Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Carta al director   -   Sección:   Opinión

¿Qué estamos haciendo con nuestros jóvenes?

Mª Paz Alonso
Redacción
domingo, 13 de mayo de 2007, 21:22 h (CET)
¿Por qué practican los médicos al aborto a nacimiento parcial si es tan cruento?

Este tipo de aborto se practicaba en los EEUU hasta hace un par de meses cuando la Corte Suprema de Justicia vetó su práctica por considerarlo tan cruel e inhumano como el infanticidio. Se aplica en el último trimestre del embarazo y consiste en hacer nacer al niño de pie y, antes de que salga la cabeza, se perfora el cráneo y se destruye el cerebro del niño. Resulta muy fuerte el contraste de esta práctica quirúrgica sobre un niño que podría muy bien vivir fuera del seno materno a esas alturas del embarazo; sobre todo si se contempla al lado de las numerosas campañas de sensibilización de la sociedad en contra del uso de cosméticos o medicinas en cuya elaboración se utilicen animales como campo de ensayo clínico, el uso de pieles provenientes de animales, etc.

Trato de buscar algún sentido a este tipo de infanticidio, que así lo ha considerado la Corte Suprema de Justicia de los EEUU.

Quizás la única razón sea que el aborto, como práctica quirúrgica, pueda dejar secuelas en la matriz de la madre. No deja de ser peligroso introducir una especie de bisturí dentro del vientre para seccionar al niño y extraerlo en trozos; después hay que practicar un legrado o raspado de la placenta. Mientras que si se provoca el parto, no es necesario introducir el bisturí y cortar dentro y la placenta sería expulsada de forma natural. O sea, que con este aborto a nacimiento parcial se trata de evitar los daños en la madre inherentes a otro tipo de abortos. Luego existen riesgos en la práctica del aborto.

¿Sabrán nuestras hijas adolescentes que tan alegremente son informadas sobre el uso del preservativo, de los anticonceptivos, de los peligros y riegos que corren –físicos y psicológicos- con una conducta carente de autocontrol en sus relaciones con los chicos? ¿Realmente queremos a nuestras hijas sobre la mesa de un quirófano para eliminar a su bebé? ¿No sería mejor reconsiderar la forma en que educamos a nuestros hijos y enseñarles a controlar sus gustos: comida, bebida, tiempo libre, dinero para el ocio y finalmente, sus relaciones de amistad con chicas y chicos?

Pudiera ser que los padres creyésemos que un embarazo es lo peor que le podría ocurrir a nuestra hija. Nos engañamos. Sería lo menos grave. Baste saber que, por ejemplo, la mitad de los adolescentes de Milán consumen drogas. De la prensa he recogido la noticia de que el Ayuntamiento ha decidido regalar a cada familia, para cada hijo adolescente, algo parecido al test del embarazo. Con ese test los padres podrían saber si su hijo ha consumido cocaína, marihuana, anfetaminas u otros alucinógenos. ¿Qué estamos haciendo con nuestros jóvenes?

Noticias relacionadas

Borrell en retirada o táctica del PSOE

Pátina de sensatez capaz de equilibrar unos nombramientos en su momento tomados como extravagancias

Plagscan desmiente a la Moncloa y R.Mª.Mateo censura la TV1

Un gobierno enfocado únicamente a conseguir mantenerse en el poder

Inexorable Fin de la Farsa del “Sahara Occidental”

En 1975 un pueblo desarmado derrotó al último aliado de Hitler y Mussolini que seguía delirando tres décadas después de la disolución del Eje

Respeto a la Presidencia del Gobierno

'Avanzamos' como eslogan de bienvenida

Y vuelta a las andadas

Golpean el hierro en frío
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris