencias-, lo que suceda en Mondragón (p.e.), que en el propio municipio. Ningún alcalde o concejal de Calatayud -también p.e.-, tiene entre sus intenciones poner un salvaje bombazo en cualquier aparcamiento madrileño, o de Alicante (p.e.)

¿Es defendible, según los hechos, que los resultados electorales vascos dependan tan sólo de la gente que allí vive? Y, ¿qué tiene que ver todo esto con unas elecciones “primarias”? En el país vasco, se votará con temor, no existe libertad en cualquier pequeño municipio donde todos se conocen, y hasta se puede vaticinar “quien a votado a quien”. Los resultados están condicionados por la salvaguardia de la propia integridad, y para colmo, esos resultados afectan a la vida del resto de los españoles.

Leyendo, y oyendo, parece como si las próximas elecciones fueran un prodigio democrático. Los comentaristas escriben a favor o en contra de sus inclinaciones u obligaciones, y la mayoría de los electores se rigen por criterios viscerales. Una minoritaria parte vota razonando, sin que, por otra parte, su razonamiento sea “para tirar cohetes” o un alarde de sentido común aristotélico, pero con su peso desplazan el resultado final de la balanza. Dos mitades existen en casi todos los países.

Noticias relacionadas

La Gloria de Nanawa, ochenta y seis años después

Hace ochenta y seis años, un soldado de nombre e historia prohibida cambió el curso de la última guerra sudamericana

¿Qué nos habrá ocultado Sánchez de sus pactos secretos?

Desde Bélgica creen que podrán tumbar al Estado español manejando a sus peones de la Generalitat catalán

El mundo feliz

El libro de Luisgé Martín plantea en sus páginas un enfoque virtual de la realidad humana

La gran tarea

La Junta de Andalucía va a ser gobernada por el pacto que ha llevado a cabo el PP con Ciudadanos y con Vox

Navidad antigua

La Navidad actual no tiene nada que ver con la original
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris