Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Carta al director   -   Sección:   Opinión

Del limbo, del Cielo y del Infierno

Josefa Romo (Valladolid)
Redacción
martes, 8 de mayo de 2007, 22:45 h (CET)
¿Ha eliminado Benedicto XVI el limbo? Algunos, por falta deformación, lo han presentado así en la Prensa. La existencia del limbo, a diferencia del Purgatorio, del Cielo o del Infierno, no es dogma de fe, y el Papa está de acuerdo con la Comisión Teológica Internacional (entidad consultiva), que defiende que los niños sin uso de razón que mueren sin bautismo, también se salvan por los méritos de Jesucristo, pues "Dios quiere que todos se salven y lleguen al conocimiento de la verdad" (Antiguo Testamento).

Recuerdo que cuando Juan Pablo II habló del Cielo como un "estado" o situación, también saltó el tema a la Prensa. No se trataba de nada nuevo. Entiendo que no es fácil la explicación y representación de conceptos abstractos, y no resulta raro que se recurra a metáforas y alegorías. El Cielo es la unión con Dios por el amor, una situación idílica que produce la mayor dicha. No puede ser un lugar, pues Dios es espíritu y no ocupa terreno. Por el contrario, el Infierno es una situación interior de angustia, de remordimientos por el abuso de la libertad, un estado de desesperación tan honda que Jesucristo habla del "fuego eterno". Está preparado "para el diablo y sus secuaces", y ese estado de sufrimiento perenne lo tendrán también quienes no quieren servir a Dios sino seguir el impulso de pasiones desordenadas, no practican la misericordia ni se arrepienten de sus pecados. Al Cielo irán los que aman a Dios y al prójimo con obras y de verdad: "Venid benditos de mi Padre, a tomar posesión del Reino, porque tuve hambre y me disteis de comer…"

Noticias relacionadas

Donde se habla de encuestas sorpresivas y de otros temas

“Todo el estudio de los políticos se emplea en cubrirle el rostro a la mentira para que parezca verdad, disimulando el engaño y disfrazando los designios.” Diego de Saavedra Fajardo

Wittgenstein

​Una de las afirmaciones hechas por las personas que apoyaron la "I Carrera contra el suicidio" se refería a que quieren que este tipo de muerte deje de ser un tabú y que pase a ser estudiado con detalle para poder evitar fallecimientos por esta causa.

Cada día se suicidan diez personas en España

Carrera a favor de la prevención de las muertes por suicidio

Depredadores sexuales

Las mujeres siempre encontrarán en su camino felinos agazapados dispuestos a destruirlas en sus garras sedientas de sexo

Bélgica, condenada por vulnerar derechos humanos

A. Sanz, Lleida
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris