Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Momento de reflexión   -   Sección:   Opinión

Complejos corporales

Octavi Pereña
Octavi Pereña
miércoles, 9 de mayo de 2007, 23:19 h (CET)
Trastornos Psicológicos son la causa de la insatisfacción corporal que sienten algunas personas cuyo número crece hasta el punto de que las autoridades deben intervenir para intentar poner fin a la plaga de anoréxicas.

En la aparición de la enfermedad no se tiene la certeza de que puedan influir factores genéticos. En lo que sí concuerdan los especialistas es en la influencia que ejercen los factores sociales y culturales en el desarrollo de la enfermedad. Estos son los aspectos externos causantes de la anorexia y que deben cuidarse con el máximo esmero con el fin de evitar que ejerzan su influencia enfermiza en las personas inmaduras y propensas a dejarse influir.

¡Cuidado con aquello de una mente sana en un cuerpo sano! Algunos casos de anorexia están íntimamente relacionados con el deporte de elite y la danza que exigen una esbeltez extrema en quienes los practican. En el resto de los casos se debe a la influencia de factores sociales y culturales, que no es poca. A pesar de estos factores externos, la responsabilidad de la enfermedad recae en quien la sufre porque es un acto volitivo el que decide dejar de comer para conseguir el perfil de belleza que agentes externos le han inculcado en su mente o , porque el afán desmedido de éxito en su carrera deportiva o artística, a sabiendas de lo que se expone, decide someterse a una estricta dieta que al final acarrea graves problemas de salud que hacen terminar con el fracaso en vez del éxito. Lo grave del caso es que la desnutrición persistente afecta los componentes químicos cerebrales con lo que se producen unos daños que son irreversibles y que llevan hasta la muerte.

Stephanie, una niña de 14 años da su testimonio: “Mi instructor de ballet decía cosas como «Stephanie, estamos haciendo un traje especial porque no cabes en ninguno, tienes que adelgazar de estómago»”.

Ata, de 28 años, dice. “La anorexia es tu mejor amiga y tu peor pesadilla. Es una persona con la que vives, dentro de ti. Yo nunca era la responsable, siempre la otra. Los desórdenes alimentarios son adictivos. Es incontrolable. Creo que es más adictivo que las drogas. No hay pastillas que lo curen. No hay insulina. Sólo tu corazón tu mente y tu coraje pueden curarte".

Cara, de 31 años, afirma: “Mis pensamientos empezaron en quinto curso. Recuerdo haber rezado a Dios cada noche para que mi estómago se fuese de mí. Odiaba mi cuerpo”.

El canon de belleza de nuestro tiempo impone el modelo «delgado». Algunos dicen que este concepto de debe a los fabricantes de prendas de moda que teniendo características homosexuales imponen en los estilos unas características asexuadas.

Intentar mantener el cuerpo sano es una responsabilidad que debe ejercer cada persona. Uno puede ser delgado porque así es su constitución física. Comerá y no engordará. Otro puede ser de tendencias obesas y, un cierto control alimentario no le vendría mal para evitar problemas de salud. La forma de vida actual se caracteriza por el sedentarismo. Una pequeña dosis de ejercicios no nos vendrían mal. ¡Cuidado! A río revuelto ganancia de pescadores. La publicidad afirma: “Tienes derecho a estar mejor” Muy bonita esta frase. Quien la dice es un gimnasio ee etapa de construcción. ¡Cómo si solamente se pudiese hacer ejercicio saludable para estar mejor, en un gimnasio! Unos sencillos ejercicios de gimnasia diarios que antaño se llamaba sueca , que no exigen dispendios extras, ni desplazamientos engorrosos. Sólo demandan un mínimo de disciplina: levantarse de la cama quince minutos antes para dedicarlos al ejercicio saludable que te hacen estar mejor. Con ello se consigue darle al cuerpo el «meneo» necesario para mantenerlo en un buen estado de salud y borrar de su contorno los indeseados «michelines».

Antes hemos leído el testimonio de Cara, que termina diciendo: “Odiaba mi cuerpo”. Dios nos ha hecho tal como somos. Debemos aceptarnos tal como somos porque el valor de nuestra persona no depende de la apariencia externa, sino de nuestra personalidad, que es algo íntimo, interno. Hemos de aprender a vivir en armonía con nuestra «fealdades» físicas. Sin complejos. Dejemos a los creadores de los cánones de belleza se hundan en las ciénagas de sus imaginaciones. Aceptémonos tal como somos físicamente y démosle gracias a Dios por habernos moldeado de la forma como lo ha hecho. No discutamos con Él ni nos demos cabezazos pretendiendo cambiar lo que no se puede cambiar si no es al precio de la salud.

La modelo estadounidense Tyra Banks ha sido menospreciada al ser tildada de gorda. Los diarios sensacionalistas publicaron una foto suya en la que aparece en bañador con aspecto de haber engordado y con una marcada celulitis. Desde su espacio televisivo «The Tyra Banks Show se dirigió a su auditorio con estas palabras: “Gracias a Dios soy lo suficientemente segura y mi madre me ha ayudado a superar este tipo de ataques, pero si tuviera una baja autoestima, en estos momentos me estaría muriendo de hambre. Eso le pasa a muchas personas en este país.

Noticias relacionadas

Sánchez en situación apurada

Casado exculpado por el fiscal

Los ejes sobre los que Hitler construyó el Nazismo

La historia que sigue después es conocida, y sin embargo sus promesas nunca fueron cumplidas

Una muralla para aislar el desierto del Sahara

Intelectuales de todo el mundo analizarán en Marruecos el problema de la inmigración que causa insomnio y desacuerdos en Europa

El discurso de la payasada

Cuatro artículos que me han ayudado a encontrar la mía

Heráclito

Es un filósofo presocrático que ha especulado acerca del mundo y de la realidad humana
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris