Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
Etiquetas:   Hablemos sin tapujos   -   Sección:   Opinión

La España decadente de Zapatero

Miguel Massanet
Miguel Massanet
miércoles, 16 de mayo de 2007, 22:10 h (CET)
Si alguien tiene curiosidad por saber lo que está sucediendo en España en este período preelectoral, previo a las elecciones del día 27 próximo, nada más tiene que molestarse en recorrer las páginas de la prensa impresa y digital. Por supuesto que nadie que quiera enterarse de lo que ocurre en nuestro suelo patrio debe dejarse embaucar por rotativos como El País, emisoras de radio como la SER o la mayoría de las televisiones de Polanco, que secundan, apoyan y mantienen en el candelero al PSOE y sus dirigentes. Yo les recomendaría que consultaran varias fuentes más fiables y entresacaran de sus informaciones el justo término medio que es, según dicen los sabios, donde está la virtud y supongo que, por extrapolación, la verdad.

Lo primero que se debe hacer es procurar alejarse de los mítines políticos y de los soporíferos espacios de propaganda electoral con los que nos machaca continuamente la TV de las diversas cadenas nacionales. Me hago cruces de que, con lo resabiados que estamos los ciudadanos, todavía los haya con moral suficiente para ir a pasar apreturas, escuchar obviedades y tener que soportar como los diversos candidatos repiten incesantemente la misma cantinela que han repetido mil veces. Siempre he creido que el voto del elector, el importante aval que nos piden desde las diversas formaciones políticas, es el único valor que se cotiza en alza antes de los comicios y que, una vez utilizado, cae en picado hasta la llegada de los siguientes. Bien, pues este cheque, del que podemos disponer a nuestro antojo, creo que debe ser bien administrado y no otorgarlo a quien más grita o a quien más promete ni, por supuesto a quien más presume de honradez; sino a aquel que haya demostrado con hechos que está capacitado y merezca nuestra confianza para ejercer el cargo para el que se presenta.

Por ejemplo, si nos preocupa el terrorismo, puede resultar muy sano y aleccionador, recordar en qué estado estaba la banda ETA al fin del gobierno de Aznar y compararlo con la situación actual de la banda. Si cuando Zapatero tomó el poder ETA estaba acogotada, acosada y desarbolada; su política ha conseguido el milagro de que se haya reorganizado, se haya reforzado y, en estos momentos, se muestre poderosa, osada y revitalizada en toda Euskadi y Navarra, hasta el punto de que están punto de tomar por asalto los ayuntamientos de dichas comunidades autónomas, sin que ni el Gobierno ni la Justicia hagan nada para evitarlo.

Si nos preocupa la situación de la inmigración en España, hemos tenido ocasión comprobar como las doctrinas permisivas y reguladoras del PSOE, encabezado por el señor Caldera, han dado lugar a que, aparte de regularizar la situación de un millón de indocumentados, se hayan notado su efecto llamada materializado en las oleadas de nuevos inmigrantes que van invadiendo nuestro país, sin trabajo ni documentación y muchos de ellos delinquiendo.

Si nos interesan nuestras relaciones internacionales, es fácil percatarse del deterioro de las mismas con una España anteriormente respetada en el extranjero, potente económicamente y amiga de Inglaterra y EEUU, se ha pasado, gracias a Zapatero y a Moratinos, a ser el farolillo rojo de Europa. Nuestro Presidente ha conseguido el desprestigio de nuestra nación y sólo es capaz de buscar salir en la foto, como los niños, para aparentar ser importante ¡pobrecillo! Si hablamos de amigos no digamos. Ahora España debe conformarse con compañeros de viaje como Fidel Castro, Evo Morales, Rafael Correa y, el gran dictador, Hugo Chavez y sus chavistas. ¡Ah!, pero no olvidemos lo de la Alianza de Civilizaciones, el gran proyecto de Zapatero. Hasta ahora sólo se ha logrado que Al Qaeda nos amenace por nuestra presencia en Afganistán; que los musulmanes hayan reivindicado de nuevo sus derechos sobre El Andalús (España) que, según ellos, les pertenece por conquista. Nos hemos granjeado la enemistad, más o menos disimulada, de naciones como Israel; estamos con nuestras tropas en Líbano expuestos a un disgusto; está por ver lo que ocurrirá con la Francia de Sarkozy y poco se puede esperar de la Merkel alemana. Eso sí, nos indispusimos con los EEUU, y lo venimos pagando desde entonces. La señora Rice, la eternamente deseada por la diplomacia española, parece que siempre está a punto de venir, pero nunca llega ¿por qué será?

Y si nos preocupa la unidad de España ¿qué sucede cuando dirigimos nuestra mirada crítica a nuestra política autonómica? Pues que vamos de mal en peor. Al principio de la legislatura toda España estaba apaciguada. Los catalanes contenidos en sus aspiraciones independentistas, a la fuerza claro, pero inofensivos; Ibarretche despotricando, pero sujeto y, el terrorismo, dominado y en vías de extinción. Ahora, en un Euskadi levantisco, Ibarretche está eufórico y envalentonado, saltándose el estado de derecho y enfrentándose temerariamente a la Justicia a la que desprecia; la izquierda abertzale campando por sus respetos; la kale borroca in crescendo; las libertades por los suelos y las autoridades voluntariamente inoperantes. ¡Todo un espectáculo ejemplarizante de desorden, insumisión y falta de autoridad! Nadie parece estar por la labor de remediarlo.

Falta espacio para más, pero el escenario está dispuesto. ¿Les gusta la representación de los títeres socialistas? o, ¿preferírían otro escenario mas justo, honrado, eficaz y patriota? Bueno, pues ustedes mismos pueden escoger, ¡en sus manos está la solución! España nos necesita.

Noticias relacionadas

Thanksgiving’s day

El Black Friday será una marabunta de compradores compulsivos de unas rebajas que no tengo yo muy claro que sean tales

El otro 20N

En la actualidad sigue el mismo partido y otros que mantienen el ideario antidemocrático y fascista

Estrasburgo y la exhumación de Franco. Torra y sus ínfulas

Socialistas y soberanistas catalanes quieren morder un hueso demasiado grande para sus quijadas

En cada niño nace un trozo de cielo

Un privilegio en el ocaso de nuestros andares y una gracia

Por fin

Ya era hora. Por fin han valorado el buen hacer de los malagueños
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris