Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
15º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Baloncesto
Etiquetas:   FINAL FOUR: SEMIFINALES  

Tampoco será a la tercera (67-53)

El Panathinaikos ganó gracias al penoso inicio baskonista
Redacción
viernes, 4 de mayo de 2007, 23:43 h (CET)
El Baskonia se olvidó el carácter en Vitoria. Su pésima salida, que se prolongó durante 20 minutos, sentenció a favor del Panathinaikos, que no tuvo más que ejercer una buena defensa para pasar a la final. Sólo un arreón al final de los vitorianos que les situó a seis puntos puso emoción en el partido.

FICHA TÉCNICA
67- Panathinaikos: Diamantidis (3), Becirovic (12), Siskauskas (11), Dikudis (7) y Batiste (15). Tomasevic (-), Hatzivretas (3), Alvertis (5), Tsartsaris (-) y Vujanic (11), Javtokas (-) y Delk (-).
53- Tau Baskonia: Prigioni (6), Rakocevic (4), House (3), Scola (6), Splitter (7) -cinco inicial-, Erdogan (11), Peker (7), Planinic (7) y Vidal (2).
Parciales: 18-9, 17-12, 12-14 y 20-18.
Árbitros: Lamonica, Belosevic y Ryzhyk (1). Eliminaron a Scola, Diamantidis y Planinic.
Incidencias: 18.400 espectadores en el Pabellón Oaka de Atenas.

DATOS DESTACABLES
Lo mejor: Defensa griega
Zeljko Obradovic tenía estudiado a la perfección el juego de ataque del Tau y sus jugadores frenaron a la perfección todos los peligros baskonistas.
Lo peor: Bozidar Maljkovic
‘Boza’ preparó mal el partido y ofreció una rueda de prensa lamentable en la que se excluía del fracaso de su equipo, que dio mala imagen.
El dato:
El Baskonia vuelve de una Final Four de vacío por tercera vez consecutiva. Si se añade la final jugada en el 2001, habrá que esperar a una quinta ocasión para lograr el cetro europeo.

Jon Narváez / Vitoria-Gasteiz

El mismo cuento se repite, otra vez. En Vitoria tal vez juegue el equipo que en más finales participa, y también el que más pierde. Aunque bien es cierto que para perderlas hay que llegar hasta ellas. El caso es que el Tau Cerámica Baskonia ofreció un ejercicio de impotencia y desesperación que puso más fácil de lo esperado la victoria a un Panathinaikos muy fuerte.

Lo cierto es que el partido fue feo para el espectador y careció prácticamente de emoción. Ya al final del primer cuarto los atenienses tenían bien encarrilado el encuentro al conseguir una renta de nueve puntos. El Tau nunca supo atacar la cerradísima defensa griega y a menudo veía cómo terminaban los 24 segundos de la posesión sin ni siquiera realizar lanzamiento alguno. Cada vez que Scola recibía el balón se hacía de noche, pues tres torres de verde le bloqueaban el paso. Rakocevic fallaba todo lo que tiraba y Prigioni tenía pocas opciones para jugar el balón. Para más inri, el base argentino se lesionaba en el minuto cinco, aunque luego pudo reaparecer.

Los nervios y la presión atenazaron el juego vitoriano todavía en el segundo cuarto, cuando sus creyentes aún esperaban en una reacción. Nada más lejos de la realidad, el Panathinaikos siguió amasando una mayor ventaja. Zoran Planinic intentó echarse el equipo a sus espaldas, pero cuando parecía haber cogido él solo el ritmo del partido, Diamantidis y Hatzivretas se encargaron de cerrar el grifo. Mientras, Becirovic y Batiste continuaban abriendo hueco. El profundo juego interior heleno además ponía ya en aprietos a la rotación del Baskonia, en la que Splitter y Scola cometían su tercera falta. Sin embargo, Maljkovic desestimó utilizar a Mirza Teletovic. Pintaban bastos al descanso; 35-21.

En la reanudación el Baskonia entró con fuerza, pero no se vio traducido en una reducción de la diferencia. Cuando parecía que iban a bajar de la barrera psicológica de los diez puntos, Siskauskas se encargó de anotar cuatro puntos de forma consecutiva que volvían a cortar la progresión azulgrana. A todo esto, los pésimos porcentajes de tiro de poco ayudaron en la remontada. El partido continuó con la tendencia de ataques trabados y pocos puntos hasta el final del tercer periodo, en el que el marcador era un dificilísimo pero remontable 47-35.

El Tau, ya con poco que perder, comenzó a defender mejor y a correr, cosa que no había hecho durante todo el partido. Si el Baskonia hubiera jugado con rapidez, seguramente el resultado habría sido otro, o al menos más ajustado. A poco menos de cinco minutos para finalizar el choque la hinchada vitoriana volvía a tener razones para seguir en pie. Erdogan anotaba un triple que ponía a su equipo a tan sólo seis puntos. Sin embargo el Panathinaikos supo mantener la calma y, junto a la extrema minuciosidad arbitral a la hora de juzgar al Tau Cerámica, consiguió desesperar al conjunto vasco.

El as que todos creían que guardaba Maljkovic en la manga no apareció y Vujanic sentenció definitivamente con un triple que subía el 61-51 y que hacía bajar los brazos definitivamente a los baskonistas, conscientes de que se les escapaba una nueva oportunidad de hacer historia tras una temporada excelente en la Euroliga, donde tenían un balance de 20 victorias y 2 derrotas.

Así pues, no queda otra que esperar al trámite del partido por el tercer y cuarto puesto que le medirá a Unicaja y volver a la competición doméstica para intentar llegar a la final y rematar. Sería otro grandísimo mazazo para la afición alavesa no ganar un título esta temporada.

Noticias relacionadas

El Barça se lleva otro Clásico y huele los 'playoffs'

No hubo tantas diferencias como en la Copa, tampoco tanto barullo ni contactos

El Real Madrid tapona la polémica con los 'playoffs'

Los de Laso olvidan por momentos la Copa para ganar al Bayern, verse en cuartos y acercar el 'Top 4'

El Barcelona de Heurtel descabalga con polémica al Real Madrid (93-94)

El Barcelona de Pesic (sexto título de azulgrana: tres Copas, dos Ligas y una Euroliga) revalida su corona de campeón de la Copa del Rey merced a una inmensa actuación de su base francés (MVP del torneo) y un polémico final con dos graves errores arbitrales.

El Real Madrid arrolla al Joventut para desafiar al Barcelona (93-81)

La Copa del Rey de Madrid vivirá su final de mayor tronío tras los triunfos de blancos y azulgranas en semifinales como paso previo a reeditar la última final que coronó al Barça, así como la última vez que este torneo se jugó en Madrid.

Un espectacular Real Madrid avasalla a Estudiantes (94-63)

El conjunto blanco dibujó un encuentro perfecto mezclando con brillantez un certero ataque (mención para Ayón y Deck, ambos con 16 puntos) y una defensa de alta intensidad, con Taylor, Tavares y Deck.
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter   |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris