Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Carta al director   -   Sección:   Opinión

América Latina o la hora del neofascismo

J. D. Mez (Gerona)
Redacción
viernes, 11 de mayo de 2007, 22:15 h (CET)
Es una lástima que estos neopopulistas (americanos y españoles) de corte fascista no se den cuenta de que las treinta naciones más prósperas de la tierra son, precisamente, estados de derecho fundamentados en la existencia de poderes separados y limitados por la ley, en los que el sistema económico se rige por el respeto a la propiedad privada y el mercado.

La observación la hizo el ensayista español Fernando Díaz Villanueva: "América Latina está reinventando el fascismo". Una frase muy popular entre los británicos: ``a los legisladores y a los pañales de los niños hay que cambiarlos con frecuencia por las mismas razones".

Según los neopopulistas o neofascistas empeñados en impulsar el "socialismo del siglo XXI"-Chávez Morales, Correa, Castro, decano de todos ellos--, la responsabilidad recae en el Estado liberal y en el diseño republicano, con su separación de poderes y su economía de mercado. Quieren demolerlo (en Cuba ya lo hicieron hace 48 años) para edificar sobre sus escombros un Estado fuerte, dirigido por un enérgico caudillo que dictará las leyes, controlará a los jueces, dirigirá la economía y con su mano de hierro pondrá orden en el caos y nos hará felices a palo y tentetieso: o sea, el fascismo.

Es una lástima que estos neopopulistas de corte fascista no se den cuenta de que las treinta naciones más prósperas de la tierra son, precisamente, estados de derecho fundamentados en la existencia de poderes separados y limitados por la ley, en los que el sistema económico se rige por el respeto a la propiedad privada y el mercado, mientras las treinta naciones más pobres y desdichadas, en cambio, son satrapías gobernadas por caudillos iluminados llenos de buenas intenciones, dispuestos a imponer la prosperidad y la justicia con el filo de la espada. Es lamentable que los neofascistas ignoren las catástrofes que provocaron sus destructivos antepasados. Repetirán la historia.

Noticias relacionadas

La Querulante

Cree que el mundo entero está contra él y por lo tanto se defiende atacando con contenciosos de todo tipo

Tras una elección histórica, comienza el trabajo de verdad

El Partido Republicano aumenta su mayoría en el Senado mientras que los demócratas logran obtener el control de la Cámara de Representantes

Extraños movimientos políticos que alertan de un invierno caliente

“El verdadero valor consiste en saber sufrir” Voltaire

Uno ha de empezar por combatirse a sí mismo

Obligación de vencer ese mal autodestructivo que a veces, queriendo o sin querer, fermentamos en nuestro propio mundo interno

Ataque al museo

Hay colectivos que van a terminar comiéndose las patas, como los pulpos.
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris