Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Carta al director   -   Sección:   Opinión

El aborto afecta a las madres

Josefa Morales (Valladolid)
Redacción
jueves, 10 de mayo de 2007, 23:35 h (CET)
Que el aborto no es plato de gusto, lo entiendo, y no me lo planteé, pese a las dificultades personales y familiares de mi último embarazo. ¡Qué tremendo debe ser verse en la tesitura de abortar! Eso es lo último que yo habría hecho, y creo que no lo habría hecho nunca. Pese a ello, me solidarizo con las madres que han pasado por el abortorio. Me conmueven las palabras que he leído de Ruth dirigidas en una carta de desahogo a su niña muerta: "¿Cómo olvidar esa noche oscura y callada en la cual te maté a ti y comenzó mi muerte en vida? No era cuestión de moralidad, sino de valor humano y de dignidad (...). A partir de ese día, al ver la sangre que corría por mis manos, mi vida se apagó de un soplo, ya no había paz ni luz en mí, solamente una gran culpa, la cual me ha venido acompañando desde entonces(…)'.

No es caso único. Les pasa a la mayoría de las que abortan si no están locas y tienen una pizca de sensibilidad. Una vez pasado el trance, ven que su problema se agranda. Los psicólogos clínicos hablan del síndrome postaborto: secuelas de tipo psíquico y a veces también físico; pero han firmado un papel y no pueden reclamar. ¿ Quiénes están dispuestos a ayudar luego a estas madres encerradas en un túnel de desesperación, depresión y de sentimiento de culpabilidad, a curar sus heridas? Las mismas instituciones que apoyan la vida del no nacido: Asociación de Víctimas del Aborto, Evangelium Vitae, Provida…; pero nunca los abortorios.

Noticias relacionadas

El día de…

Nos faltan días en el año para dedicarlos a las distintas conmemoraciones y recordatorios

Como hamsters en jaula

​Hermanos: estaréis de acuerdo conmigo de que los acontecimientos políticos están pasando a una velocidad de vértigo

La revolución del afecto como primer efecto conciliador

Nuestro agobiante desconsuelo sólo se cura con un infinito consuelo, el del amor de amar amor correspondido, pues siempre es preferible quererse que ahorcarse

¿Qué se trae P. Sánchez con Cataluña?

Se dice que hay ocasiones en la que los árboles no nos dejan ver el bosque

¿Nuestros gobernantes nos sirven o les servimos?

Buscar la justicia, la paz y la concordia no estoy seguro de que sea al principal objetivo de los gobernantes
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris