Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Con permiso   -   Sección:   Opinión

La Pantoja, un comercio de todo a cien

Pedro de Hoyos
Pedro de Hoyos
@pedrodehoyos
domingo, 6 de mayo de 2007, 23:16 h (CET)
Ustedes me perdonen pero a mí la Pantoja me recuerda mucho ese Todo a Cien que tienen los chinos de debajo de mi casa.

“La Pantoja”, nada de Isabel Pantoja, es un producto al que casi todo el mundo menosprecia y del que sin embargo todos, políticos, vecinos, amigos, periodistas y hasta una señora que pasaba por ahí, parecen tener derecho a opinar con certificación de expertos. La Pantoja es un Todo a Cien en el que cualquier vecino entra y, después de haberse paseado la tienda varias veces a lo largo de la tarde curioseando, manipulando, criticando, cogiendo y dejando, cambiando de sitio y en definitiva husmeando en la vida particular de una persona, se sale sin comprar nada con el desprecio y la altanería del nuevo rico sobre el mercado barato y chapucero: “Bah, esto no merece la pena, esto es demasiado barato para ser bueno, no me gusta”.

La Pantoja se ha convertido en una baratija que todo el mundo prueba, saca de la caja y curiosea pero que al final nadie compra por falta de calidad. Todo el mundo vive de ella, hasta el gobierno y TVE se han apuntado a la distracción colectiva, pero al final ese mismo mundo la desprecia y la minusvalora. Y todos sacan tajada del invento.

Nadie le hace caso, ha dejado de ser aquella antigua tienda de exquisiteces de la Calle Mayor y se ha convertido en una tienda del último arrabal de la ciudad, sin prestigio, en la que todo el mundo entra a pasar el rato, tal vez a protegerse de la lluvia política que cae con las listas electorales de ANV, y en la que se encuentran productos de saldo con los que pasar el rato hasta que escampe. El desprestigio es tal que hasta los políticos se valen de ella para zaherirse, sea para desviar la atención de otros temas menos agradecidos, sea para atacar al Gobierno.

Dos preguntas que lanzo con malsana intención: ¿Alguien ha valorado la cantidad de ingresos que origina la marca Pantoja a los muy variados estamentos que viven de la información rosa? ¿Alguien se acuerda de que el señor Núñez dejó la presidencia del Barcelona entre sollozos por asuntos parecidos y nadie ha vuelto a saber de ello?

Noticias relacionadas

El huracán Florence expone la dura realidad de la desigualdad en Estados Unidos

El huracán de categoría 4 avanzó a una velocidad de varios kilómetros por hora inundando las Carolinas estadounidenses

La Cataluña imaginaria y autosuficiente de los separatistas catalanes

“La autosuficiencia es incompatible con el diálogo. Los hombres que carecen de humildad o aquellos que la pierden, no pueden aproximarse al pueblo” Paulo Freire

Dos debates, dos Españas

La crispación general y el estilo bronco, zafio y chulesco del diputado Rufián representaba el nivel de descrédito que ha alcanzado el debate parlamentario

La distopía del Máster Casado

Sánchez en situación apurada

Casado exculpado por el fiscal
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris