Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
15º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Opinión
Etiquetas:   La tronera  

Candidatos contaminados

Jesús Salamanca
Jesús  Salamanca
domingo, 13 de mayo de 2007, 21:22 h (CET)
Se suele decir que no hay peor sordo que el que no quiere oír. Pero sí hay uno peor: aquel a quien por un oído le entra y por otro le sale. Este es el caso del batasuno, Pernando Barrena, para quien la siniestra abertzale hará campaña contra viento y marea, además de pedir el voto. Ha dejado bien claro que le da igual la opinión que exprese el Tribunal Constitucional.

Hace apenas dos meses anunció que estarían en las elecciones. Lo corroboró Arnaldo Otegi y lo recordó Joseba Permach. “El que avisa, no es traidor”, decían. Y lo han cumplido. El tiempo hubiera sido suficiente si desde el Gobierno se hubiera instado al fiscal general del Estado a actuar de oficio; pero no se hizo así y ahora los Tribunales se escudan en la falta de tiempo. No hay más que desempolvar las hemerotecas o consultar en Internet para comprobar lo datos aludidos.

Durante la comparecencia de Barrena, en San Sebastián, lo ha vuelto a repetir: “Sea cual sea” la decisión del Tribunal Constitucional sobre las listas socialistas de ANV, la siniestra “va a estar en las elecciones por responsabilidad política”. Que esta gente hable de responsabilidad política, pone los pelos de punta. Y es que desde el entorno abertzale todo lo basan en “la necesidad de un proceso de paz”. No dejan de llevar ‘la burra al trigo’, pero siempre según su conveniencia y sin respetar la opinión ajena. Actúan con un claro victimismo, en vez de reconocer que son la otra parte del problema y del juego sucio: los verdugos.

Si algo hay en las listas de ANV es candidatos ‘infectados y contaminados’. Lo peor de todo es que el Gobierno Rodríguez ha eliminado el antivirus, permitiendo que entren ‘hasta la cocina’ del Estado. Lo mismo da que se mire a Navarra, Andoáin, Burlada, Villava,… Rodríguez ‘amamantó’ a la serpiente aletargada y ahora salen ‘víboras’ de todas partes. El calor estimula a este tipo de reptiles, como las sospechas de corrupción acompañan al secretario de organización, ‘Pepiño’ Blanco, don José, o los malos y rencorosos instintos destacan en el aturdido y fundido políticamente, Miguel Sebastián.

Batasuna pasea su nombre por el País Vasco y por España, como se pasea la enseña nacional durante unos juegos olímpicos. No hay más que ojear y hojear la prensa para comprobar que los Gastón, Sagües, Tirapu, Moreno, Ezkurra, Jáuregui y Aramburu, por no hacer la lista demasiado larga, son personajes que han ocupado ya concejalías de EH, han pertenecido a la Mesa Nacional de Batasuna o formado parte de candidaturas ‘contaminadas’ en anteriores comicios.

El presidente Rodríguez procuró y gestionó el ‘amamantamiento’ de ETA y ellos solos acabaron juntándose. Se suele decir que de la misma forma que los gorrinos acaban revolcándose en el albañal, los ilegales emergen o reaparecen en el seno de Batasuna. Y todos juntos, en su radicalismo, se aglutinan entorno a ANV.

Noticias relacionadas

El horizonte declara…

Poema de Aurora Peregrina Varela Rodríguez

Noche de enero

Un poema en prosa de Francisco Castro

El Gobierno se humilla ante el chantaje del separatismo catalán

“ Un apaciguador es alguien que espera que el cocodrilo se coma a alguien antes que a él” Wiston Churchill

Todos ellos dicen NO al Especismo

A algunos ciudadanos en China: Perros y Gatos también aman sus vidas

Andalucía, una ocasión para la izquierda

​​El ministro de Agricultura, Luis Planas, fue el orador invitado por la Agencia de Noticias Europa Press en su último Desayuno Informativo
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris