Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Carta al director   -   Sección:   Opinión

La despedida de Blair

Diego Contreras (Sevilla)
Redacción
sábado, 12 de mayo de 2007, 22:21 h (CET)
Tony Blair ha anunciado su salida de Downing Street, y justo es reconocerle en esta hora de la despedida que ha sido, con mucho el político más influyente del mundo en la última década. Desde el arrojo mostrado al adoptar la Tercera Vía de Giddens, cuando el laborismo británico estaba muy escorado hacia la izquierda a causa del liberalismo thatcheriano y su corolario con John Major, hasta la capacidad de persuasión e influencia en los más importantes líderes del mundo, comenzando por los últimos presidentes estadounidenses.

No sería justo que le recordáramos únicamente por su gran error, apoyar política y militarmente la guerra de Irak. Los logros en la economía británica, la mejora de la posición internacional de Gran Bretaña, la renovación de un estilo de política anquilosado en el dogmatismo ideológico apoyándose en una perspectiva pragmática de las cosas, o la reciente constitución de la Asamblea de Stormont que ha significado la reconciliación en Irlanda del Norte y que comenzó con los acuerdos de paz del Viernes Santo, entre otras acciones de especial calado, merecen que Blair sea considerado, independientemente de otros criterios, como un gran estadista. La prueba es que pocos rechazan su herencia y su estilo ha calado de tal forma que, a un lado y a otro de las islas, pocos se resisten a imitarle, incluso en su propio país; el tory Cameron no deja de encarnar al ilusionante Blair de los comienzos del New Labour. 10 años son muchos años, incluso para políticos como Tony Blair, pero, Irak aparte, podemos considerar este período como la década maravillosa de la política británica.

Noticias relacionadas

El día de…

Nos faltan días en el año para dedicarlos a las distintas conmemoraciones y recordatorios

Como hamsters en jaula

​Hermanos: estaréis de acuerdo conmigo de que los acontecimientos políticos están pasando a una velocidad de vértigo

La revolución del afecto como primer efecto conciliador

Nuestro agobiante desconsuelo sólo se cura con un infinito consuelo, el del amor de amar amor correspondido, pues siempre es preferible quererse que ahorcarse

¿Qué se trae P. Sánchez con Cataluña?

Se dice que hay ocasiones en la que los árboles no nos dejan ver el bosque

¿Nuestros gobernantes nos sirven o les servimos?

Buscar la justicia, la paz y la concordia no estoy seguro de que sea al principal objetivo de los gobernantes
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris