Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Etiquetas:   Muy mal se nos tenía que dar   -   Sección:  

La afición de la Ponferradina, de Primera

Jorge Dargel
Jorge Dargel
sábado, 5 de mayo de 2007, 10:35 h (CET)
Este artículo no sólo viene como consecuencia de lo que pude comprobar in situ hace dos domingos en Valdebebas, sino de una trayectoria digna de mención. Me refiero al apoyo de una afición a su equipo, la Ponferradina, juegue su equipo en casa o fuera. En el pasado encuentro disputado en el estadio Alfredo Di Stéfano se congregaron casi un millar de seguidores bercianos, pero es que en otros partidos como contra el Salamanca o el Valladolid, se desplazaron más de dos mil aficionados de la Ponferradina.

El pasado choque liguero entre el Castilla y la Ponferradina tenía que ser una cita de igual a igual, entre dos equipos que se están jugando salir del descenso. Pero desgraciadamente y como se esperaba, se dieron otros factores poco éticos y poco deportivos, que beneficiaron sin duda al de casa. Como anunciaba en mi anterior columna, se pusieron menos de un centenar de entradas unas horas antes para presenciar este trascendental partido, cuando la demanda era muchísimo mayor, pero lo peor no fue eso, sino comprobar las numerosas localidades vacías que quedaron en el estadio durante todo el partido. De este modo, centenares de aficionados del Castilla y de la Ponferradina se quedaron sin poder entrar al campo.

Mis sospechas se hicieron certeras al ver estos hechos. El Castilla cedió setecientas entradas a la Ponferradina, pero no dio opción a poder comprar más. Entonces, ¿por qué había tantas calvas en el graderío? La respuesta es clara, mejor menos seguidores rivales que el estadio lleno. Los socios del Real Madrid entran gratis a los partidos del filial, pero, ¿se esperaba que los noventa mil llenaran el campo de tan sólo seis mil localidades? Además, el que no fuera socio del Madrid, pero sí aficionado del equipo blanco, no tuvo la posibilidad de adquirir una entrada para asistir al encuentro. Con esta artimaña el Castilla se aseguraba que el graderío fuese ampliamente `blanco´, aunque quedasen muchos asientos sin ocupar.

Así, el Castilla comenzaba el partido con una `pequeña´ ventaja respecto a su rival. Pero hago un paréntesis, ¿por qué no se disputó el encuentro en el Bernabéu dada la amplia demanda? Cada uno, que saque sus propias conclusiones. En lo deportivo, el equipo blanco también tuvo un empujón, ya que el uno a cero vino gracias a un muy dudoso penalti. La Ponferradina no perdió la cara en ningún momento, aunque en la segunda parte se vio ampliamente superado por el juego del Castilla, concluyendo el choque tres a uno a favor de los blancos.

Lo que sí fue reseñable, la afición del Bierzo, que no paró de animar a su equipo. Eran muchos menos en la grada, pero se hicieron de notar de lo lindo. A pesar del resultado, los cánticos de los seguidores bercianos no decayeron y dieron todo un ejemplo para todos. No hubo ningún incidente, únicamente las protestas de los del Bierzo al palco madridista, ya que algunos aficionados de la Ponferradina se subieron a una colina para ver de alguna manera el partido y fueron echados por la seguridad del club. Algo poco elogiable a un club que tiene que ser un caballero dentro y fuera de los estadios.

La marea de seguidores de la Ponferradina se fue decepcionada, primero por la treta de las entradas y luego, por el juego de su equipo. El descenso parece inminente, pero a pesar de que la Ponferradina baje a Segunda B, tiene una afición de Primera. De ilusiones se vive, así que aún nada está perdido y si el conjunto berciano sigue teniendo este apoyo, ¿por qué no va a lograr la permanencia? Ahora sólo falta que los jugadores respondan y consigan una remontada épica e histórica. Se subió a Segunda de manera agónica a falta de cinco minutos para el final, ¿por qué no se puede soñar de nuevo?

Noticias relacionadas

El lado golpista del Frente Guasu

Los seguidores del cura papá Fernando Lugo acusan de golpistas a varios entes, empresas y medios con los cuales siguen vinculados

Telecinco condenada por el Tribunal Supremo por realizar publicidad encubierta

Clemente Ferrer

Empecemos a soñar con Madrid 2020

Los votantes del COI tienen un sentimiento de deuda con la candidatura española

Se acabó la Liga escocesa

Habrá que acostumbrarse a ver como el dueto Madrid-Barcelona, nuevamente, lucha por ganar la próxima Liga, mientras que los demás juegan y pelean por la “otra liga”

¿Cristiano o Messi? Y tú ¿De quién eres?

María Xosé Martínez
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris