Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
Etiquetas:   Carta al director   -   Sección:   Opinión

Maragall

Rafael del Barco Carreras
Redacción
miércoles, 9 de mayo de 2007, 22:59 h (CET)
De Maragall se debería completar la biografía con su actuación como delegado del Ayuntamiento de Barcelona en 1981, y alcalde en el 82, en el Consorcio de la Zona Franca, aceptando unas valoraciones multiplicadas por diez de las varias operaciones donde según denunciaban ellos mismos se invirtieron 10.000 millones. Operaciones capitaneadas por los De la Rosa, padre e hijo.

Edificios, parking, terrenos, almacenes. Y yo en prisión preventiva, tres años, acusado primero de cerebro y luego como encubridor, y ellos, los socialistas, del Alcalde Serra, ejerciendo la acusación privada, pidiendo prisión y oponiéndose a mi libertad, y negociando “para el partido” grandes créditos, avales (que no pagaron) y pagos en talones con el banquero, cerebro de la mayoría de esos diez mil millones (basta con leer la sentencia por solo 1.200 millones donde se refleja la intervención del Banco abonando talones librados nominativos por el Consorcio a titulares falsos). ¿Cuánto le costó al Banco Garriga Nogués que no acusaran a Javier de la Rosa?. ¿O que pactos hubo con mi abogado Pascual Estevill, y el de los De la Rosa, Piqué Vidal, para que no se investigara lo que yo pedía al juzgado?. Por suerte los doce años pedidos a través de su abogado Rafael Jiménez de Parga, ¡otro buen amigo del trío!, se quedaron en dos años, diez meses, y veintiún día, el tiempo pasado en prisión. O sea, que me condenaron antes de juzgarme, ¡los muy progresistas Maragall y Serra!

Noticias relacionadas

La dictadura de Amazon

Nueva York y Virginia serás las dos ubicaciones de la sede

De idiotikos y politikois

En la antigua Grecia los asuntos de Estado concernían a todos los habitantes de la “polis”

La vieja heroína del barrio

La Policía da la alarma, y varias instituciones que combaten la drogadicción y asociaciones vecinales lo corroboran: la heroína ha llegado de nuevo a los barrios

Marx y los vacíos por colmar

El marxismo-leninismo malogró, y continúa haciéndolo, todo cuanto de acertado propusiera Marx

Qué explicaría la visita de Xi Jinping a Panamá

Panamá no constituye ejemplo de gran o mediana potencia
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris