Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
15º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Opinión
Etiquetas:   La tronera  

Intereses daltónicos de Izquierda Unida

Jesús Salamanca
Jesús  Salamanca
domingo, 6 de mayo de 2007, 23:16 h (CET)
Estos Turbulentos días de precampaña electoral, iba caminando con un par de amigos por las calles de mi cuellarana villa cuando, tras observar pegados juntos en un muro los carteles de dos de las formaciones participantes en los inmediatos comicios – PARTIDO ECOLOGISTA DE LOS VERDES e IZQUIERDA UNIDA-LOS VERDES -, uno de mis acompañantes manifestó: “Estos de Izquierda Unida están tratando de confundir al personal asumiendo un ‘apellido’ que no les corresponde pues, si de lo que se trata es de dar colorido a la ‘fiesta’, fieles a sus tradicionales posicionamientos deberían haberse postulado como IZQUIERDA UNIDA- LOS ROJOS”.

El que suscribe, siempre bien dispuesto, hasta el punto de dudar, en su ingenua beatitud, incluso de aquello que suscribió el canciller teutón Bismarck de que “nunca se miente más que antes de unas elecciones, durante una guerra y después de una cacería”, le quiso corregir, alegando que tan equívoca circunstancia bien podía deberse a alguna suerte de daltonismo anímico, mal de nuevo cuño, cuyo origen pudiera ser nuestra efímera participación en la guerra de Irak, como, de haberse hallado entre nosotros proclamaría, sin duda, el gran Pepino Blanco, fiel custodio, a la par que infalible intérprete del ingente catálogo de plagas que tal conflicto ha traído al sufrido pueblo español.

El otro que venía con nosotros, a la sazón un poco poeta, y a quien ninguna de ambas opiniones satisfacía, trató de desengañarnos de nuestras erróneas apreciaciones, argumentando que la novísima afición de los inefables “camaradas” por la clorofílica tonalidad, no tenía más objeto que, en aras de la más pura estética, mimetizarse con los amenos prados y la lujuriosa vegetación, en general, de la estación primaveral en la que nos encontramos.

Yo, la verdad, no sería capaz de precisar dónde puede llegar, en su querencia por lo verde, nuestra vieja “vanguardia del proletariado”; ahora bien, no me sorprendería que llegase el día en que, para ser miembro de la coalición IZQUIERDA UNIDA, constituyera requisito indispensable pertenecer al glorioso Cuerpo de la Guardia Civil, pese a las más que ‘tirantes’ relaciones que, hasta no hace mucho tiempo mantenían los componentes de esa fuerza política con la Benemérita Institución.

Noticias relacionadas

Las campañas contra VOX lo refuerzan y le proporcionan votos

“Los árboles solitarios si logran crecer, crecen muy fuertes” Wiston Churchill

Lenguas y banderas

Lenguas y banderas que indican identidad pueden convertirse en semillas de odio y de violencia

¿Hacia la estanflación en Argentina?

La contracción de la demanda mundial de materias provocará el estrangulamiento de sus exportaciones

Vacía hipercominicación

Los estultos charlatanes anegan lo verdaderamente importante en sus infumables peroratas

Íñigo Errejón y El Topo

Lo de La Sexta Noche a palo seco tiene su telenguendengue
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris