Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
Etiquetas:   Reales de vellón   -   Sección:   Opinión

Después de los 45, el 'Zenempleo'

Sergio Brosa
Sergio Brosa
lunes, 14 de mayo de 2007, 21:18 h (CET)
El mismo día que Tony Blair proclamaba su renuncia a la presidencia del gobierno británico, el Daily Telegraph sacaba a la luz una investigación sobre los deseos de los trabajadores en Gran Bretaña cuando llegan a una acierta edad. Millones de trabajadores británicos desean dejar la dura competencia laboral, por un trabajo en la vía lenta al llegar a los 45.

El estudio ha descubierto que uno de cada dos británicos desea una segunda carrera profesional, más compasiva con ellos, para las dos últimas décadas de su vida profesional. Muchos dirigentes de todo el país se están encontrando con renuncias de empleados cuarentañeros que prefieren la satisfacción al éxito.

Dos de cada tres encuestados dijeron no hallarse realizados, sentirse mezquinos o a la deriva en sus trabajos y más de la mitad reclamaban menos ingresos a cambio de sentirse mejor con ellos mismos.

Ahora, en una nueva tendencia de carrera profesional en el Reino Unido, etiquetada como “Zenempleo” casi la mitad dicen preferir una segunda carrera que les ofrezca sentirse realizados y la posibilidad de hacer algo diferente al llegar a los 45. Asistente social de animales, terapeuta y profesor de yoga están en la lista de las concebidas como carreras amables. Uno de cada cuatro empleados pide a su jefe la oportunidad de trabajar en organizaciones benéficas o de voluntariado en su campo de conocimientos.

William Nelson, analista de tendencias de la Future Foundation, dijo que esta investigación evidencia más aún que estamos entrando en una nueva era, con una sociedad que es menos egoísta y cada vez más orientada a la realización personal. De hecho, la riqueza creciente y los niveles de empleo altos significan que la mayor parte de esos profesionales se sienten ahora bastante seguros en la cobertura de sus necesidades elementales, sobre todo una vez que se han asentado en carreras profesionales y la vivienda está asegurada. Las dimensiones éticas y espirituales del trabajo por lo tanto son más que una prioridad, y la gente quiere creer que sus carreras contribuyen a un futuro mejor, no sólo para ellos, sino para la sociedad.

La encuesta realizada a 1.200 personas para la Union Norwich Life también encontró que la gente que pretende dejar la carrera por el progreso social tenía por término medio un plan a nueve años, junto a gente que planea sus segundas carreras a una edad tan temprana como a los 36 años. Sin embargo, la retirada completa del trabajo estaba siendo rechazada a favor de "Zenempleo", al decir de la mitad de ellos que no seguirían el camino del retiro tradicional.

Dos tercios de los comprendidos entre los 45 y 54 años y siete de diez de los de edad superior a los 55 dijeron que un número creciente de sus amigos se habían cambiado a segundas carreras.

Los compromisos financieros, la falta de preparación y el temor a fallar fueron las limitaciones más importantes de los trabajadores para irse a las carreras amables.

Simon Quick, autor del informe, dijo que una vez soñamos con retirarnos a una casa de campo, pero esta investigación revela que los trabajadores británicos ahora prefieren hacer algo que les ofrezca realización personal en el segundo estadio de sus vidas. Eso tiene claramente un mayor impacto en la planificación financiera y la esperanza de conciliarla con la financiación del cambio de vida a una carrera amable.

El estudio revela que la gente del noreste, noroeste y Escocia eran los más insatisfechos con sus carreras actuales. Pero la gente de Londres sería la más preparada para ganar menos dinero a cambio de realización personal.

Las top•ten de las segundas carreras serían: asistente social de animales, terapeuta, voluntario o trabajador en organizaciones de caridad, jardinero, sanador de terapias alternativas, artista, profesor, político local o representante de la comunidad, defensor del cambio climático e instructor deportivo.

Lo que no cuenta el Telegraph es el coste del estudio, pues creo que, si bien es preferible tener evidencias empíricas que contribuyen a aproximar el estudio a un rango de cierto cientificismo, las conclusiones de la encuesta podían haberse hallado también mediante una reflexión no demasiado sesuda.

En efecto, de todos es sabido que cuando una persona tiene cubiertas sus necesidades primarias y las de su familia, seguir trabajando como un desaforado para tener una televisión de plasma más grande aún, otro coche más contaminante o poder cambiarse de traje mañana y tarde, acaba por concluir que prefiere trabajar menos aunque cobre menos y disponer de más tiempo para disfrutar de la vida y de los suyos; para sentirse vivo y no únicamente trabajador.

Puesto que la ciencia avanza que es una barbaridad, la esperanza de vida es hoy muy superior a la de nuestros abuelos. La edad de retiro ha bajado con lo que al llegar o aproximarse a cierta edad, la gente se hace planteamientos de vida como los descritos en el estudio. Mantenerse activo favorece la lucidez mental.

Hace unos años se pusieron de moda los jardines zen; esas bandejas elegantes llenas de fina arena, con una o varias piedras dentro, dependiendo del tamaño de la bandeja y un pequeño rastrillo para peinar el arena. La práctica regular del peinado de la arena dicen que producía una sensación de relajación mejor que empujar pelotas de golf a un vaso volcado en el suelo, sobre la moqueta del despacho.

Lo que no llegaron a explicarme es cómo se compaginaba esa práctica de relajación en la cadena de montaje de una fábrica de automóviles o en un astillero o en una fundición de hierro. Pero a buen seguro está ya pensado por los mandos sindicales al uso.

Allá por los sesenta, ya nos enseñaban en la universidad que a determinados niveles salariales la demanda del trabajador consiste entonces en menos salario a cambio de más tiempo libre.

Creo que después de cuarenta años, confirmamos aquella teoría, con la incorporación de una terapia ocupacional para aquel tiempo libre que ahora, en muchos casos, consiste en ayudar al prójimo. Bienvenido sea el complemento.

Noticias relacionadas

Qué explicaría la visita de Xi Jinping a Panamá

Panamá no constituye ejemplo de gran o mediana potencia

¿A quién voto en las próximas elecciones andaluzas?

Los socialistas han gobernado en Andalucía desde 1982 sin interrupción y no hemos salido del vagón de cola

Macron y Mohammed 6 en tren de alta velocidad

Mientras otros países del Magreb se resisten a la modernidad, Marruecos se suma a la carrera espacial y viaja en trenes de alta velocidad

¿Hacia un Brexit traumático?

La irrupción de fuerzas centrífugas consiguió la victoria inesperada

Interior del Ministro de Interior

​Desayuno de Europa Press con el ministro de Interior Grande-Marlaska en el hotel Hesperia de Madrid. Llegué con adelanto y atendí el WhatsApp: “¡Vaya espectáculo!.
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris