Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Carta al director   -   Sección:   Opinión

¿Qué más se puede pedir?

Remedios Falaguera
Remedios Falaguera
sábado, 5 de mayo de 2007, 10:51 h (CET)
Científicos de la Unidad de Reproducción Humana de Edimburgo han desarrollado una hormona que despierta el estimulo sexual en las mujeres a la vez que reduce el apetito.

Sin querer ofender las sensibilidades de algunos que de antemano les pido una disculpa por mi grosería, el slogan de este producto que preparan para la venta dentro de 3 años, podría ser: “Adelgace jodiendo”.O, este otro un poco más largo: “¿Quiere perder peso? Nosotros tenemos la solución. Con un polvo tres veces al día reducirá de 3 a 5 Kilos al mes”.

Tremendo, ¿no les parece?

Debemos estar muy mal, pero que muy mal, para necesitar una pastilla con la que satisfacer nuestra libido. Y eso sin contar que este tratamiento “sexuadelgazante” nos llevaría a “buscar presas” con las que probar nuevas sensaciones- por supuesto, sin restricción ni efectos secundarios- cuando, donde y con quien me apetezca en el momento .Un “aquí te pillo, aquí te mato” que no deja de degradar algo tan importante y maravilloso como son las relaciones sexuales y que nos llevaría en muchos casos a la lustración y desencanto de no haber conseguido lo esperado.
Creo que fue Freíd el que dijo que “para que la libido crezca hacen falta obstáculos….y que la necesidad sexual desciende desde el momento en que la satisfacción resulta fácil”.

Pues eso.

Mucho me temo que esta solución contranatura, artificial y rastrera de los juegos ingeniosos y necesarios en la fascinación y la conquista amorosa no van a solucionar las necesidades afectivas del consumidor.

Eso sin hablar del verdadero significado del acto sexual como parte de la entrega del amor conyugal.

Noticias relacionadas

El día de…

Nos faltan días en el año para dedicarlos a las distintas conmemoraciones y recordatorios

Como hamsters en jaula

​Hermanos: estaréis de acuerdo conmigo de que los acontecimientos políticos están pasando a una velocidad de vértigo

La revolución del afecto como primer efecto conciliador

Nuestro agobiante desconsuelo sólo se cura con un infinito consuelo, el del amor de amar amor correspondido, pues siempre es preferible quererse que ahorcarse

¿Qué se trae P. Sánchez con Cataluña?

Se dice que hay ocasiones en la que los árboles no nos dejan ver el bosque

¿Nuestros gobernantes nos sirven o les servimos?

Buscar la justicia, la paz y la concordia no estoy seguro de que sea al principal objetivo de los gobernantes
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris