Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Carta al director   -   Sección:   Opinión

A Fernando Jáuregui

Eamon Sheeran Byrne (Murcia)
Redacción
miércoles, 9 de mayo de 2007, 22:59 h (CET)
Dice Fernando Jáuregui: "Puede que una solución más represiva hubiese sido mala, quizá peor que alguna más permisiva. Que algunos representantes oficiosos de Batasuna se iban a presentar, de una u otra manera, a unas elecciones de las características de las municipales, era evidente. Que impedir que concurra a las elecciones todo aquel que haya mantenido o mantenga una mínima conexión con la ilegalizada coalición era virtualmente imposible, una constatación repetida de ocasiones anteriores. Consolémonos: quizá sea mejor eso, una concurrencia "limitada" de los mal llamados abertzales a las urnas, que tener a esa gente por completo fuera del sistema."

Fernando usa la mismísima palabra que acostumbrausar Batasuna: "represiva". Pero vamos a ver. ¿La Ley de un país democrático puede ser considerada represiva si es una ley para defender los derechos de todos los ciudadanos? ¿Cómo no se puede ilegalizar un "partido" , la ANV, si permite que en sus listas se presentan personas pertenecientes a un partido ilegalizado llamado Batasuna? ¿Por qué hay que ir lista por lista?

La sola presencia de gente ilegal en algunas sus listas debe ser suficiente para ilegalizar este "partido" en su conjunto. Vamos a ver, si un tal Adolfo Hitler, u otro de sus conocidos o seguidores, estuviera entre los de las listas de la ANV; ¿nos dedicaríamos a ilegalizar solamente la lista en que estuviera él, o se ilegalizaría la ANV en sus conjunto? Por cierto, ¿cómo se llamaba el partido de Hitler? Y en cuanto a no tener a esa gente por completo fuera del sistema, que por lo visto a D. Fernando le parece un mal menor, vamos ya: los que están fuera del sistema son los 900 muertos de los últimos 30 años de democracia. España, un país de 44 millones de habitantes se arrodilla frente a unos 200 mil seguidores de un fanático llamado Sabino Arana que tenía una fantasía acerca de un mundo tan real como el que creó Tolkien. La verdad es que el de Tolkien parece más real.

Noticias relacionadas

El día de…

Nos faltan días en el año para dedicarlos a las distintas conmemoraciones y recordatorios

Como hamsters en jaula

​Hermanos: estaréis de acuerdo conmigo de que los acontecimientos políticos están pasando a una velocidad de vértigo

La revolución del afecto como primer efecto conciliador

Nuestro agobiante desconsuelo sólo se cura con un infinito consuelo, el del amor de amar amor correspondido, pues siempre es preferible quererse que ahorcarse

¿Qué se trae P. Sánchez con Cataluña?

Se dice que hay ocasiones en la que los árboles no nos dejan ver el bosque

¿Nuestros gobernantes nos sirven o les servimos?

Buscar la justicia, la paz y la concordia no estoy seguro de que sea al principal objetivo de los gobernantes
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris