Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Baloncesto

Etiquetas:   FINAL FOUR   -   Sección:   Baloncesto

El Baskonia busca su primer título de Euroliga contra el Panathinaikos (viernes, 20:30)

Los vitorianos deberán superar el ‘factor cancha’ y una rotación rival temible e interminable
Redacción
viernes, 4 de mayo de 2007, 13:04 h (CET)
Por fin llega la Final Four. Vascos y griegos lucharán en la batalla más dura y bella del baloncesto continental en una semifinal que reedita los cuartos de final de la temporada pasada en la que el Tau logró en el OAKA, ante 20.000 espectadores, un auténtico ‘maracanazo’. Ahora, los chicos de Maljkovic vuelven para repetir faena.

POSIBLES QUINTETOS
Panathinaikos: Becirovic, Diamantidis, Siskauskas, Tsartsaris y Batiste.
Tau Baskonia: Prigioni, Rakocevic, House, Scola y Splitter.
Árbitros: Por confirmar.
Datos: Pabellón OAKA de Atenas. Este partido será retransmitido en directo por ETB-1 y Teledeporte.

Jon Narváez / Vitoria-Gasteiz

Lucha, sudor, estretegia... sí. Todo eso se ve en los partidos de baloncesto. Pero éste Panathinaikos – Tau Vitoria es mucho más que eso. Dos de los titanes europeos se enfrentan esta noche en el parqué del OAKA de Atenas para conseguir un puesto en la final ante Cska o Unicaja. Los corazones de sus aficionados se encogerán y comenzarán a palpitar con más fuerza que nunca, como si les fuera la vida en ello. No es para menos. Este noche de baloncesto la recordarán durante toda su vida ocurra lo que ocurra.

Aproximadamente 1200 seguidores vitorianos se han desplazado hasta la capital helena para ver si su equipo es capaz de levantar ese trofeo que persigue con tanto ansia. Esta es la tercera Final Four consecutiva que disputará el club presidido por Josean Kerejeta, a las que hay que añadir la Final de Euroliga perdida en el quinto partido frente a uno de los mejores equipos que ha habido en Europa, la Kinder de Bolonia del año 2001.

A la primera Final Four acudió el Tau Cerámica para vivir una experiencia, sin nada que perder. Derribaron al anfitrión y favorito, el Cska de Moscú y perdieron la final frente a su ‘coco’ particular, el Maccabi de Tel Aviv. Los israelíes fueron también verdugos del Baskonia el año pasado en una de las semifinales, cuando Perasovic llevaba a un equipo que había eliminado al propio Panathinaikos y aspiraba a algo más que hacer turismo. Este año, sin embargo, el conjunto vitoriano va decididamente a por el título. Afición, plantilla, entrenador... la mezcla es perfecta. Y la gigantesca entidad de los rivales engrandecería cualquier tipo de éxito baskonista.

Con todos los jugadores disponibles –finalmente parece que Tsartsaris podrá jugar- Maljkovic y Obradovic jugarán un papel fundamental a la hora de utilizar los más sofisticados artilugios de realizar el deporte de la canasta. El equipo verde cuenta en sus filas con el mejor defensor de la Euroliga y tal vez uno de los jugadores más polivalentes del continente, Dimitrios Diamantidis. Seguramente sea él quien se encargue de intentar parar precisamente al máximo anotador de la competición y ganador del Trofeo Alphonso Ford, Igor Rakocevic. Aunque también es probable que Zoran Planinic sufra su defensa, ya que las genialidades del croata preocupan bastante por la capital griega. Más nombres que engrandecerán el encuentro, aunque los sepamos de memoria, pueden ser los de dos auténticos dominadores de la zona y MVP’s, Luis Scola y Mike Batiste. Y para continuar con el lujo y la exquisitez baloncestística: Siskauskas, Prigioni, Becirovic, Splitter, Tomasevic, House... A uno se le llena la boca.

El Tau, eso sí, tiene un hecho que tal vez le favorezca, aunque sea psicológicamente. La vía griega siempre le ha sonreído desde el año 2001 en que llegara por primera vez a una final de la Euroliga. Peristeri, Olympiakos y Aek de Atenas fueron sus víctimas. El año pasado, le tocó sufrir el poderío azulgrana al propio equipo del trébol verde con el que se verá hoy las caras en los cuartos de final y, este mismo año, también en cuartos, de nuevo el Olympiakos del Pireo. La afición ateniense acudirá en masa para animar a su equipo, seguramente atemorizados por el rival. De continuar con la racha, en Grecia el nombre de Tau Vitoria acabará por sustituir en ese popular dicho de “que viene el Coco”.

Para este partido toda Vitoria se ha vestido con los colores azulgrana de su equipo y ha instalado unas pantallas gigantes en el centro de la ciudad para que, con los ánimos de toda la capital y de los 1200 desplazados, a la tercera sea la vencida. Sin miedo y dispuesta a ir a por todas, la afición vitoriana volverá a cantar eso de Jo ta ke, irabazi arte! -¡sin parar, hasta la victoria!-.

Noticias relacionadas

España salva el susto ante Letonia

Acaricia el billete para el Mundial

España vence a Australia (65-62) y llegará invicta a 'su' Mundial

Fin de semana de doble victoria

España ultima su puesta a punto antes de viajar a Kiev

Antes de volver a Madrid para jugar ante Letonia

España femenina cede ante Alemania en cuartos de final del Mundial de baloncesto en silla de ruedas

Derrota por 59-33

Scariolo podrá dirigir a España en las 'ventanas' pese a su contrato con Toronto

Garantiza su disponibilidad para la fase de clasificación para el Mundial 2019
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris