Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Hablemos sin tapujos   -   Sección:   Opinión

Un grano francés en la nariz de Zapatero

Miguel Masssanet
Miguel Massanet
jueves, 10 de mayo de 2007, 23:14 h (CET)
No nos engañemos, no vayamos a creernos que lo de Francia no va a tener repercusiones en nuestro país. Es evidente que de un Chirac en sus horas más bajas, una Francia dominada por el lumpen de la banlieu, la inmigración indiscriminada y la rémora de haber sido uno de los países causantes de que no se pudiera establecer la Constitución europea; a una nación renovada, que ha superado su complejo de país a la baja amenazado por las doctrinas derrotistas y demagógicas de una Segolene Royal devaluada; que ha sabido ponerse en manos de un hombre de la talla de Nicolás Sarkozi, innovador, con acreditados resortes y nervios para oponerse al caos que amenazaba con adueñarse de la nación, y con las ideas muy claras respecto al nuevo rumbo que se debe imponer a Francia; existe una distancia como de la noche a la mañana.

Es cierto que el señor Zapatero se ha apresurado a felicitar al nuevo Presidente francés; es cierto que se hacen declaraciones, de cara a la galería, resaltando las buenas relaciones que se mantendrán en el futuro con el país vecino y, también es cierto, que los que nos gobiernan procuran poner cara de poquer para que no se les note el rictus de desengaño que se les ha quedado al consumarse la esperada derrota de la señora Royal, en la que habían puesto sus esperanzas; supongo que, con la intención de formar una nueva entente cordiale similiar a la que intentaron lograr las izquierdas españolas de la guerra civil con el señor León Blum, en busca de un frente popular unido. Les falló la jugada porque el señor Blum no quiso o no pudo enfrentarse al peligro de perder el apoyo inglés si le hacía el juego a Moscú.

La pura y dura realidad es que, al actual gobierno español, le ha salido un grano al otro lado de los Pirineos con el que van a tener que lidiar y que no se lo va a poner fácil. Sobre todo, si tenemos en cuenta la precaria situación en la que se encuentra el señor Zapatero ante sus homónimos europeos, después de quedar desacreditado por su actuación nefasta en la opa de E’On y la burda maniobra para hacer entrar a la italiana Enel en Endesa; tampoco le han perdonado todavía que, como consecuencia de la incompetencia del señor Caldera, los inmigrantes invadieran la península y se les colaran por la frontera española a puñados. Decir hoy España en Europa es citar a una nación desorientada, amiga de los Castro, Morales y Correa; sin una política clara hacia el Oriente Medio, salvo el absurdo y risible plan de construir la famosa Alianza de Civilizaciones; esquinada hacia la izquierda, con una actitud indecisa ante el terrorismo y enfrentada a una crisis nacional que, de consumarse las ideas del Presidente de intentar convertir a la nación en un estado federal, Dios sabe a dónde iremos a parar.

Es evidente que las simpatías del señor Zarkozy, aunque sus maneras diplomáticas lo disimulen, están del lado del PP y así se demostró cuando asistió al acto de clausura de la Convención Nacional del PP en el que le dijo a Rajoy que se preparase para ser el nuevo presidente del Gobierno español en un próximo futuro y donde gritó, sin complejos, ‘Vive l’Espagne! Recordemos, por otra parte, las fricciones que tuvo con Zapatero por el tema de la inmigración; las alabanzas que hizo de la extraordinaria labor de Aznar; sus comentarios sobre “el fracaso del proceso de paz” con ETA. No cabe duda de hacia donde se inclina el nuevo Presidente de la república francesa y esto, sin duda no es una buena noticia para Zapatero.

No hay que decir que, en el aspecto ideológico, cada uno de ellos se encuentra en las antípodas del otro, comenzando por el papel que la religión debe desempeñar dentro de la nación. Sarkozy la considera un derecho fundamental de los ciudadanos al que hay que proteger; Zapatero un obstáculo molesto que hay que eliminar para dar paso a las doctrinas del librepensamiento y el ateismo propio del socialismo frentepopulista. Zarkozy defiende el derecho de cada uno a vivir de acuerdo con sus creencias y de trasmitirlas a sus hijos, todo lo contrario de lo que se propone Zapatero con su panfleto Educación de la Ciudadanía. Zarkozy propugna la necesidad del trabajo, el esfuerzo y el mérito, Zapatero se conforma con que los alumnos pasen curso con la mitad de asignaturas suspendidas. Por que vamos a seguir, no hay similitud alguna ni punto de referencia común. Lo dicho, nada bueno para los socialistas y, consecuentemente, mucho de bueno para los que no pensamos como ellos.Es muy probable que el nuevo inquilino del Elíseo sincronice con la señora Merkel para llevar adelante un claro proyecto liberal (recuerden el intervencionismo creciente de los socialistas españoles). Zapatero dice sí al ingreso de Turkía, Zarkozy se opone; Zarkozy quiere acercarse a los EEUU, Zapatero no los traga. Zarkozy desea robustecer la nación y reafirmar su identidad, dentro de España somos muchos, millones, que compartirmos estas mismas ideas y la creencia de la necesidad de una España fuerte y unida. Sin duda, para los que amamos a España, el triunfo de la derecha en el país vecino ha sido una excelente noticia.

Noticias relacionadas

Trampantojos esperpénticos

Quiero una democracia como la sueca, no una dictadura de izquierdas demagógicamente mal llamada democracia como la que tenemos en España

Ministra de Justicia, Garzón, un comisario, Sánchez e Iglesias

¿Pero qué pasa aquí?

¿Son útiles las religiones?

El sincretismo religioso conduce a no creer en nada

El día de…

Nos faltan días en el año para dedicarlos a las distintas conmemoraciones y recordatorios

Como hamsters en jaula

​Hermanos: estaréis de acuerdo conmigo de que los acontecimientos políticos están pasando a una velocidad de vértigo
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris