Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
Etiquetas:   Políticamente incorrecta   -   Sección:   Opinión

No podemos pensar por ti. Por eso, escuela pública

Almudena Negro
Almudena Negro
@almudenanegro
martes, 8 de mayo de 2007, 00:07 h (CET)
"El objetivo de la escuela debe ser dar al alumno, justo cuando empieza a despertar su inteligencia, una noción del Estado (a través del estudio de la educación cívica)", afirmaba el programa electoral del partido NSDAP de Hitler en febrero de 1920. El Ministro de Educación del PSOE señor Maravall lo resumió perfectamente allá por los 80: "secuestrar el alma de los niños". En España se ha llevado a cabo esta propuesta. Lo llaman "Educación para la Ciudadanía", en tiempos del Franco, "formación del Espíritu Nacional". Pero siempre socialista.

Es más, si no fuera porque el socialismo siempre predica lo contrario de lo que lleva a la práctica (hablan, por ejemplo, de igualdad cuando la destruyen), el "no podemos pensar por tí, por eso escuela pública" podría ser el eslógan de un PSOE, que, por obra y gracia de la LODE, la LOGSE y la LOE, ha condenado a los niños españoles al analfabetismo funcional. La solución para acabar con ese espíritu crítico que tanto daño hace a la ideología ha consistido en bajar el listón en la enseñanza y embrutecer a los más débiles de la sociedad. Para que el estatalismo triunfe -y ha triunfado- es necesario fabricar Tamagotchis sin posibilidad de reseteo. Jóvenes sin el más mínimo espíritu crítico. Jóvenes más apegados a la Playstation 3 o a la Wii que a los libros. Con el socialismo valores como esfuerzo, el mérito y la excelencia han desaparecido de la escuela, en la cual, en su lugar, se premia la cursilería –¡pero qué rematadamente cursi que es la “Nueva izquierda”!-, la mediocridad, la sumisión y el sometimiento al pensamiento único políticamente correcto.

Y es que la escuela socialista es una escuela que no forma adultos, sino mayores infantilizados. Es la fábrica de esas personas que llegadas a la cincuentena siguen vistiendo y actuando como si fueran jóvenes hippies veinteañeros. La escuela de la eterna niñez. La escuela de los "talleres" y el "profesor-amigo". La escuela basura de la telebasura.

Es, además, la escuela reaccionaria que ha liquidado la igualdad de oportunidades. Los niños de los menos ricos (a diferencia de los hijos de los Polanco que pueden acudir a elitistas colegios en España o en el extranjero) no tienen hoy en día posibilidad alguna de éxito al estar condenados a acudir a esos grandes aparcamientos o parques de atracciones, eufemísticamente conocidos como “colegios” o “escuelas” de los que salen al cabo de años sin saber comprender un sencillo texto escrito o escribir sin faltas de ortografía. Gracias al socialismo esos críos son carne de paro en un mundo globalizado y altamente competitivo (ya no digamos cuando se les dificulta el aprendizaje de la lengua española, tan hablada por cientos de millones de personas en todo el mundo). He ahí el logro socialista. He ahí el logro del igualitarismo. En Malasaña verán sus frutos.

Nicolás Sarkozy anunció durante la pasada campaña electoral francesa su firme determinación de combatir el llamado “espíritu de mayo del 68”. Ese mayo del 68, al que también siguen agarrados los socialistas españoles, que nos ha impuesto el “relativismo intelectual y moral” y la idea del “todo vale”. Son los herederos de mayo del 68 los que han “querido hacernos creer que el alumno vale tanto como el maestro, que no hay que poner notas para no traumatizar a los malos alumnos, que no había diferencias de valor y de mérito. “ ¿Les suena? Pues aquí en España, si no querías taza del 68, toma LODE, LOGSE, LOE y luego decretazo de la señora de Arenillas que permite pasar de curso con la mitad de asignaturas suspensas.

Y es que lo importante para el progresismo no es una escuela que instruya al alumnado para poder competir el día de mañana en un mundo globalizado, sino el repartir títulos. El igualitarismo. ZP lo dejó claro: por tonterías como el esfuerzo, la excelencia, el mérito o la capacidad no se va a dejar sin título al hijo del obrero (hijo al que nuestro ZP debe considerar idiota perdido, ya que le quiere regalar el título en atención a que no lo considera tan capaz como a los hijos de los demás). Como en Cuba.

Si a una educación pésima y sesgada le sumamos la manipulación constante y diaria de los medios de comunicación, casi siempre “progresistas”, nos podremos explicar por qué los telediarios abren con la noticia de la detención de I.P., en vez de abrir con la legalización de ETA por parte del gobierno. Ley. O nos explicaremos por qué algo tan evidente como el “y quién ha dicho que quiero conduzcan por mí” pronunciado por el temido José María Aznar -ciertamente sólo a Reagan y al Papa los ha insultado tanto el progrerío español como al ex presidente español- puede dar lugar a tanto titular en el grupo de comunicación relativista por excelencia.

¿Por qué el PSOE ha destruido la enseñanza pública? Sencillo: nada mejor para esclavizar a una persona que mantenerla en la más absoluta ignorancia. Por eso en España hace ya más de 20 años que sufrimos lo del “pan y circo y poca alfabetización”. Y es que con una enseñanza de calidad y un buen contenido en las asignaturas de Humanidades sería imposible que ZP nos colara de rondón que De Juana Chaos es un "hombre de la paz". O lo buena que es una Alianza de Civilizaciones rapera con el sátrapa iraní. O que los nacionalismos son buenos y democráticos. O que nos convenciera de las bondades del socialismo y la consiguiente intervención en el mercado o que el cine de los Bardem es cultura y una mierda -con perdón pero es real- embotellada, arte.

Para eso podían cerrar la escuela pública (por cierto, que estar en contra de la educación pública, por mucho que los estatistas se empeñen, no es sinónimo de ser partidario de la analfabetización de la población. Todo lo contrario.) y montar una tómbola o repartir los títulos a las puertas del Ministerio de Adoctrinamiento. Nos íbamos a ahorrar una pasta gansa que ahora mismo se tira a la basura. Y encima habría más dinero para subvencionar a ETA a través de los ayuntamientos. Ea.

Noticias relacionadas

La dictadura de Amazon

Nueva York y Virginia serás las dos ubicaciones de la sede

De idiotikos y politikois

En la antigua Grecia los asuntos de Estado concernían a todos los habitantes de la “polis”

La vieja heroína del barrio

La Policía da la alarma, y varias instituciones que combaten la drogadicción y asociaciones vecinales lo corroboran: la heroína ha llegado de nuevo a los barrios

Marx y los vacíos por colmar

El marxismo-leninismo malogró, y continúa haciéndolo, todo cuanto de acertado propusiera Marx

Qué explicaría la visita de Xi Jinping a Panamá

Panamá no constituye ejemplo de gran o mediana potencia
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris