Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Etiquetas:   Muy mal se nos tenía que dar   -   Sección:  

Y va a ser que el Madrid no es tan malo

Jorge Dargel
Jorge Dargel
sábado, 12 de mayo de 2007, 13:52 h (CET)
¡Qué vueltas da la vida! Y más aún en esto del deporte y en concreto, en el fútbol, “pasión de multitudes”. Hace poco más de un mes casi nadie daba un duro por el Real Madrid para lograr el título liguero, pero mira ahora, está a dos puntos del Barça. Y es que el equipo blanco por méritos propios y por qué no decirlo, por desméritos de los blaugrana, se ha metido de lleno y con muchas opciones para conseguir la Liga.

Quizás, todos fuimos algo injustos con el conjunto de Fabio Capello, incluido el que escribe estas líneas. Pero es que las críticas en su momento tenían mucho fundamento, ya que el Real Madrid no daba ninguna muestra de regularidad, ni de buen juego ni de nada. Pero dicen que hasta el rabo todo es todo y que el que la sigue, la consigue. Pues bien, aquí puede residir la explicación a lo que está ocurriendo entre el Real Madrid y el Barça. Los de Barcelona posiblemente, se veían claros favoritos y aspirantes al trofeo liguero, pero seguramente, han pecado de prepotentes. Por otro lado, el Madrid, sin perder la fe, algo indispensable para lograr cualquier cosa en la vida, no ha tirado la toalla en ningún momento y nunca han dejado escaparse demasiado al Barça.

No se le puede negar a Capello el buen final que está teniendo el equipo, jugando como no lo había hecho en toda la temporada. Ahora, ese Madrid ramplón, rácano, frío, calculador y poco espectacular que estábamos acostumbrados a ver, se ha transformado como el doctor Jekyll y mister Hyde. ¿Qué le ha sucedido al Real Madrid? ¿Cuál es el secreto del cambio de imagen? La solución sólo la saben los propios jugadores y su entrenador.

De nuevo y tras varias temporadas, el Real Madrid vuelve a inspirar miedo y temor ante sus rivales. Con seguridad, el Barcelona y sus seguidores no lo vean tan claro como hace poco más de treinta días. Si tuvieron la posibilidad de ver el Madrid-Sevilla, saben de lo que hablo. ¡Qué bonito es el fútbol cuando dos equipos buscan la victoria y quiere jugar al fútbol! Los de Capello supieron sobreponerse al duro varapalo del gol sevillista con casta y pundonor, como ese Madrid de antaño tan olvidado por algunos. Lo que se vivió en el Bernabéu, fue el fútbol en estado puro. El ambiente recordó al de esas noches mágicas con las grandes remontadas en el estadio de Chamartín. El miedo escénico volvió ha hacer acto de presencia y el Madrid cumplió ante su afición.

Aún queda mucha Liga, pero las tornas han cambiado. El Barça ya no es el de la temporada anterior, ni mucho menos. Es un conjunto venido a menos, que sigue arriba gracias a las individualidades de algunos de sus mejores jugadores. En cambio, el Madrid ya no es el de hace unos meses. Hay un nuevo espíritu dentro del vestuario y eso tiene reflejo en los resultados y en la imagen. Los jugadores blancos son los mismos, pero la mentalidad no. Si por algo destaca Capello, es por su carácter ganador y puede que se le haya pegado a determinados jugadores.

Y es que el Madrid no esta malo como lo pintábamos. Simplemente, los jugadores tenían que creer en sí mismo y saber que el escudo que llevan en la camiseta, no es un escudo cualquiera. Podemos entrar si al Real Madrid le han perjudicado los árbitros, si no se puede jugar con el doble pivote Emerson-Diarra, si Guti debe ser titular o suplente, si tal y cual… Pero Capello nunca ha dejado de creer en sus ideales. El cabezota y soberbio italiano si consigue la Liga, tapará muchas bocas, incluida la de un humilde periodista.

Noticias relacionadas

El lado golpista del Frente Guasu

Los seguidores del cura papá Fernando Lugo acusan de golpistas a varios entes, empresas y medios con los cuales siguen vinculados

Telecinco condenada por el Tribunal Supremo por realizar publicidad encubierta

Clemente Ferrer

Empecemos a soñar con Madrid 2020

Los votantes del COI tienen un sentimiento de deuda con la candidatura española

Se acabó la Liga escocesa

Habrá que acostumbrarse a ver como el dueto Madrid-Barcelona, nuevamente, lucha por ganar la próxima Liga, mientras que los demás juegan y pelean por la “otra liga”

¿Cristiano o Messi? Y tú ¿De quién eres?

María Xosé Martínez
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris