Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   El crisol   -   Sección:   Opinión

El 'escandalazo' (I)

Pascual Mogica
Pascual Mogica
viernes, 11 de mayo de 2007, 22:15 h (CET)
De “escándalo de grandes proporciones” ha calificado Mariano Rajoy, la supuesta elaboración, en el año 2005, de un informe sobre las andanzas financieras del actual presidente del BBVA Francisco González. Por aquel entonces, cuando el caso del supuesto informe se hizo público, el Partido Popular no le prestó la mayor atención, ahora, dos años después, y como consecuencia de haberlo “resucitado” el “rebotado” Manuel Conthe, el Partido Popular, su presunto líder Rajoy, habla de descomposición del Gobierno. Estamos en campaña electoral. Ha merecido la pena ver en las pantallas de TV a los “populares” Arias Cañete y Martínez Pujalte, dirigirse al juzgado para denunciar la presunta autoría gubernamental del citado informe. A mí, la verdad sea dicha, es que me resultó hasta cómica y patética la escena.

Por lo visto en este país está prohibido investigar a los que manejan mucho dinero que no es propiedad de ellos si no de los accionistas a los que representan y cuyos intereses se supone deben defender, cuando es precisamente a estos a los que hay que tener siempre bien controlados sin que ello pueda suponer un recorte de sus derechos como ciudadanos. ¿Si no hubiera existido control sobre Ruiz Mateos, que hubiera pasado con sus bancos? A Mario Conde, el ex presidente de Banesto, se le investigó, por cierto el Tribunal Supremo consideró en julio de 1995 que era justo que el Gobierno, en aquel entonces presidido por Felipe González, investigara a Conde. Creo que todos recordamos la sarracina que hizo Conde en Banesto donde dejó con una mano delante y otra detrás a miles y miles accionistas. No, a estos que manejan el dinero de los demás hay que dejarlos tranquilos para que luego salgan asuntos como el de Gescartera, el de Fórum Filatélico y el de Afinsa, parido el primero y gestados los segundos durante el Gobierno de Aznar. De vigilarles nada.

Ahora nos sale el PP pidiendo que al presidente de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) lo nombre el Congreso de los Diputados. Una vez más, como el PP hace siempre que no está gobernando, intenta crear nuevas normas y modificar aquellas que no le son favorables. Cuando gobierna no admite la menor sugerencia de las otras fuerzas políticas. Olvidadizos, como siempre, ya no se acuerdan del escándalo de Gescartera, cuando su Secretario de Estado de Hacienda, Enrique Giménez-Reyna y su hermana Pilar, presidenta de Gescartera servían de puente para, en pleno escándalo, concertar entrevistas con el máximo responsable de Gescartera, Antonio Camacho, con la presidenta de la CNMV Pilar Valiente, para que esta mantuviera a Camacho al corriente de cómo iban las investigaciones sobre Gescartera. Esto lo hicieron al menos en dos ocasiones en las que ambos compartieron mesa y mantel. Ello provocó la dimisión, forzada claro, de Pilar Valiente que tuvo lugar el 17 de julio de 2002. Aquel pudo ser un buen momento para que el PP traspasara, como pide ahora, al Congreso de los Diputados la potestad, que tiene el Gobierno, para nombrar al presidente de la CNMV, pero obviamente no lo hizo. Dos días después de la dimisión de Pilar Valiente, el 19 de julio de 2002 el Gobierno de Aznar nombraba a Blas Calzada, nuevo presidente de la CNMV. Un poco de prisa si se dieron. Pero claro, ahora que las derechas no gobiernan la fórmula ya no interesa, ahora lo tiene que nombrar la Cámara Baja. Cuando ganan vengan bollos y cuando pierden es que les roban. Esto es de un cinismo fuera de todo límite.

Noticias relacionadas

El día de…

Nos faltan días en el año para dedicarlos a las distintas conmemoraciones y recordatorios

Como hamsters en jaula

​Hermanos: estaréis de acuerdo conmigo de que los acontecimientos políticos están pasando a una velocidad de vértigo

La revolución del afecto como primer efecto conciliador

Nuestro agobiante desconsuelo sólo se cura con un infinito consuelo, el del amor de amar amor correspondido, pues siempre es preferible quererse que ahorcarse

¿Qué se trae P. Sánchez con Cataluña?

Se dice que hay ocasiones en la que los árboles no nos dejan ver el bosque

¿Nuestros gobernantes nos sirven o les servimos?

Buscar la justicia, la paz y la concordia no estoy seguro de que sea al principal objetivo de los gobernantes
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris